Artículos

El cine mexicano en cartelera durante mayo 2019

El mes pasado registró la mayor cantidad de filmes mexicanos estrenados comercialmente en lo que va del año

Mayo se volvió un mes interesante y de muchos contrastes para el cine mexicano. Entre anuncios sobre la cancelación de algunos eventos donde se reconoce al cine nacional por falta de apoyos gubernamentales; la crisis por la cual atraviesan algunos festivales cinematográficos que tienen lugar en territorio nacional por la misma razón y la llegada de los titánicos Blockbusters del verano -y donde uno de ellos (Avengers: Endgame - 95%) ya se coronó como la película más taquillera en nuestro país-; de manera simultánea también se registró la cantidad más alta de producciones nacionales estrenadas comercialmente en lo que va del 2019.

Podría interesarte: Las mejores películas mexicanas de la primera mitad de 2019

Ocho largometrajes producidos en México arribaron a las pantallas tanto de las cadenas comerciales como del circuito alternativo y/o cultural. Y cual si se tratase de la cereza del pastel, se suma además la coproducción franco-mexicanaLa Daga en el Corazón - 79% (Un couteau dans le coeur, 2018), segunda cinta del cineasta galo Yann Gonzalez (Encuentros Después de la Medianoche). Dicha cantidad de filmes representa el 25% de lo estrenado en la cartelera. Sumando estas producciones; el gran total de películas estrenadas durante el mes asciende a 36 .

Con respecto a abril, se da un incremento en relación a la cantidad de largometrajes nacionales estrenados en ese período, que fue de cinco. Y prácticamente replica la misma cantidad de trabajos estrenados en mayo del año pasado, el cual fue de ocho.

Siguiendo la tendencia de los meses pasados, nuevamente es una comedia la que logra posicionarse dentro del Top Ten de la taquilla. En esta ocasión, se trató de Dulce Familia - 38% (2019), el más reciente filme del chileno Nicolás López (Hazlo Como Hombre - 50%, Qué Pena Tu Vida), una comedia de corte familiar -con resultados desiguales- acerca de la obsesión de ciertas personas con el sobrepeso y la apariencia física. Esta producción de Videocine logró alcanzar en su primer fin de semana de estreno el tercer lugar en taquilla con una cifra de 46.4 millones de pesos, y convocó a salas a casi 843 mil asistentes.

Además, mayo trajo consigo algunas de las obras mexicanas más propositivas que se hayan estrenado en los primeros meses del 2019. De entre ellas, sobresale El Sueño del Mara'akame - 95% (2016), ópera prima de Federico Cecchetti quien, expandiendo una anécdota la cual pudo quedarse meramente en los terrenos del cine etnográfico, crea una fábula sobre el viaje iniciático y el proceso de maduración de un joven que tiene lugar en un escenario pletórico de choques culturales, pero también de interesantes sincretismos. Una verdadera rara avis en el panorama fílmico nacional.

Lee también: Cómprame un Revólver | Una desgarradora fantasía futurista anclada en el presente

Tras su paso por festivales y distintas salas del ámbito cultural, también en mayo se estrenó el desgarrador documental No se Mata la Verdad (2018) de Coizta Grecko, el cual es producido/protagonizado/conducido por Témoris Grecko, periodista independiente especializado en guerras y conflictos alrededor del orbe, y expone una escalofriante recopilación de casos suscitados en diversos puntos de la República, formando un impactante mosaico de la violencia perpetrada en contra de periodistas ya sea por exponer alguna actividad ilícita del crimen organizado, o bien por incomodar a un alto funcionario o gobernador de un estado. Un registro puntual de la violencia ejecutada en contra de aquellos quienes intentan ejercer en nuestro país una labor periodística veraz, objetiva y honesta.

Y la violencia en nuestro país es también el punto de partida de Cómprame un Revólver - 88% (2018), la nueva película del director Julio Hernández Cordón, en el cual (echando mano también de referencias y momentos extraídos de Las aventuras de Huckleberry Finn de Mark Twain ) concibe un futuro apocalíptico muy próximo, en donde un hombre intenta proteger a su hija de los peligros de una sociedad que se ha derrumbado, y no existe más autoridad que la de los grupos criminales. Además, las mujeres escasean, y son codiciadas y perseguidas como trofeos de caza. Se trata sin duda, del mejor trabajo del cineasta hasta la fecha, empleando lo mejor de su oficio a favor de un relato en el que una menor se enfrenta desde su propia perspectiva, a una dura y desoladora realidad.

Esa realidad lesionada y devastada por los grupos criminales, es también retomada por los directores Raul Rico y Eduardo Giralt en su debut Los Débiles (2017), brevísima historia que partiendo de una motivación muy similar a la del protagonista de la saga John Wick (2014-2019), un hombre busca vengarse de aquellos quienes asesinaron a sus perros. Y en su búsqueda, se encontrará con una serie de peculiares personajes, cada uno de los cuales refleja una de las muchas realidades coexistentes en un universo volátil, donde la hostilidad flota en el aire.

Otra producción destacada por intentar aportar una mirada fresca y diferente, apartada de lo que habitualmente se produce y estrena en México, es Nadie Sabrá Nunca - 85% (2018), primer largometraje de Jesús Torres Torres, quien voltea la mirada al pasado reciente de nuestro país, situando la acción en un entorno rural durante los años setenta, en donde una mujer y su hijo; hastiados por una gris rutina y una vida familiar que no les ofrece mucho para desarrollarse y ser felices, deciden entregarse a ensoñaciones alimentadas por radionovelas y películas de vaqueros que ven en su destartalada televisión. Aquí merece una mención aparte la actuación de Adriana Paz dando vida a un fuerte personaje femenino el cual anhela emanciparse de un mundo agobiante.

Complementan los estrenos nacionales del mes de mayo dos documentales. El primero de ellos es Witkin y Witkin: Un fotógrafo y un pintor - 100% (2017) de Trisha Ziff, donde la directora -siguiendo con sus retratos de artistas gráficos cuyas obras poseen características muy particulares- se acerca a la figura de los hermanos Joel-Peter y Jerome Witkin, quienes nacieron y crecieron como gemelos, pero que al llegar a la vida adulta desarrollaron vidas separadas, teniendo casi nulo contacto (sobre todo afectivo) entre ellos, pero irónicamente su vínculo más estrecho pareciese perpetuarse a través de sus correspondientes trabajos fotográficos y pictóricos, donde puede discernirse íntimos vasos comunicantes. Un filme fascinante como las obras mismas de sus personajes.

También podría interesarte: Las peores películas mexicanas de la primera mitad de 2019 según la crítica

Y para cerrar el mes, se estrenó el documental Malintzin, la historia de un enigma (2018) dirigido por Fernando Gonzáles Sitges y coproducido por la Fundación Miguel Alemán, el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, TV UNAM, y Claro Video. En él, se hace una revisión del verdadero papel desempeñado por el legendario personaje, bajo la luz de nuevas investigaciones y descubrimientos, estableciendo una tesis que contradice la imagen y preceptos existentes sobre ella, donde su nombre es sinónimo de desprecio por nuestra sociedad y su cultura a favor de otra proveniente del extranjero. La obra posee una profunda investigación y una valiosa recopilación de materiales y opiniones de expertos los cuales, aunados a una funcional recreación de hechos y de época, ofrecen un retrato más completo y revelador de Malintzin, aunque por momentos pierde un poco de su objetividad, cayendo en una exacerbada (y un tanto injustificada) exaltación del personaje, tratando de erigirlo como la primer feminista mesoamericana, y adjudicándole cualidades de revolucionaria, independiente y adelantada a su tiempo. A pesar de estos detalles, es un loable trabajo nacido en el seno de instituciones educativas públicas, civiles y/o estatales.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos