Artículos

Mazinger Z, ¿qué dijo la crítica de esta serie de televisión?

Mazinger Z revolucionó las series de animación dirigidas al público infantil, y sigue siendo excepcional, incluso para los estándares actuales

Son pocas las historias que logran marcar a generaciones, por mencionar un ejemplo, el cine tiene a Star Wars. Pero en la televisión también hay una serie de títulos que sembraron precedente, reformularon géneros y marcaron la pauta narrativa para las posteriores producciones, ya fuesen para la pequeña o gran pantalla. Ese es el caso de Mazinger Z, la exitosa serie de televisión japonesa de la década de 1970 creada por Gô Nagai .

Podría interesarte: Mazinger Z: Infinity | El gran regreso de un anime clásico

Mazinger Z arribó a la televisión en un momento en el que las series infantiles mostraban una inclinación sentimental derivada del melodrama en que se inscribían, en este sentido, la más icónica fue Heidi. Otros kodomo (concepto japonés para serie infantil) que siguieron esta línea fueron Marco, de los Apeninos a los Andes y El Perro de Flandes, por lo tanto, la aparición del anime de Nagai supuso toda una revolución, no sólo porque distó del tono narrativo de aquellas, sino porque innovó el acercamiento en la relación robot-humano en comparación con el de otros programas que se emitían entonces.

Entre las influencias principales que tuvo Kiyoshi Nagai, mejor conocido por su seudónimo, Gō Nagai, para la creación de esta historia se encuentra el manga Lost World, de Osamu Tezuka , autor de las populares Astro Boy y La Princesa Caballero. Sin embargo, el propio escritor ha relatado en múltiples ocasiones que el origen del gigantesco robot ocurrió un día en que se encontraba en medio de un embotellamiento, pensando que sería buena idea tener un carro que se tuviera la capacidad de transformarse en robot y pudiera saltar, evitando así el tránsito. Esa idea fue la base para que desarrollara una historia que, en su aspecto más reduccionista, relata la lucha entre el bien y el mal entre robots, científicos y Koji Kabuto, su piloto.

Casi a la par de la publicación del manga (1972), se lanzó la serie. Dos arqueólogos encuentran los restos de una civilización antigua que era capaz de construir robots gigantes. Uno de ellos, el doctor Hell (doctor Infierno), cree que si consigue construir unos robots semejantes, entonces podría gobernar al mundo. El otro arqueólogo, el doctor Kabuto, se niega a secundar sus malvados planes y, a partir de ese momento, se convierten en enemigos. Hell ordena que asesinen a Kabuto, pero éste, antes de morir, le había mostrado a su nieto, Koji Kabuto, un robot que había construido en secreto para enfrentarse a Hell. El robot, llamado Mazinger, está construido de la formidable aleación Z. Muerto Kabuto, Koji aprende a pilotar a Mazinger gracias a la ayuda del ayudante de su abuelo, el doctor Yomi, que también ha construido un robot llamado Afrodita A, que será pilotado por su hija Sayaka Yomi. Mazinger Z y Afrodita se enfrentarán entonces a los malvados robots de Hell, con el objetivo de salvar al mundo.

La relación simbiótica entre Mazinger Z y Koji Kabuto innovó las historias sobre robots y humanos, reformulando así el género mecha y significando un hito dentro del género de ciencia ficción. Esta contribución ha sido ampliamente destacada por los críticos, quienes subrayan su grandiosa historia, el diseño de los robots y personajes inolvidables como sus puntos más revolucionarios. Las revisiones más actuales afirman que la serie de animación sigue siendo excepcional incluso para los estándares actuales.

El gran éxito de Mazinger Z motivó a sus creadores a realizar numerosas series spin-off, videojuegos y películas de las cuales Mazinger Z: Infinity - 86% fue la más reciente. En cuanto a su influencia en el mundo del entretenimiento, los ejemplos más palpables los encontramos en Neon Genesis Evangelion y Titanes del Pacífico - 71%.

A continuación, compartimos algunas de las reseñas que ha conseguido esta serie:

Lee también: Neon Genesis Evangelion y sus referencias a la psicología

Jeffrey Couto de Japan Hero:

Aunque Mazinger Z es una serie de televisión de antaño, sigue siendo muy buena para los estándares actuales (especialmente la tercera temporada) y no dejará de impresionar a los fanáticos de la animación moderna con su grandiosa historia, el diseño de los robots y personajes inolvidables.

Noelius de Espinof:

Fue una auténtica revolución a todos los niveles y para los niños del momento supuso una nueva ventana hacia un tipo de animación que se hacía en un país, Japón, con una cultura distinta y muy interesante. ‘Mazinger Z’ cambiaría para siempre nuestro concepto de los dibujos animados.

Simon Omnes de Omnes’s Oasis:

Actualmente, la idea de un súper robot en el anime es bastante convencional. Mazinger Z fue la primera en introducir este género en la cultura del manga / anime. Y a diferencia de otras series que muestras a los robots como máquinas comunes, Mazinger Z describe muy bien la conexión entre el piloto y su robot.

El staff de CulturaOcio:

La serie no seguía los cánones habituales del contenido que solía consumir el público infantil de la época, ofreciendo una trama muy elaborada con personajes más complejos.

También podría interesarte: Titanes del Pacífico, de Guillermo del Toro, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos