Artículos

Oscar 2019: las mentiras de las películas "basadas en hechos reales" nominadas de este año

¿Cuánta realidad hay en las películas "basadas en hechos reales"? Aquí les contaremos sobre las nominadas al Oscar de este año para que no se fíen de lo que ven en pantalla

Artículos

Oscar 2019: las mentiras de las películas "basadas en hechos reales" nominadas de este año

¿Cuánta realidad hay en las películas "basadas en hechos reales"? Aquí les contaremos sobre las nominadas al Oscar de este año para que no se fíen de lo que ven en pantalla

POR Rafael A. Piña -

Gran parte del cine que llega a la pantalla grande cada año está basado en libros, obras de teatro, cómics y “hechos reales”. Aunque los mismos historiadores comprenden lo difícil que es reconstruir el pasado con exactitud, las películas especialmente tienden a distorsionar los hechos conocidos para que no solo sean la reconstrucción del pasado sino historias que atrapen al espectador y lo conmuevan. Este año entre las nominadas al Óscar hay varios casos donde los historiadores y críticos han señalado muchas imprecisiones importantes.

También te puede interesar: Óscar 2019: películas nominadas a Mejor Película según la crítica y el público

Entre las cintas nominadas al Óscar también hay un par que no han sido criticadas por sus imprecisiones históricas: Roma - 99% y Guerra Fría - 98%, ambas basadas en las historias familiares de sus realizadores: Alfonso Cuarón y Pawel Pawlikowski respectivamente. Las dos compiten en la categoría de Mejor Película Extranjera.

Numerosos ejemplos a lo largo de la historia del cine dejan en claro que el impacto de una película en su tiempo, su trascendencia y su valor artístico son independientes de la fidelidad a la historia; desde grandes cineastas como Sergei M. Eisenstein hasta directores irregulares como Mel Gibson, han alterado a su conveniencia lo que les parecía mejor para sus obras y han hecho a un lado el rigor histórico. Esto saca de sus casillas a los historiadores pero al público no debería causarle tanta molestia siempre y cuando aprenda a diferenciar la ficción de la realidad y no quiera basar sus conocimientos sobre historia solamente en lo que ve en pantalla.



La Favorita - 100%

La Favorita, de Yorgos Lanthimos, cuenta lo que sucedió el reinado de la Reina Ana de Gran Bretaña, la última monarca de La Casa de Estuardo. Tal como ya mencionamos, un artista puede tomar la historia y modificarla a su conveniencia, y de eso está muy conciente el realizador de La Favorita, quien dijo a The Hollywood Reporter durante la premiere en el Festival de Cine de Nueva York: “Algunas cosas en la película son correctas [históricamente] y muchas otras no lo son”. Hannah Greig, asesora histórica en La Favorita, declaró (vía History Extra) que la Reina Ana nunca tuvo 17 conejos en su habitación, pues en ese tiempo eran considerados comida y una plaga.

También te recomendamos: Óscar 2019: llegan los pósters honestos de la edición 91

Otro detalle de la cinta que no coincide con la información que se tiene sobre el personaje histórico es que la Reina no era lesbiana; la historiadora Anne Somerset, autora de Queen Anne: The Politics of Passion (vía EW) dijo que Ana era una devota religiosa de la iglesia anglicana y también devota a su marido, quien todavía vivía en la época que sucede lo retratado en La Favorita.

Las Dos Reinas - 93%

Este filme nos habla sobre el intento de Mary Stuart por derrocar a su prima Elizabeth I, la reina de Inglaterra, pero se dio algunas libertades que molestaron al historiador británico Simon Schama, quien realizó junto a la cineasta Clare Beavan una serie documental titulada A History of Britain. En su Twitter escribió:

Para Clare Beavan y para mí, todo el drama de Elizabeth y Mary radica en el hecho de que nunca se conocieron: la película desechó eso.

Un artículo en Slate remarcó también ese punto en el que la película se aleja de la historia principalmente, al añadir un encuentro secreto entre Elizabeth y Mary, aunque no es la primera vez que se dramatiza ese encuentro, pues ya en 1801 había sido imaginado, pero en la realidad ellas nunca se vieron cara a cara.

También lee: Roma, Nace Una Estrella, Pantera Negra: lean los guiones de películas contendientes al Óscar 2019

El Primer Hombre en la Luna - 90%

El Primer Hombre en la Luna, basada en la vida de Neil Armstrong, específicamente en la biografía First Man: The Life of Neil A. Armstrong, de James R. Hansen , es muy precisa históricamente, así lo destaca el sitio Hollywood vs History, a pesar de las quejas del presidente Donald Trump y otros estadounidenses por omitir la escena donde los astronautas plantan la bandera de Estados Unidos en la Luna.

Una de las pocas escenas que el sitio señala como inventada, pues no hay pruebas de que sucediera realmente, es cuando el protagonista arroja la pulsera de su hija muerta a un cráter en la Luna, pero el guionista Josh Singer contó a The Wrap que eso provino del libro de James R. Hansen, quien a través de entrevistas e investigación dedujo que Armstrong había dejado ese objeto.

No te pierdas: El Primer Hombre en la Luna | Un introspectivo viaje a la Luna

El Infiltrado del KKKlan - 85%

El Infiltrado del KKKlan trata sobre las memorias de Ronell Eugene Stallworth, un expolicía afroamericano que se infiltró en el Ku Klux Klan a finales de los 70. El músico y cineasta Boots Riley, mejor conocido por su película Sorry to Bother You - 90%, publicó en Twitter una extensa crítica a la cinta dirigida por Spike Lee por su imprecisión histórica:

El verdadero Ron Stallworth se infiltró en una organización radical durante tres años (no solo por un evento, como la película retrata) donde se dedicó a lo que todos los documentos del Programa de Contrainteligencia del FBI, encontrados a través de la ley de libertad de información, nos dicen que hizo: Sabotear una organización radical negra cuyo propósito tenía que ver con luchar contra la opresión racista. Que Spike hiciera una película donde los puntos de la historia son fabricados para hacer que un policía negro y sus contrapartes se vean como aliados en la lucha contra el racismo es realmente decepcionante, por decirlo suavemente. Ron Stallworth es el villano.

Green Book: Una Amistad sin Fronteras - 80%

Green Book, basada en la supuesta relación de amistad del pianista afroamericano Don Shirley y su guardaespaldas y chofer italoamericano Tony Vallelonga, narra cómo estos dos se adentran en el racista sur de Estados Unidos por una gira musical de Shirley. A pesar de que esta producción tuvo una muy buena acogida entre el público, ha recibido críticas de la familia del músico; su hermano, por ejemplo, llamó a Green Book “una sinfonía de mentiras”, por enfocarse en la perspectiva del protagonista blanco a expensas del personaje negro. Alex von Tunzelmann la describió en The Guardian con estas palabras:

Green Book es una película diseñada para calentar los testículos de la audiencia blanca liberal que quiere sentirse bien por no ser racista.

También te puede interesar: Green Book | Un toque de comedia para aligerar el drama del racismo

El Vicepresidente: Más Allá del Poder - 69%

Biopic sobre la vida de Dick Cheney, vicepresidente de George W. Bush durante su mandato como presidente de los Estados Unidos. A pesar de que ha obtenido más críticas positivas que negativas y el actor Christian Bale es reconocido por su actuación, el periodista Fred Kaplan hizo algunos señalamientos sobre las imprecisiones históricas de El Vicepresidente: Más Allá del Poder, especialmente aquellas referentes a lo que motivaba al protagonista.

Kaplan asegura que la ambición política de Cheney iba (literalmente) más allá del poder como lo retrata la cinta, pues allí lo ponen como un hombre sin escrúpulos que no cree en nada más que en el poder; pero él era más que eso, era alguien profundamente conservador, y su apoyo a la invasión a Irak no solo estaba motivado por sus lazos con compañías petroleras.

Parte del problema aquí es que, con algunas excepciones, los personajes de Vice son interpretados como caricaturas unidimensionales.

Bohemian Rhapsody: La Historia de Freddie Mercury - 51%

La historia sobre el legendario Freddie Mercury y la banda de rock Queen fue todo un éxito en taquilla, pero la crítica no fue tan amable como el público; Mike Ryan escribió: “Nunca he visto una película distorsionar sus hechos de una manera tan severa”. Varios momentos de Bohemian Rhapsody contrastan con lo que dicen las biografías sobre el cantante y sobre la agrupación, por ejemplo en el filme Mercury conoce a Roger Taylor y Brian May cuando va a una presentación de su banda y los persigue para proponer unírseles, pero eso no es cierto, pues ya se conocían con anterioridad aunque no le veían mucho futuro a Freddie por tímido y fue hasta que lo vieron cantar cuando cambiaron de parecer.

El personaje de Mike Myers, quien en la ficción es un ejecutivo discográfico llamado Ray Foster que está en contra de que se lance el sencillo “Bohemian Rhapsody”, no existió, representa a varias personas que dudaban que el tema no lograra convertirse en un éxito.

El antagonista de la cinta es el asistente personal de Freddie, Paul Brenter, quien es retratado como una mala influencia que intentaba separar al cantante del resto de la banda, pero en la vida real fue despedido por una fiesta que realizó y que destrozó la casa de Mercury.

Finalmente el secreto de que el icono musical tenía SIDA no fue revelado a todos los miembros de Queen hasta cuando él decidió hacerlo público al resto del mundo; el primero en saber el secreto fue su pareja Jim Hutton, a quien Mercury también conoció de forma diferente a como aparece en Bohemian Rhapsody.

Para más información al respecto te recomendamos: Bohemian Rhapsody: ¿qué es realidad y qué es ficción?

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos