Noticias

Familia asegura ser atormentada por una muñeca de Elsa poseída

Si creían que ya se habían salvado de los juguetes malditos, están muy equivocados.

Tal como salido de una película, resulta que sí hay algo muy malvado detrás de “las Frozen”, y no no hablamos de que los personajes sean homosexuales o de alguna loca teoría conspirativa de Disney y el diablo o los illuminati, sino de la historia que compartió una madre de familia en Houston sobre una supuesta muñeca de Elsa poseída que ha estado atormentando a sus miembros por casi un mes. Esto es lo que dijo sobre un juguete de la película.

No te pierdas: Muñecos malditos del cine

De acuerdo con el New York Post, la familia Macedonia, de Houston, Estados Unidos, compartió en redes sociales una publicación en la que contaba que una muñeca de Elsa, la protagonista de Frozen: Una Aventura Congelada - 89%, había estado actuando muy raro últimamente y parece tener vida propia, pues comenzó a funcionar sin que nadie apretara sus botones y tras varios intentos de tirarla a la basura, el juguete seguía apareciendo en su hogar.

Aunque el juguete fue adquirido desde 2013, cuando la cinta original se estrenó, pero dos años después, la muñeca, que habla cuando presionas un botón en su collar, dejó de recitar frases de la película en inglés y comenzó a alternar entre ese idioma y español. Esto no extrañó tanto a la familia, sino hasta que comenzaron a notar que hablaba sin que nadie la tocara y a veces pese a que tendía apretado el botón de apagado.

La muñeca de Elsa poseída, según la familia
La muñeca de Elsa poseída, según la familia

Antes de navidad, hace unas semanas, finalmente decidieron tirarla a la basura para hacer espacio a los nuevos juguetes, pero Emily Macedonia, la mamá, se desconcertó cuando la muñeca apareció de nuevo en uno de los cajones de un mueble en la sala. Al principio, ella y su esposo Mat pensaron que era una broma y que su hija quizá lo habría hecho aunque ella lo negó y le creyeron. Pero un segundo intento fracasó también.

Al volver a tirarla, la pusieron dentro de una bolsa en la que después se colocó otra bolsa de basura justo una noche antes de que el camión pasara por ella. El juguete de Elsa desapareció por dos semanas, pero luego su hija volvió a encontrarla en el patio. Macedonia afirma que es la de su hija y no otra por unas marcas que tiene en los brazos que ella le hizo con sus crayones al jugar. Parece que tenemos otra Annabelle por ahí.

Te recomendamos: Las mejores películas de terror según el público

Finalmente, algo desesperados, decidieron enviar la muñeca a un amigo que vive en otra ciudad y en un paquete sin remitente, para evitar al supuesto bromista. De acuerdo con la familia, cuando la pusieron en la caja antes de llevarla al correo, el juguete comenzó a reírse y no pasó por medio minuto. Hasta donde se sabe, el contacto de la familia en Minnesota la recibió y la ató con cinta adhesiva a un coche.

Así acabó la historia, por ahora, del juguete con Elsa no tan libre como quisiera. Si la historia les suena familiar, es porque es justamente la historia de Annabelle en El Conjuro - 86%, los muñecos diabólicos han sido siempre una obsesión, no sólo de Hollywood, sino también del público y varios relatos de este tipo han sido adaptados a la gran pantalla. Para mala suerte de este caso, difícilmente Disney dejaría usar al personaje en una película de ese tipo, así que habrá que conformarse con lo detallado por los Macedonia.

Continúa leyendo: Frozen 2: señora acusa a las protagonistas de ser lesbianas y se convierte en la burla de Internet

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos