Artículos

Secuelas que tardaron una o más décadas en llegar al cine

Las películas que dieron pie a estas secuelas llegaron varias décadas antes al cine, pero nunca es tarde para que Hollywood ponga sus manos en propiedades que pueden ser un gran éxito al volver a la pantalla.

En el mundo del cine, continuar una historia desde la última vez que la dejaste puede ser bastante difícil. Recientemente, las franquicias nos han acostumbrado a esperar dos años para una secuela, y allí ya necesitamos volver a ver la película anterior para ponernos al día antes de seguir. Sin embargo, es imposible recordar con tantos detalles una película que llegó a cines hace 10, 20 o hasta 50 años antes que la secuela que está por estrenarse y en este caso, si hay alguien que sabe cómo se mueve la industria, o para qué lado mover el negocio del cine con sus propias manos, es Hollywood.

No te lo pierdas: Secuelas que superaron a la original

Son justamente sus ejecutivos quienes aman la posibilidad de una secuela y se aferran al contenido que demostró ser un éxito y tiene potencial para desarrollar continuaciones o historias separadas en base a alguno de los personajes que gustaron al público. Los que están allí son quienes se han encargado también de revivir un sin número de títulos con secuelas que se han lanzado “tarde” en las salas de cine. Solo entre 2020 y 2021 títulos como Bad Boys para Siempre - 87% (25 años después de Dos Policías Rebeldes - 43% y 17 después de Dos Policías Rebeldes 2 - 23%), Un príncipe en Nueva York 2 - 55% (33 años después de Un príncipe en Nueva York - 71%), y Bill & Ted, salvando el universo - 88% (31 años después de La Magnifica Aventura de Bill & Ted - 79%) se han acercado a la pantalla grande.

El número de secuelas/revivals seguirá en aumento, incluyendo las películas que por la pandemia se retrasaron, puesto que esta tendencia representa una gran oportunidad para que los estudios puedan generar una gran cantidad de dinero sin que realmente importe lo que diga la crítica; después de todo la nostalgia puede mucho más que la opinión en este caso, aunque en otros sí influye. Hay muchas generaciones a las que “complacer”, y aún así, la inexorable marcha del tiempo nunca ha impedido que Hollywood vuelva a visitar una pieza de propiedad intelectual agradable y potencialmente rentable, como demuestran fácilmente los ejemplos que hemos seleccionado.

Blade Runner 2049 - 88%

El clásico de ciencia ficción de 1982 de Ridley Scott, Blade Runner - 90%, fue ignorado en gran medida por el público y a la crítica no le hizo mucha gracia, solo para convertirse en un clásico de culto de gran influencia durante los próximos años gracias a sus temas genuinos de ciencia ficción y su visual indeleble. Tres décadas después y los rumores de una secuela finalmente se hicieron realidad. Blade Runner 2049, producida por Scott y dirigida por Denis Villeneuve, llegó 35 años después cuando los superhéroes dominan la taquilla y fue nuevamente ignorada por un gran parte del público, pero esta vez acogida calurosamente por los críticos.

Te recomendamos: 10 secuelas que fueron exitosas con otros directores

Día de la Independencia: Contraataque - 31%

Cuando Día de la Independencia - 60% llegó a los cines en 1996, la película de invasión alienígena secuestró más de 800 millones de dólares en taquilla. Una secuela debería haber sido el siguiente paso obvio, pero a pesar de que se habló de un seguimiento ya en 2002, la nave nodriza alienígena tardó mucho tiempo en regresar a la Tierra; de hecho, dos décadas completas. Desafortunadamente, a la segunda película le faltaban dos cosas importantes: Will Smith y el público. La película fue un fracaso, y es muy probable que estos extraterrestres malvados no regresen pronto a la pantalla.

Doctor Sueño - 79%

Publicada originalmente en 1977, la novela The Shining de Stephen King , uno de sus primeros best-sellers y también una de sus obras favoritas. El libro fue adaptado en 1980 por Stanley Kubrick, y aunque hoy en día pocas personas cuestionan que la película de Kubrick sea una obra maestra del terror, uno de los principales críticos es precisamente el autor del libro a quien nunca le gustaron las libertades tomadas por el cineasta. El novelista pasó décadas con este enfado, y en 2013 publicó Doctor Sleep como una secuela directa de The Shining. Este segundo libro también se convirtió en una película en 2019, con Ewan McGregor interpretando una versión adulta de Danny Torrance, originalmente un niño pequeño en la primera novela.

Fantasía 2000 - 82%

En 1940, Walt Disney lanzó Fantasía - 96%, una antología creada para introducir a los niños en el mundo de la música clásica. La película no fue bien recibida en la década de 1940, per se convirtió en un clásico a lo largo de los años. En 1990, Disney la relanzó y fue un gran éxito. Eso dio luz verde a Fantasía 2000, que es un caso controvertido: algunas fuentes ven la película como una secuela directa y otras como un remake. El título provisional era Fantasia Continued, es decir una secuela. Lanzado en 1999, casi 60 años después del original, tiene nuevos segmentos musicalizados con clásicos de Beethoven y otros maestros. Lo único que tienen en común las dos películas es el episodio en el que Mickey Mouse interpreta a un aprendiz de brujo, guardado como homenaje a la versión de 1940.

Halloween - 92%

Aquí se omitieron varias secuelas para que la producción de Blumhouse hiciera posible que esta película funcione como una secuela directa al clásico de terror de 1978 de John Carpenter. Algo que también hace es fingir que la película de David Gordon Green es la única y, de alguna manera, ahora es la única que importa. La película de 2018 llevó a este clásico a sus raíces, convirtiéndolo en una enigmática fuerza del mal en lugar de una parte dentro de un árbol genealógico cada vez más complicado. También reformuló el conflicto entre Myers y Laurie Strode (Jamie Lee Curtis) en términos que eran relevantes para el panorama cultural actual. Y habrán más secuelas porque ha probado que funciona.

Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal - 78%

La última toma de Indiana Jones y la última cruzada - 88%, de 1989, fue casi perfecta ya que Indy, su padre y sus amigos, literalmente, cabalgaron hacia la puesta de sol. Coronó una trilogía que, aunque no era perfecta, estuvo muy cerca de serlo, pero a nadie en Hollywood le gusta dejar que las cosas descansen, así que 19 años después, regresó un Harrison Ford visiblemente aburrido y se sumó a un molesto Shia LaBeouf y una bienvenida pero infrautilizada Karen Allen, todos bajo la dirección de Steven Spielberg. A algunas personas les gusta la película, pero la primera señal de alerta deberían haber sido los años que tomó tener un guión listo y luego el hecho de que se decidieron por una historia poco interesante.

Mad Max: Furia En El Camino - 97%

La tercera entrega de la franquicia, Mad Max: Más Allá de la Cúpula del Trueno - 82%, estrenada en 1985, es un capítulo ambicioso pero desenfocado que de alguna manera carece de la crudeza de los demás. Tres décadas después, en 2015, George Miller retomó justo donde lo dejó y le dio al mundo Mad Max: Furia en el Camino, que no solo limpió el piso con otras películas de acción y epopeyas distópicas, sino que logró actualizar su propia mitología al mismo tiempo. Tom Hardy fue un robusto reemplazo de Mel Gibson como Max, pero Charlize Theron fue dueña de la película como la majestuosa y desafiante Furiosa. Muy pocas franquicias producen más de una obra maestra auténtica.

El Regreso de Mary Poppins - 74%

Mary Poppins - 100% es uno de los mayores clásicos de Disney, y el estudio pasó décadas intentando producir una secuela con Julie Andrews. Los proyectos sucesivos siempre fueron rechazados por la autora del libro, P.L. Travers , pero después de su muerte su patrimonio se volvió más receptivo a la idea y 54 años después de la película original llegó una secuela. El guión tiene lugar unos años después de esa película, cuando la niñera mágica Mary Poppins (ahora interpretada por Emily Blunt) regresa para ayudar a los mismos niños, ya mayores y con sus propias familias. La secuela fue un éxito, lo que demuestra que el personaje también tiene muchos fanáticos contemporáneos.

Star Wars: El Despertar de la Fuerza - 92%

George Lucas siempre dijo que concibió su ópera espacial Star Wars como una heptalogía desde el principio. Las tres primeras películas en las que trabajó, lanzadas entre 1977 y 1983, ahora se conocen como la Trilogía Original, y las que sacó después, entre 1999 y 2005, son conocidas como la Trilogía de Precuelas. A ese total de 6 faltaba sumarle al menos una más, que podría haberse convertido en una trilogía incluso si él estaba involucrado y no Disney. Sin embargo, la adquisición de Lucasfilm por parte de esa compañía llegó con la confirmación de que se iban a producir nuevas películas y así fue que llegó Star Wars: El Despertar de la Fuerza a cines en 2015, con un mejor recibimiento que las dos secuelas que tuvo y una década después del último estreno, aunque en realidad se trate de 32 años desde Star Wars: Episodio VI - El Regreso del Jedi - 80%, que fue donde se quedó la historia.

Superman Regresa - 76%

Cuando se trata de interpretar al Hombre de Acero, Christopher Reeve suele ser muy recordado. Se puso la capa roja por primera vez en Superman: La película - 93%, de 1978, y regresó tres veces más para luchar contra personajes como el General Zod. En los siguientes años, Hollywood intentó hacer todo lo posible para que el superhéroe de DC pueda volver a la pantalla grande, pero varios proyectos que surgieron en el camino ni siquiera pudieron concretarse. Pero en 2006, Bryan Singer se asoció con Brandon Routh para Superman Regresa, una película que en realidad forma parte de la serie de Christopher Reeve. Sin embargo, la versión de Singer ignora totalmente la tercera y cuarta película de la franquicia y se sitúa después de Superman II - 89%, que llegó a los cines 26 años antes.

Continúa leyendo: Actores que odiaron a los directores con los que trabajaron

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos