Artículos

¿Qué es un cinemero y cómo diferenciarlo de un cinéfilo?

Si eres de los que no se pierden los estrenos de cine, ya sea en la pantalla grande o descargándolos de sitios piratas, podrías ser un cinemero

Al tratar de definir qué es un cinéfilo siempre se corre el riesgo de caer en generalizaciones, pero es necesario tratar de delimitar en la medida de lo posible el significado de las palabras, aunque el lenguaje esté en constante evolución. En años recientes ha comenzado a popularizarse un término que ni la Real Academia Española ni Wikipedia han reconocido, cinemero, y aquí trataremos de aclarar su significado.

También te puede interesar: Glosario para refutar el “plagio” fílmico

Cinemero es una palabra que se ha creado para englobar a ciertos amantes del cine que no son cinéfilos, pero que disfrutan mucho de ver películas. La diferencia fundamental entre un cinemero y un cinéfilo es que a este último le interesa conocer la historia del cine, es de mente abierta y disfruta de varios géneros, le gusta aprender sobre las disciplinas y áreas que se unen para dar vida a una película, como el guión, la fotografía, la música, las actuaciones y los efectos especiales, entre otras.

El cinemero es alguien que simplemente disfruta mucho de ver películas pero no tiene un interés por profundizar. Las experiencias que detonan el gusto por el cine pueden ser muy similares entre un cinemero y un cinéfilo, pero uno se conforma con ver películas como una afición y el otro lo toma tan en serio como un científico toma en serio su vocación, o como cualquier estudioso de las humanidades que se sumerge en la investigación de documentos y archivos con el fin de entender mejor lo que tanto le apasiona. Es lógico pensar que la mayoría de los cinéfilos fueron cinemeros primero, pero solo los que dieron el siguiente paso y no se conformaron con la afición.

Este artículo no tiene como finalidad atacar a los cinemeros, los cuales normalmente son personas decentes que no hacen ningún mal a nadie y ni siquiera buscan ser reconocidos como amantes del cine. No obstante, los cinemeros que más sobresalen son aquellos que hacen mucho ruido en las redes sociales y no es difícil imaginar por qué lo hacen.

También te recomendamos: Películas que fracasaron en taquilla pero se volvieron de culto

A pesar de que la RAE no ha reconocido el término cinemero, éste proviene de cinema (cine) acompañada del sufijo ero, que en este caso significa “aficionado a”. En la siguiente lista plasmamos algunos rasgos que revelan no solo a un cinemero, sino a los más escandalosos en las redes sociales, aquellos que se sienten ofendidos porque los cinéfilos no los consideran cinéfilos y por eso han adoptado una postura contraria a la del cinéfilo pretencioso, la del cinemero pretencioso que cree que su ignorancia y estrechez mental es motivo de orgullo.

Dice que el cine de arte es aburrido pero nunca ha visto una película "de arte"

Un clásico de los cinemeros es que odian el cine "de arte" y dicen que es aburrido. Con "cine de arte" pueden englobar desde las producciones clásicas de Hollywood en blanco y negro hasta las producciones independientes que triunfan en festivales, básicamente todo el cine que no es de Estados Unidos o que no se ciñe a las fórmulas de Hollywood; pero lo cierto es que nunca se han sentado a ver una película "de arte", y si lo hacen, están tan cargados de prejuicios y tan condicionados por la maquinaria hollywoodense que son incapaces de disfrutarla, entenderla o terminarla.

Defiende malas películas diciendo que el cine es para entretener

Si alguien señala los escasos valores de producción, una trama incoherente, poco desarrollo de personajes, mala edición y otros defectos en una película popular, el cinemero suele ser incapaz de refutar dichas críticas, pero al verse acorralado usa su mejor carta, decir que el cine se hizo para entretener y no para pensar. Así es como bodrios realmente lamentables son defendidos por cinemeros. La misma lógica es la que usan al ver una película “de arte”, la juzgan como aburrida porque quiere hacer pensar al público, y el cine solo se hizo para entretener y nada más.

También lee: Escenas de películas famosas de superhéroes que dan pena ajena

Dice que no puedes criticar una película si tú no la hiciste

Además de decir que el cine se hizo para entretener y no para hacer pensar (como si eso justificara la mala calidad), cuando se sienten atacados porque se señalan los defectos de una película o saga cinematográfica que aman, dicen que no puedes criticar algo si tú mismo no lo haces. Siguiendo esta lógica solo los directores de cine podrían criticar las películas, solo los músicos podrían criticar la música y solo los pintores podrían criticar la pintura. La realidad es que cualquiera tiene derecho a criticar, solo que la validez de los argumentos que se utilicen es muy importante para que se trate de una crítica verdadera y no solo de una opinión sin fundamento.

No le interesan las películas del pasado

El cinemero cree que el cine del pasado no vale la pena verse, para él lo único bueno es lo que se produce en el presente (o desde que tiene memoria). Suele creer que las películas viejas son malas porque los efectos especiales no eran tan buenos como los de ahora, y porta con orgullo su ignorancia y su desdén de la historia del cine.

Critica los “remakes innecesarios” pero nunca se los pierde

Así como un cinemero puede despreciar todo lo hecho en el pasado, también puede quejarse porque en el presente ya no hay imaginación y todos los estrenos son remakes, reboots, secuelas y precuelas, pero cuando va al cine, indefectiblemente elige esos remakes, reboots, secuelas y precuelas, dejando de lado todas las propuestas originales y no tan comerciales que pasan desapercibidas en la cartelera.

Es fanático de Marvel y casi cualquier franquicia de moda

Para el cinemero lo mejor siempre es lo que está de moda, ya sea Transformers, Rápidos y Furiosos, Los Juegos del Hambre o el Universo Cinematográfico de Marvel. Según él, películas como Avengers: Infinity War - 79% y Avengers: Endgame - 95% son obras maestras del séptimo arte y merecen ganar todos los Óscares y el reconocimiento que obtuvo El Señor de los Anillos - El Retorno del Rey - 94%.

No te pierdas: Por qué el Universo Cinematográfico de Marvel no es tan bueno como crees

Se la pasa diciendo que los cinéfilos son pretenciosos

Si hay algo que disfruta un cinemero por encima de todo es desahogar su frustración en las redes sociales, pues cree que él pertenece a un 1% de personas honestas y nada pretenciosas, discriminadas por un 99% de cinéfilos pretenciosos que son fanáticos de Stanley Kubrick, Quentin Tarantino y Lars von Trier y que solo ven cine checoslovaco en blanco y negro. Pero lo que un cinemero considera más pretensioso en todo el mundo es ver una película en su idioma original con subtítulos.

No te vayas sin leer: Referencias de Avengers: Infinity War y Avengers: Endgame que solo la gente culta entiende

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos