Artículos

RESEÑA: Tod@s Caen | No, esta no es No manches Frida 3

Martha Higareda y Omar Chaparro regresan a la cartelera mexicana con un par de personajes que logran transmitir química y carisma al espectador

No cabe duda que la pareja actoral conformada por Martha Higareda y Omar Chaparro es un éxito en taquilla. Si ya de por sí los dos actores han demostrado su poder de convocatoria, ahora, después de la experiencia de las dos primeras No Manches Frida - 13% -en las que también compartieron protagónico-, seguro repetirán el éxito con su más reciente cinta Tod@s Caen - 75% (2019). La película vuelve a contar con Higareda como productora, y en esta ocasión una vez más también como guionista. No, esta no es No manches Frida 3.

Puede interesarte: Martha Higareda revela que también fue víctima de acoso sexual

La cinta nos presenta en primera instancia al arquitecto Adán (Omar Chaparro), un hombre que está a punto de tirarse de la ventana de su casa por un mal de amor. Uno de sus amigos le persuade, pero para Adán el dolor es demasiado, ¡tanto, que lo mejor es acabar con la vida misma! ¿Cuál es la historia de desamor que ha llevado a Adán a esta circunstancia? Él mismo nos lo va narrando. Galán consumado, lleno de tácticas para hacer que todas las mujeres a su alrededor caigan a sus pies, Adán cayó presa de un amor.

Del otro lado conocemos a la productora de televisión Mía (Martha Higareda), una mujer similar a Adán, solo que a diferencia de él, es ella quien busca desesperadamente al amor ideal. Sin embargo, con la misma energía con la que lo busca, sus esfuerzos se tropiezan de manera catastrófica. Cada galán que se le aparece en su vida es un cataclismo de proporciones descomunales. Habiendo fracasado en el amor, Mía se ha convertido en una experta en leer a los hombres. Y sí, a esos conocimientos desea sacarles provecho.

No dejes de leer: Altered Carbon ya tiene calificación en el Tomatómetro

Con ambos personajes hablando hacia la cámara a sus respectivos públicos, Tod@s Caen - 75%, dirigida por Ariel Winograd, es una comedia romántica que divertirá por igual tanto a mujeres como a hombres. Acompañando a los protagónicos están también un grupo de personajes que harán que más de uno se identifique con ellos. En la misma sintonía de películas como Cómo Perder a un Hombre en 10 Días - 42% (2003), Hitch: Especialista en seducción - 69% (2005) y hasta Angus, tangas y besos pegajosos (2008) y Loco Y Estúpido Amor - 78% (2011), entre otras, Tod@s caen ahonda en la serie de tácticas de ligue entre Adán y Mía para conquistarse el uno al otro. El reto es que caiga uno de los dos primero pero eso sí, sin enamorarse en el camino. En el trayecto las tácticas las compartirán con sus respectivos amigos, para así sacarnos una serie de risas que nos harán pasar un buen rato.

No dejes de leer: Como caído del cielo: primera imagen de Omar Chaparro como Pedro Infante

El carisma en pantalla entre Martha Higareda y Omar Chaparro es indiscutible. Los dos repiten de gran manera la química que nos hace conectar pronto con sus personajes. Si algo caracteriza a Chaparro, es su capacidad para ganarse pronto a las audiencias. Más allá de los comentarios negativos que le han llovido de parte de críticos y detractores, Omar Chaparro utiliza muy bien a su favor esa cualidad de ser a la vez un tipo común y también un hombre galán. Martha por su parte desde el guion escribe una serie de personajes -incluido el suyo- que se vuelven entrañables y realistas. Martha como siempre acapara cada escena en la que se le ve.

Entre los amigos de las dos figuras centrales, destacan los personajes de Mauricio Barrientos y Claudia Álvarez, quienes con una historia paralela terminan por ganarse a un público que les sentirá cercanos y entrañables. El carisma de Mauricio, también conocido como “el Diablito”, hace suyo de inmediato la inocencia de su personaje Toby. Sin tener tanto protagonismo, pero con intervenciones que complementan, Miri Higareda y Santiago Michel ejecutan bien sus papeles y suman a un grupo de personajes que es agradable de seguir a lo largo de la trama.

Continúa leyendo: Martha Higareda: de Altered Carbon y Vive por mí

Los problemas en Tod@s Caen - 75% terminan siendo más bien cinematográficos. La ejecución detrás de las cámaras se percibe un tanto descuidada. En la primera escena de la película, donde con ayuda de un dron observamos al personaje de Adán amenazar con su vida, vemos tambalearse un poco la cámara de modo que sin querer nos anticipa un poco el descuido en este apartado. La cinta pone poca atención en su resolución cinematográfica, y se nota sin un detalle que bien podría haber redondeado mejor la película.

También, al momento de editar, es posible encontrarnos con el hecho de que se fueron algunos elementos importantes, como por ejemplo haber aprovechado mejor una escena a las afueras de la ciudad, en donde en un abrir y cerrar de ojos los personajes principales viven la parte central de su historia de amor. A nivel personal, y sintiéndolo también un tanto fuera de lugar, el regresar al humor escatológico de No Manches Frida 2 - 0% no cabía en esta película; aún y cuando eso se remite a solo una escena en particular.

Fuera de lo anterior, y en general, Tod@s Caen - 75% cumplirá cabalmente con las expectativas de quienes vayan a verla. La comedia romántica funciona para hombres y mujeres por igual. Disfrutar de la montaña rusa de emociones de la historia de amor entre Adán y Mía, bien vale la pena el costo del boleto. Eso sí, y como todo mundo lo sabe, la decisión final la tendrán ustedes haciéndose notar en las taquillas de los cines. Si la ven, ¿la comentamos?

También puede interesarte: Las mejores películas mexicanas de la primera mitad de 2019

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos