Articulos

Por qué los remakes deben seguir existiendo

Aquí te explicaremos las razones por las cuales es necesario y deseable que los remakes sigan existiendo

Articulos

Por qué los remakes deben seguir existiendo

Aquí te explicaremos las razones por las cuales es necesario y deseable que los remakes sigan existiendo

POR Rafael J. Reynor -

Siempre que se anuncia un remake, la reacción de la mayoría es dar el grito en el cielo, o dicho de otra manera, ponerse como locos. Hace unos meses vimos a Internet estallar porque Diego Luna fue seleccionado para interpretar a Caracortada, en el remake de la película del mismo nombre de 1983, porque ¿¡cómo puede interpretar el papel que hizo inmortal Al Pacino!? Creer que las películas son objetos sagrados que no se deben alterar ni modificar ni una línea del guión original, es tan natural en los seres humanos como el rechazo al cambio. Lo hemos visto también con La Vigilante Del Futuro: Ghost In The Shell - 44%, que desde mucho antes de que se estrenara la película, cuando apenas se anunció que la protagonizaría Scarlett Johansson, medio mundo perdió la cabeza; lo mismo pasó con Ben Affleck al ser seleccionado para ser el nuevo Batman, Heath Ledger para interpretar al Joker y un largo etcétera.

También te puede interesar: METE CRÍTICA: La Vigilante Del Futuro: Ghost In The Shell, los prejuicios y lugares comunes

Sin embargo, que se hagan remakes no es malo, y aquí te diremos las razones:

Ayudan a que los estudios produzcan más películas originales

Si preferirías que en lugar de que se estuvieran produciendo remakes, los estudios apostaran por historias originales, los remakes son buenos para eso: al año se estrena una cantidad enorme de películas originales, que la mayoría de la gente no se toma la molestia de ver en el cine, si acaso cuando son nominadas al Óscar (si es que corren con esa suerte) y son reestrenadas; muchas de estas, la mayoría, son un fracaso en taquilla. ¿En qué benefician los remakes? En que los estudios que financian estos, también están produciendo películas originales, los remakes son autorizados y se siguen haciendo porque son un buen negocio, que permite a los estudios seguir haciendo películas originales que desafortunadamente la gran mayoría (probablemente incluyéndote a ti) no va a ver al cine. Además, si te molestan mucho los remakes la solución está a tu alcance, sólo ve a ver películas originales y listo.

Los remakes estimulan el interés por las películas y personajes originales

Con el paso del tiempo muchas películas (incluso algunas de culto) caen en el olvido, y sólo son recordadas y veneradas por los fans esparcidos alrededor del mundo. Cuando un remake es anunciado, el interés por la historia y los personajes de la película original se ve revitalizado, lo que lleva a que se hagan reediciones o remasterizaciones, e incluso reestrenos, como Ghost in the Shell - 96%, que difícilmente se hubiera reestrenado en cines si no es por el renovado interés que despertó el remake de Rupert Sanders.

El prejuicio contra los remakes pone en un pedestal todo lo pasado

El que una película trascienda a su propio tiempo y años o décadas (o siglos, aún está por verse) después siga siendo admirada y venerada, se puede deber a muchos factores, entre los cuales no está solamente la calidad. Las películas, igual que los libros, la música y muchas otras manifestaciones artísticas, reflejan la época en que son creadas, a veces captan de tal manera el espíritu de su década o de su siglo, que se convierten en verdaderos íconos, pero no necesariamente por ser obras perfectas, algunas incluso han trascendido por ser muy malas. La nostalgia y nuestra tendencia a dotar de “sacralidad” a ciertas películas, nos impide ver con objetividad el valor de estas; sin duda los clásicos se han ganado su lugar en la historia por muchas razones, pero eso no debería hacernos considerar los remakes y reboots como “herejías”.

Hay una gran cantidad de remakes que son buenos o incluso mejores que la película original

Muchas de las películas que hoy día son adoradas (como es el caso de Caracortada - 84%) son remakes, pero muchos de los que se quejan no lo saben. Cara Cortada - 100% es una película de 1932, que trata sobre el gánster Tony Camonte (basado en el verdadero Cara cortada: Al Capone), pero la mayoría lo reconocerá como Tony Montana, interpretado por Al Pacino en una película de 1983, donde ya no es italoamericano sino un cubano exiliado. Ahora será un mexicano interpretado por Diego Luna.

Si hacemos un ejercicio de imaginación, en una época sin Facebook y Twitter, podemos imaginar a dos personas quejándose de lo innecesario que es una nueva versión de Cara Cortada y la pésima idea de volverlo cubano.Y, si bien hay remakes que no logran alcanzar el impacto ni la calidad de la película original, hay otros casos en los que no sólo la alcanzan, sino que la superan, aquí les dejamos algunos ejemplos:

Ben-Hur - 88%

Película de 1959 de los géneros épico y dramático. Es una adaptación de la película muda de 1925, pero este remake con Charlton Heston es el que más ha calado en la cultura popular. En 2016 fuimos testigos de las mismas voces quejicas por el remake del remake de una película basada en un libro.

Cabo de Miedo - 76%

Dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Robert De Niro, es un remake del filme homónimo de 1962 y basado en la novela de 1957. Cuando menos igual de buena que la original.

La Cosa de Otro Mundo - 80%

Película de ciencia ficción y terror de 1982 dirigida por John Carpenter. Es un remake del film de Howard Hawks The Thing from Another World (1951). Ambas películas están basadas en la novela corta de John W. Campbell Jr. Who Goes There? Difícilmente alguien preferiría la primera versión de esta película.

King Kong (2005) - 84%

King Kong de Peter Jackson, remake del original King Kong - 98% de 1933, dio más profundidad a los personajes; añadió un valor sentimental (no confundir con romance) a la relación King Kong/Ann Darrow (Naomi Watts) e hizo un homenaje al cine y a El corazón de las tinieblas, libro de Joseph Conrad.

La Mosca - 91%

Película de 1986 dirigida por David Cronenberg, y protagonizada por Jeff Goldblum. Es un remake de la película de 1958 La Mosca - 95% dirigida por Kurt Neumann. Otro ejemplo de cómo la versión original no es necesariamente mejor.

Nosferatu El Vampiro - 94%

Esta película de 1979, dirigida por el alemán Werner Herzog y protagonizada por Klaus Kinski e Isabelle Adjani, es un remake de Nosferatu - 97% (1922) de F.W. Murnau. Sin quitarle su puesto como un clásico del cine a la original, esta versión desarrolla mejor las relaciones de los personajes e imprime la huella personal del director de una manera terrorífica, un clásico basado en otro clásico.

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos