Artículos

Contagio: cómo la película predijo la pandemia por coronavirus

La psicosis desatada por el coronavirus ha hecho que muchos regresen a ver la película de 2011 que narra la historia de una pandemia en tiempos modernos

Un virus capaz de matar a millones de personas se expande por todo el mundo mientras la humanidad se hunde en la desesperación y espera que algún científico encuentre una cura pronto. Suena muy similar a lo que se está viviendo en 2020, pero en realidad es la trama de Contagio - 84%, película que dirigió Steven Soderbergh y se estrenó en cines en 2011. Aunque cada vez se asemeja menos a un asunto de ficción, resulta escalofriante lo parecida que es esta propuesta cinematográfica a un mundo en el que el coronavirus ha ocasionado pánico mundial.

No te lo pierdas: Las películas más inquietantes sobre epidemias, plagas y enfermedades

La psicosis que se desató tras la aparición del virus, mejor conocido COVID-19, provocó que muchos hicieran un repaso por la cultura popular y sobre todo por las películas que tienen que ver con enfermedades o catástrofes sanitarias de todo tipo. Esto ha ocasionado que muchos vuelvan a ver (o descubran) una película de hace casi una década por su título, para luego descubrir que todo es una curiosa coincidencia una vez que el espectador se sumerge en el relato En Contagio, el villano es silencioso y mortal: es un virus nuevo que se propaga rápidamente por todo el globo terráqueo y deja muertos a su paso.

Todo comienza cuando luego de regresar de un viaje de negocios en Hong Kong, Elizabeth Emhoff (Gwyneth Paltrow) colapsa. Su esposo Mitch Emhoff (Matt Damon) la lleva al hospital, donde ella muere y su deceso es considerado como una muerte de causa desconocida. En cuanto Mitch regresa a casa, descubre que su hijastro Clark ha muerto en las mismas circunstancias; por este motivo Mitch es puesto en cuarentena y luego es liberado cuando se confirma que es inmune a lo que sea que mató a sus seres queridos. Mientras tanto, en Atlanta se encuentran representantes del Departamento de Seguridad Nacional que buscan ponerse en contacto con el doctor Ellis Cheever (Laurence Fishburne), que trabaja en el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, con la intención de averiguar si el virus es en realidad un arma biológica enviada para causar terror en el país. Lo que se descubre es que el virus lleva a estos científicos a Elizabeth, la primera persona que el espectador aprendió que llevaba el virus.

Dentro de la ficción se descubre que el virus parece propagarse a través del estornudo y la tos, mientras las partículas que quedan flotando aterrizan en sitios como botones de elevadores o pasamanos, que luego infectan a la gente que ha estado en contacto con estas cuando se tocan la cara. Para detenerlo, lo primero que sugiere uno de los protagonistas es determinar el nivel de contagio; lo alarmante es cuando se llega a la conclusión de que “cualquiera con una boca, nariz y manos” podría llegar a infectarse.

Te recomendamos: Director de Contagio dice que el coronavirus es peor de lo que él imaginó

Años después, el coronavirus ha llegado a más de 130 mil personas, de las cuales han muerto casi 5 mil, de acuerdo con datos oficiales compartidos por The New York Times. Para el momento en el que se encuentra una vacuna en la película, han muerto 2.5 millones de personas en Estados Unidos y 26 millones en todo el mundo. Y a pesar de que otras películas y libros también han ganado nueva popularidad, ninguna ha logrado lo de Contagio en estos momentos, porque es la única producción que ha conseguido predecir la situación de la forma más exacta.

La pregunta es ¿cómo pudo un director predecirlo? y la respuesta está en su escritor. Scott Z. Burns , único responsable por el guión de la película que dirigió Soderbergh pasó meses investigando a fondo las pandemias y reclutó a algunos de los mejores médicos especialistas en epidemiología para poder desarrollar una historia con una trama muy verosímil y apegada de la mayor forma posible a la realidad de un caso de ese tipo. Burns declaró a Los Angeles Times que todos los epidemiólogos, sin excepción, le dijeron que no era cuestión de que si habría o no una pandemia en el futuro, sino que era cuestión de cuándo iba a ocurrir.

Antes del rodaje, los actores de Contagio habían sido entrenados por meses para poder dar interpretaciones exactas de sus papeles, ya que la mayoría de ellos se convirtieron en científicos, doctores y oficiales de temas relacionados con la salud. Pero la exactitud del filme es tal que parece más un documental, y eso ha hecho que las personas se la tomen más en serio de lo que deberían. Algunos creen que el número de muertos en la ficción es algo que podría ocurrir en la realidad, y consideran que se está ocultando información a la gente sobre el virus y que las cifras están maquilladas.

No te lo pierdas: Bloodshot: Vin Diesel no le teme al coronavirus y asegura que el mundo necesita películas hoy más que nunca

Eso es algo que está sucediendo y solo hay que acercarse a las redes sociales. Las teorías de conspiración fueron adelantadas por la película, así como la paranoia. Scott Z. Burns contó que para escribir el largometraje se inspiró en su padre, quien siempre tenía miedo ante la posibilidad de que una gripe aviar se pueda convertir en una pandemia en los humanos. El virus ficticio, denominado como MEV-1, surge de un murciélago, pasa a un cerdo y llega una persona. Esta es la manera en la que al menos el 75 por ciento de las nuevas enfermedades que saltan de los animales a los humanos aparecen. Sucedió con el ébola, el HIV y el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) y continúa con el COVID-19.

En la película se denota que parte de la responsabilidad en la velocidad de la propagación del virus la tiene la destrucción del hábitat de los animales y la deforestación. No hay que investigar mucho en la vida real para saber que el humano llegó a esa etapa hace mucho tiempo, y en el caso de la ficción derrumbar árboles que funcionaban como hogar para los murciélagos fue lo que ocasionó todo. Que luego el virus viaje rápidamente de Hong Kong a Mineápolis, solo representa lo fácil que una enfermedad puede convertirse en pandemia, y lo difícil que puede ser contenerla.



El entretenimiento puro nunca fue del todo la razón por la que Contagio existe, y lo demuestra toda la preparación detrás de ella. La investigación fue el arma secreta con la que la película consigue predecir lo que sucede en la actualidad, pero cabe destacar que el doctor Ian Lipkin también es responsable. Él trabaja como profesor de epidemiología en la Universidad de Columbia y fue la persona encargada de entrenar a Kate Winslet y Jennifer Ehle, quien interpreta a la científica que desarrolla la vacuna. Ambas recibieron un exhaustivo entrenamiento en su laboratorio en Columbia y él asesoró a los realizadores hasta en los sonidos de los laboratorios ficticios para que sean iguales a uno real.

Burns también predijo que una pandemia en el mundo moderno iba a ser la causa del miedo, paranoia y desconfianza colectiva hacia los gobiernos, y así como muchos se cuestionan lo que estos organismos pueden estar ocultando a sus habitantes a través de blogs o redes sociales, el personaje interpretado por Jude Law llevó esa parte. Como periodista freelance, fue quien cuestionó los motivos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, donde gana seguidores al hablar de teorías sobre supuestas vacunas y sacar provecho de la cantidad de muertes.

A pesar de todas estas predicciones, podemos decir que Contagio - 84% podría ser también la causa de un mayor cuidado en la higiene de las personas, pero también es uno de los motivos por el que muchos sienten aún más miedo ante la situación. La película ilustra la desinformación y la forma en que la gente puede cambiar su comportamiento ante las circunstancias. Quizás sirva, a largo plazo, para que nos demos cuenta que para poder salir de esta nos necesitamos unos a otros, aunque es poco probable que suceda. Después de todo, el propio eslogan del filme señala que nada se expande más rápido que el medio.

Continúa leyendo: Todas las películas y series afectadas por el coronavirus

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos