Artículos

Películas que no merecían ganar el Óscar a Mejor Película

Aunque tienen algunos méritos, estas películas resultaron ser obras menores comparadas a aquellas con las que compartieron nominación

Cada año se comenta mucho sobre las películas que no merecían ser nominadas a los Óscar, y aunque muchas de ellas no son malas, son obras menores comparadas a otras que quedan fuera de la contienda. Son los grandes olvidados de la Academia. Pero las producciones que no son consideradas no son las únicas que adolecen de este mal, también las películas que resultan nominadas, pero no obtienen la estatuilla dorada debido a que van a parar a otras películas que también resultan ser menos notables, y cada año hay, por lo menos, un ejemplo de esto.

Podría interesarte: Las películas ganadoras del Óscar a Mejor Película más polémicas

La historia del premio de la Academia lo ha demostrado, dejando largometrajes como Sueños, Misterios y Secretos - 81%, Tiempos Violentos - 94%, El Club De La Pelea - 80% o Casi Famosos - 88%, fuera de los reconocimientos para otorgar estatuillas doradas a películas poco innovadoras u olvidables, como las que señalaremos en el siguiente artículo.

Las siguientes películas han pasado a la historia como las que menos merecían ganar el Óscar a Mejor Película no porque fueran malas, sino porque las otras que compartieron la nominación en dicha categoría, merecían más el reconocimiento (vía Insider).

La Forma Del Agua - 92%

No quitamos los méritos de esta película que presentó una emotiva y mágica historia. La Forma del Agua de Guillermo del Toro fue amada por la crítica y los miembros de la Academia de forma instantánea, de hecho, obtuvo 13 nominaciones en los Óscar de 2018 de los cuales ganó 4, incluyendo el de Mejor Película y Mejor Director. Si bien la película es un cuento de hadas oscuro bellamente realizado, no era superior a 3 Anuncios por un Crimen - 93%, ¡Huye! - 99% o Lady Bird - 97%. En su reseña para Vox, Alissa Wilkinson señaló:

La Forma del Agua simplemente parece una opción segura para una industria que quiere señalar sus valores.

Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia) - 91%

Birdman obtuvo 9 nominaciones al Óscar en 2015 de las cuales ganó cuatro. Ciertamente mereció el premio de Mejor Película por encima de Francotirador - 72%, El Código Enigma - 90% o La Teoría del Todo - 79%, debido a las impecables actuaciones de Michael Keaton, Edward Norton y Emma Stone, pero para muchos especialistas, Boyhood: Momentos de una Vida - 98%, era la que debió ser reconocida. En su reseña para Insider, Jacob Shamsian expuso:

Está bastante claro que Boyhood fue la mejor película de 2014 y debería haber ganado Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión.

Con el paso del tiempo esta afirmación gana fuerza. Boyhood ha sido aclamada por innumerables críticos y publicaciones como una de las mejores películas de la década, mientras que Birdman no llega a figurar en el Top 10. La mayoría de los expertos coinciden en que el periodo de filmación de 11 años es “un logro cinematográfico”.

Argo - 96%

Argo fue una película agradable y notable, pero en retrospectiva podemos observar que muchos de sus personajes fueron objeto de “blanqueamiento”, un aspecto que en la actualidad es muy criticado, por ejemplo, Ben Affleck y Clea DuVall interpretaron a personas inspiradas en la vida real: el agente de la CIA, Tony Mendez, que tiene herencia mexicana, mientras que Cora Lijek es japonés-estadounidense.

Los personajes fueron escritos para ser interpretados por actores blancos, por lo que no hubo acentos ofensivos, estereotipos o contratiempos. Ese sería el mayor pecado de Argo, aunque las actuaciones hayan sido acertadas; este es el mismo caso del papel de Emma Stone en Bajo El Mismo Cielo - 19%.

El Artista - 98%

El Artista es simplemente una película excelente, pero olvidable. Aunque para muchos era poco probable su triunfo, el ser una película en blanco y negro sin diálogos y que hacía un tributo al poder y la gloria del cine, la convirtieron en la ganadora debido a que la Academia suele amar este tipo de producciones.

El Discurso del Rey - 94%

El Discurso del Rey es el ejemplo perfecto de una película que parecía tener sentido que ganara el Óscar en su momento, pero que, con el paso del tiempo, sería la menos probable. Nadie tiene prisa por volver a ver este recuento de los problemas del habla del rey Jorge VI. Como señaló Jason Guerrasio en un comentario para Business Insider, el premio de Mejor Película es especialmente frustrante si se considera que La Red Social debió haber sido la triunfadora, otra película que aparece en varios Top 10 de las mejores de la década.

Alto impacto - 75%

No hace falta hacer mucha memoria para saber cuál era la película menos indicada para ganar el Óscar de Mejor Película. Alto Impacto resultó ser un largometraje exagerado y condescendiente a pesar de tener un elenco repleto de estrellas y un mensaje social notable. Las películas que competían por la estatuilla eran Munich - 78%, Secreto en la montaña - 87%, Capote - 90% y Buenas Noches, Buena Suerte - 93%, películas mucho más notables y duraderas que ésta. El medio The Atlantic la nombró “la peor película de la década” en 2009.

Chicago - 86%

La Academia tiende a obsesionarse con los musicales elegantes, pero Chicago es el musical menos memorables del género. Aunque la película tiene grandes momentos y números musicales, la película no era superior a Pandillas de Nueva York - 75%, Las Horas - 81% o El Pianista - 96%, películas que fueron nominadas en esta categoría.

Lee también: Películas que ganaron el Óscar en todas sus nominaciones

El último Emperador - 92%

¿Realmente El Último Emperador merecía ganar las 9 nominaciones que tuvo? Probablemente no. Es visualmente hermosa, pero rara vez notable en otros rubros. Richard Bernstein señaló en su reseña para The New York Times que la película era preocupantemente propagandista:

Parece aceptar la versión oficial china comunista de los hechos. Basada en gran medida en la autobiografía aprobada del propio Pu Yi, y filmada a partir de un guión sancionado formalmente por el gobierno chino, El Último Emperador se desliza sin problemas a través de uno de los episodios más horribles de la historia reciente.

Gandhi - 88%

Ben Kingsley como Gandhi es uno de los casos más celebrados en la historia del cine, sin embargo, pasó muchas horas en sesiones de maquillaje para obtener un color de piel más moreno. Muchos aplaudieron la elección de Kingsley para interpretar a Gandhi, pero otros terminaron decepcionados debido a que no se consideró a un actor indio para el papel.

La película también estuvo salpicada de imprecisiones obvias e ignoró otros detalles biográficos más escamosos del personaje como aquellos que señalan que era un hombre misógino y racista.

Lawrence de Arabia - 99%

Alec Guinness interpretó al Príncipe Faisal en Lawrence de Arabia, otro ejemplo de blanqueamiento en esta ganadora del Óscar de Mejor Película. En un artículo para IndieWire, Jessica Kiang apuntó:

La película de David Lean es una de las mejores películas de la historia, pero a pesar de una subtrama prominente sobre los derechos de un pueblo indígena a gobernar su propia región, se tomaron algunas decisiones de reparto políticamente cuestionables. Guinness es fenomenal, pero es difícil ignorar que Obi-Wan está aquí, sin mencionar que el actor mexicano Anthony Quinn también interpreta a un árabe.

La vuelta al mundo en 80 días - 74%

A pesar de tener un gran presupuesto y de un intrincado calendario de filmación, La Vuelta al Mundo en 80 Días es considerada una de las peores ganadoras de Mejor Película en la historia de estos premios. En ese momento, su elenco y el telón de fondo de 13 países fueron impresionantes. Pero, para el ojo moderno, se apoya hilarantemente en cameos y espectáculos dramáticos que nunca dan resultados.

The Greatest Show on Earth - 44%

Aunque esta película de Cecil B. DeMille tenía un cierto encanto, la crítica señaló un fallido melodrama excesivamente largo y lleno de clichés. Aunque es visualmente fuerte, la película no es superior a Ivanhoe - 79%, Moulin Rouge (la película original) o a Sol Ante el Peligro.

Shakespeare Apasionado - 92%

Shakespeare Apasionado es otro ejemplo de película que no merecía ganar esta categoría; uno de los mayores descalabros de la Academia. Todavía no podemos explicar cómo una película tan menor pudo vencer a verdaderas joyas como Rescatando al Soldado Ryan - 93%, La Delgada Línea Roja - 79% o La Vida es Bella - 80%.

También podría interesarte: Películas dirigidas por mujeres que han ganado premios Óscar

Comentarios

  • Tomatazos (15)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos