Artículos

Grandes películas con marionetas y títeres

Las marionetas y títeres han estado presente en la historia del cine creando grandes clásico. Debido a su trascendencia hacemos un repaso por los éxitos de la gran pantalla

El teatro de títeres es una de las formas de espectáculo más antiguas que ha sobrevivido hasta ahora y, por supuesto, el cine no ha estado exento de su encanto. La historia de las películas de o con marionetas es muy atractiva y rica, remontándose a Weimar, Alemania, donde la artista visual Lotte Reiniger fue la primera en fusionar las antiguas tradiciones del teatro de sombras con las tendencias más vanguardistas del cine.

Podría interesarte: Las películas de animación más bellas según la crítica

Durante décadas, las películas de títeres fueron sinónimo de películas de animación porque, para animar a los maniquíes se utilizó la técnica de stop-motion, dejando sus cuerdas y operadores humanos cuidadosamente ocultos. Pero en los años sesenta y setenta, la serie Thunderbirds, orgullosamente hecha a mano, inspiró un auge en el titiritero, por ejemplo, el éxito de la serie de televisión The Muppet Show de Jim Henson dio lugar a su primera aventura cinematográfica, llevando a las marionetas a Hollywood.

El trabajo de Henson y su equipo llegó a dominar rápidamente su éxito en la gran pantalla, generando no sólo una serie gratificante de películas de los Muppet, sino un puñado de otras historias entre las que destaca El Cristal Encantado - 72%, una reluciente y sombría aventura de fantasía que solo podía haberse realizado con marionetas. Quizás sin darse cuenta, la película también logró exponer la naturaleza a menudo extraña y perturbadora de los títeres, lo que condujo a una serie de películas de terror inventivas, por lo general, centrada en los títeres.

Debido a la trascendencia que han tenido los títeres en la pantalla chica y grande, es momento de hacer una revisión a las grandes películas de títeres y marionetas (vía bfi.org.uk).

The Adventures of Prince Achmed

El largometraje más antiguo que aún existe es la fascinante obra de la diseñadora de teatro alemán convertida en cineasta Lotte Reiniger. Este largometraje es solo una película de marionetas en su sentido más amplio, utilizando figuras cortadas en papel combinadas con técnicas de animación más tradiciones. Fue filmada usando una cámara multiplano que fue inventada por la propia Reiniger. Basada en una fábula de Scheherazade de Las Mil y una Noches, la historia sigue al príncipe Achmed que le roba a un mago africano un caballo volador para volar a Wak Wak, tierra de espíritus, donde corteja y gana a la princesa. La película de Reiniger es el equivalente a una película de Codenio Valentino. Aunque fue pasada por alto durante décadas, la película se ha convertido en una cinta básica entre los círculos artísticos de cineclubs infantiles.

The Hand

El títere que se utiliza en esta película es un objeto simbólico-político en la feroz sátira de 18 minutos del animador checo Jirí Trnka sobre un alfarero que es atormentado por las maquinaciones divinas de una Mano invasiva e implacable proveniente del cielo. Con un eco oscuro del clásico Duck Amuck de Looney Tunes de 1953 en el que Bugs Bunny es torturado existencialmente por su creador que maneja un lápiz, Trnka vuelve a lanza la Mano como la herramienta definitiva del estado, una fuerza que lo contrala todo y todo consume. En su mayoría, la película está animada con stop-motion, pero cuando el alfarero finalmente deja de pelear y se somete a la influencia de la Mano, los cables se deslizan alrededor de sus muñecas y se convierte en una marioneta, tanto literal como metafóricamente. La película de Trnka es un pináculo en la era soviética.

Cabeza de Borrador - 91%

A más de 40 años de su creación, David Lynch todavía se niega a revelar cómo construyó el monstruo del férbil bebé en Cabeza de Borrador. Su compromiso de preservar el misterio es admirable, pero podemos suponer con seguridad que hubo algún tipo de títere involucrados y amorosamente hecho a mano por Lynch y su equipo de American Film. Pero el bebé enfermizo no es el único efecto de títere memorable en la película, por ejemplo, el pollo que es servido en la cena.

Laberinto - 66%

Hay tres cosas que todos recuerdan de Laberinto: el cabello de David Bowie, la pieza de bacalao de Bowie y los títeres de Jim Henson, y aunque esto último no haya pegado tan fuerte en la cultura popular como los dos primeros, los títeres son posiblemente más importantes que la historia. Dirigida por Henson e inspirada en los mundos de Lewis Carroll y las ilustraciones de cuento de hadas de Brian Froud, un colaborador clave en El Cristal Encantado, Laberinto sigue a la inocente y despreocupada de Jennifer Connelly mientras intenta salvar a su hermano menor de las garras del demonio de Bowie. En todo momento, los títeres son visualmente suntuosos y magníficos.

Lee también: Las 10 mejores películas de terror para niños

Street of Crocodiles

Inspirados libremente en las memorias de infancia del trágico autor polaco Bruno Schulz, un tejedor de cuetos de hadas oscuros que fue asesinado por los nazis en 1942, los cortometrajes de Stephen Quay y Timothy Quay actualizaron el estilo visual del stop-motion de la era soviética y agregan una capa de horror gótico lynchiano. Street of Crocodiles sigue a una marioneta espectral y demacrada, una representación del padre pobre de Schulz, mientras navega por un paisaje subterráneo donde las marionetas resquebrajados surgen de las sombras y un aquelarre de muñecas fantasmales con caras de bebés lanzan hechizos en la oscuridad.

Superstar: The Karen Carpenter Story

La película recibió una demanda por parte la familia Carpenter, pero pocas copias caceras del debut de Todd Haynes son fáciles de rastrear. Vale la pena el esfuerzo: evocando astutamente el tono superficial de una película biográfica de Hallmark pero poblada por completo de muñecas Barbie que caminan y hablan, Superstar cuenta la trágica historia de la novia estadounidense con voz de ángel, Karen Carpente, desde su éxito pop hasta su muerte por insuficiencia cardíaca provocada por anorexia nerviosa. Desde esta película, Haynes ya mostraba algunos de sus sellos de estilo.

Meet the Feebles

Puede ser grotesco y pueril, pero sin esta película no habría existido la trilogía de El Señor de los Anillos. Concebida como un cortometraje para la televisión, esta comedia de marionetas fue con la que Peter Jackson aprendió a operar miniaturas, diseñar efectos especiales, empujar los límites hasta lo que era posible con un presupuesto limitado. Claro, todo está a servicio del chiste sobre vómito, mierda y pollas a nivel básico, pero sigue siendo una historia que revuelve el estómago. Meet the Feebles es una comedia descabellada cuyas payasadas son amadas por el público.

Gremlins 2: La Nueva Generación - 67%

Aunque la primera película puede ser más ingeniosa y perversamente festiva, la secuela es inmejorable en cuanto a los títeres. Inspirándose en un millonario famoso de Nueva York, Joe Dante y el guionista Charles S. Haas crearon Clamp Tower, un rascacielos del futuro donde los laboratorios están cerca de los estudios de televisión de vanguarda, al que Billy Peltzer y su amigo Gizmo llegan para su primer día de trabajo, sin embargo, el infierno se desata. Reuniendo todas las obsesiones de la cultura de Dante, Gremlins 2 puede ser agotadora, pero una vez que los títeres toman la acción es imposible dejar de verlas.

The Muppet Christmas Carol - 69%

Esta es la más dulce y elaborada de las muchas aventuras de los Muppets en la gran pantalla, una de las historias más adaptadas de Charles Dickens. Michael Caine es Scrooge, Kermit tiene el papel del secretario Bob Cratchit y Miss Piggy como su amada esposa. Dirigida por Brian Henson un año posterior a la prematura muerte de Jim, esta película es un puro placer.

También podría interesarte: Grandes películas de animación que necesitas conocer

Team America: World Police - 68%

Matt Stone fue coguionista de Team America y de ésta dijo: “Fue el peor momento de mi vida”. La película es un pastiche de acción sobre la guerra que utiliza los mismos títeres de madera y cuerdas chirriantes de los Thunderbirds. Subestimando la complejidad técnica para filmar con marionetas y negándose a hacerles la vida más fácil empleando cualquier truco digital, los creadores de South Park, apenas completaron la película a tiempo para su lanzamiento. Y, sin embargo, Team America fue un clásico instantáneo y, por muy complicado que haya sido su filmación, la película se ve fantástica.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos