Artículos

RESEÑA: Mentada de Padre | Como si fuera en la radio

La nostalgia por la radio se explora en esta comedia mexicana dirigida por Mark Alazraki y Fernando Rovzar

¿El lugar? México. ¿El año? 1940. Don Lauro Márquez Castillo (Héctor Suárez), uno de los hombres más exitosos del país, radica su poder en la influyente industria de la radio mexicana. Sin embargo, y como todos sin importar la posición social, Don Lauro tiene ya sus días contados: está por morir. El dueño de la importante radiodifusora XCW –referencia obvia a “la voz de la América Latina”– tiene entonces la gran responsabilidad de heredar el fruto de su trabajo a sus hijos. ¿El problema? Éstos son a sus ojos una auténtica decepción: son unos verdaderos inútiles.

Puede interesarte: Mentada de Padre ya tiene calificación de la crítica

Bajo la producción de tres de las más importantes productoras del país –Lemon Films, Alazraki Films y Traziende Films-, llegó este viernes 16 de agosto la comedia Mentada de Padre - 80%. La película es protagonizada por Héctor Suárez, Osvaldo Benavides, Mauricio Barrientos “El Diablito”, Antonio Gaona y Mauricio Isaac; y es dirigida por la dupla de realizadores Fernando Rovzar y Mark Alazraki.

Desde el inicio de la película la nostalgia nos queda presente. La radio, o lo que era la radio en sus inicios en nuestro país, nos invade sonoramente para involucrarnos en el universo en el que se desarrolla la trama. Así se nos coloca en un tiempo y espacio donde el mandamás es Don Lauro, interpretado por un muy divertido Héctor Suárez, y quien desde el inicio nos atrapa. ¿El humor? Negro, lleno de referencias y paródico.

La cinta arranca con gran ritmo. Llena de humor, gracias de inicio a la presencia del mencionado Héctor Suárez, Mentada de Padre - 80% se nos anticipa como una cinta tremendamente divertida. Lamentablemente, y hacia la mitad de la película, ésta no termina por sostenerse en gran parte por el elenco que termina cargando con la trama. Sin que éste sea un estropeo, pues el avance de la cinta así nos lo revela, Don Lauro no sobrevive dejándonos así también en la orfandad cómica de los demás personajes.

Osvaldo Benavides interpreta a Fausto, un mal logrado hombre de teatro; Antonio Gaona es Abel, un frustrado explorador; Mauricio Barrientos “El Diablito” es Iker, un seguidor poco coherente del comunismo; y finalmente Mauricio Isaac es Tadeo, un pseudo jugador de jai alai. ¿El más divertido? Probablemente “El Diablito”, quien de cualquier modo no logra sostener una película donde los personajes terminan siendo un tanto monótonos, y por lo mismo, no tan simpáticos.

No dejes de leer: La Balada de Hugo Sánchez ya tiene primeras críticas

El enredo es ingenioso, eso sí. Un reality show transmitido vía la XCW, será el campo de batalla para que los cuatro hermanos Márquez Castillo se disputen la jugosa herencia de su padre. Con distintas dinámicas, y poniendo a prueba sus distintas personalidades, los hermanos irán descubriendo a la vez no solo detalles sobre sí mismos, sino también los oscuros secretos que se han guardado en la familia.

Sin embargo, reitero, al momento de irse desenredando el conflicto de la película, éste poco o nada nos interesa. Existe tan poca empatía con los personajes, que lamentablemente y a pesar del ingenio con el que se desarrolla el mencionado show de “realidad radiofónica”, el desenlace poco o nada nos interesa.

Continúa leyendo: Cuarón, Iñárritu, Gary Alazraki y Gael García protestan por la elección del presidente de la Sociedad Mexicana de Directores

¿Aciertos? Además de la breve pero divertida presencia de Héctor Suárez, sumaría el jugueteo y homenaje que se le hace a la radio mexicana en sus inicios. La música juega un tremendo papel que sin duda hará a más de uno acudir a los archivos sonoros de la música del México de ayer, y también al de hoy. Música nueva se inserta de manera precisa en una cinta donde el ambiente sonoro predomina. También destacaría el aspecto visual. La locación principal, una impresionante hacienda en el estado de Querétaro, funge como el escenario de la competencia entre los hermanos Márquez Castillo. Sencillo, pero lucidor, el diseño de arte nos hace imaginarnos que en efecto nos encontramos en los años 40 en nuestro país.

No dejes pasar: 5 problemas del cine mexicano moderno

Al final Mentada de Padre - 80% puede terminar siendo una película entretenida, pero no más. La ambición de crear una comedia que trascienda se topa lamentablemente con un elenco que no termina por sostener el interés en la trama. La cinta no resulta en un desastre, y seguramente gustará entre quienes están cansados de la clásica fórmula de la comedia romántica; sin embargo, y por los primeros minutos de la película, nos queda esa sensación de que ésta pudo haber aspirado a más, pero al final se quedó ahí.

Como siempre, y esperando sus comentarios, el comentario final terminará siendo el suyo reflejándose en la taquilla. ¿Nos comparten sus impresiones?

También puede interesarte: Las mejores películas mexicanas de la primera mitad de 2019

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos