Artículos

METE-CRÍTICA | WandaVision, los EMMY y el destructivo amor por los superhéroes

La evolución del cine de superhéroes y los directores y las propuestas que lograron volverlo en redituables apuestas de nunca acabar en la cartelera anual, de esto y más habla el crítico Jesús Chavarría en su columna semanal

Hasta finales del siglo pasado, a menos que fueran protagonizadas por Batman o por Supermán, las películas de superhéroes no eran tomadas en serio en cuanto a producción, y mucho menos enfoque. Esto cambiaría radicalmente cuando algunos estudios adquirieron los derechos sobre diversos títulos de Marvel, e involucraron en sus proyectos a directores de propuesta, esos que buscaban darles un estilo propio y decir algo a través de ellos. Tal fue el caso de Bryan Singer y sus X-Men, Sam Raimi y su Spiderman, o el mismo Ang Lee con su incomprendida Hulk - 61%. Ellos serían los que al margen de la genial versión del ya mencionado Hombre Murciélago perpetrada por Christopher Nolan, cimentarían las bases para el boom de este tipo de cine que prácticamente se ha eternizado, gracias a la redituable apuesta que hizo Disney al convencionalizarlo todo dentro de un llamativo universo y dejar de lado a tales realizadores.

No dejes de leer: METE-CRÍTICA | Al corto lo que es del corto, y el cine para el autismo y la equidad

Así fue como lo que inicialmente parecía la oportunidad para que también llegaran al gran público, acercamientos más arriesgados o complejos con respecto a los sujetos con mallas, capas y habilidades extraordinarias, se diera a cuenta gotas. Solo hubo títulos aislados como la medianamente bien lograda Watchmen, Los Vigilantes - 65% de Zack Snyder y la irreverente Kick-Ass: un Superhéroe sin Superpoderes - 76% de Matthew Vaughn, o completamente alternativos como BrightBurn: El Hijo de La Oscuridad - 81% de David Yarovesky o Artik (2020) de Tom Botchii.

Afortunadamente la televisión y otras plataformas digitales levantaron la mano con producciones como la extravagante The Umbrella Academy - 67%, empujando así una afortunada tendencia, que el pasado fin de semana encontró otro de sus puntos más alentadores. Y es que mientras The Boys - 90% de Prime Video sigue sorprendiendo con su muy libre interpretación de la obra de Garth Ennis , quien sin piedad alguna utiliza a estos personajes para diseccionar la patología humana; en la entrega de los premios Emmy se levantaría Watchmen como una de las grandes ganadoras, miniserie de HBO que vuelve a explotar las implicaciones políticas y sociales de la ya mencionada franquicia creada por Alan Moore .

Continúa leyendo: Clichés que no queremos ver en las películas de superhéroes de la nueva década

Pero eso no fue todo, también llegó el nuevo avance de WandaVision, producción de Disney basada en el que sin duda es uno de los mejores cómics publicados por Marvel en la última década, y que al menos por lo que se pudo ver, promete alimentarse por completo del espíritu de esa irónica y escalofriante transgresión de los modelos familiares, planteada en las viñetas por Tom King -contando con el arte de Gabriel Hernández y Michael Walsh-, que además habla sobre la estigmatización, y reflexiona acerca de los límites entre lo humano y la inteligencia artificial. Habrá que ver qué tan lejos se permite llegar en este caso la “Casa del Ratón”, pero de que merece nuestra atención y es uno de sus estrenos más llamativos, de eso no hay duda.

Así pues, para todos aquellos que saben que los superhéroes son factibles a los más diversos e interesantes tratamientos, algo que lleva años haciéndose en los cómics con propuestas que van de Invincible de Robert Kirkman a Némesis de Mark Millar ; lo mejor parece que aún está por llegar. Además claro, de que al menos por otro buen rato, estos seguirán siendo los protagonistas de los muy disfrutables vehículos fílmicos de entretenimiento que ya se tienen más que ensayados.

También puede interesarte: METE CRÍTICA | Ese efecto colateral del cine de superhéroes que no llega

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos