Artículos

Por qué El Hombre de Acero es la mejor película de Superman de toda la historia

En este artículo de opinión se explica por qué se debería apreciar mucho más a la película de Superman estrenada en 2013

Artículos

Por qué El Hombre de Acero es la mejor película de Superman de toda la historia

En este artículo de opinión se explica por qué se debería apreciar mucho más a la película de Superman estrenada en 2013

POR Rafael A. Piña -

El Hombre de Acero - 55% llegó a los cines un 14 de junio de 2013 y hasta nuestros días es considerada por muchos como la peor película de Superman y por otros como una joya del subgénero de superhéroes. En este artículo defenderemos lo segundo, pues muchas de las críticas que se le hacen responden tanto a las expectativas que se tenían del superhéroe que se dejan a un lado todos los elementos positivos que aportó.

También te puede interesar: Películas y series que dividieron a los fans

Man of Steel es un reboot de Superman que llegó tras la fallida secuela de la saga protagonizada por Christopher Reeve, Superman Regresa - 76%, y contó con Christopher Nolan en la producción, quien venía de triunfar en taquilla con su trilogía de The Dark Knight de una forma en la que ninguna cinta de superhéroes lo había logrado (con la excepción de Los Vengadores - 92%). La dirección estuvo a cargo de Zack Snyder, quien había llamado la atención de muchos por dos adaptaciones de cómics famosos: 300 - 60% y Watchmen, Los Vigilantes - 65%.

En este texto nos enfocaremos en El Hombre de Acero y no se hablará del universo cinematográfico que estableció, por lo que todos los puntos a favor solo se refieren a lo mostrado en la cinta de 2013 dirigida por Zack Snyder. No habrá referencias a los cómics, aquí solo estamos hablando de las adaptaciones cinematográficas del Hombre de Acero.

Desde su estreno se ha señalado una y otra vez que el filme es demasiado oscuro, literalmente, los colores del traje de Superman y la paleta de colores utilizada en la fotografía están bastante apagados; también se dice que el movimiento de la cámara resulta demasiado confuso y hay un abuso de los zooms rápidos que se pusieron de moda en la última década; y finalmente la crítica más repetida es que Superman no tiene cuidado durante la batalla final al enfrentarse al General Zod y causa una cantidad enorme de daños colaterales que incluyen la muerte de miles de civiles. A continuación les explicaremos por qué algunos de estos señalamientos no tienen sentido y otros están bien justificados.

También te recomendamos: Películas de superhéroes menospreciadas por la crítica que merecen una segunda oportunidad

Para apreciar plenamente El Hombre de Acero uno debe dejar a un lado las expectativas que crearon las series animadas y la saga cinematográfica de los 70 y 80, también debemos dejar de comparar las historietas con un material que claramente busca otro camino.

La historia de origen de Superman, bien conocida por todo el mundo, nos muestra al último sobreviviente del moribundo planeta Kryptón, enviado por sus padres en una nave espacial a la Tierra y criado por dos granjeros de Kansas que le enseñan valores y lo hacen una buena persona, por lo que a pesar de su inconmensurable poder siempre hace el bien.

¿Qué aportaron Christopher Nolan y Zack Snyder al personaje de Superman en El Hombre de Acero? A diferencia de las versiones anteriores, El Hombre de Acero quiso mostrar a Superman como un ser que tuvo una infancia difícil al no poder encajar con el resto y a pesar de ello mantener firme su rectitud, incluso si reprimir su ira significaba tener que destruir algún objeto cercano y no aplastar la cabeza de alguien.

Por si te lo perdiste: Por qué Batman vs Superman es mejor que Liga de la Justicia

A diferencia del Superman de Reeves que en Superman: La película - 93% es un ejemplo de moralidad incorruptible, en la versión interpretada por Henry Cavill tenemos a alguien que debe contener sus emociones y tiene defectos como todos los seres humanos; El Hombre de Acero hizo a Superman “real” de una forma que ninguna otra cinta había logrado hacer.

También lee: Películas con referencias a Jesucristo

Para una gran cantidad de espectadores, incluyendo al que esto escribe, en 2013 ver un largometraje de Superman, el hombre perfecto y respetuoso del American Way, no resultaba interesante, por lo que hacer a un Hombre de Acero que duda de sí mismo y de los demás, que se sabe separado de la sociedad y que lucha por encontrar su lugar en el mundo, es algo mucho más atractivo. Verlo sufrir desde niño y de adulto continuar con esa batalla interna da al superhéroe una nueva dimensión.

Varias personas esperaban que Superman continuara siendo el buen chico que baja un gato del árbol, que es un ejemplo a seguir para toda la humanidad y que carga una sonrisa que irradia alegría como un faro para el mundo, pero lo que realmente hace interesante a un superhéroe es su complejidad, por eso Batman es mucho más popular y admirado, porque es un ser que sufre, cuya cruzada por la justicia nace de la tragedia.

Se ha dicho en repetidas ocasiones que los superhéroes de Marvel son más simpáticos, que la gente común se puede identificar con más facilidad con sus personajes que con los de DC por su humanidad y sencillez, porque los de Detective Comics son dioses o semi-divinos (con la excepción de Batman), demasiado poderosos. Pero cuando llega El Hombre de Acero a poner a Superman en el nivel del hombre común en varios sentidos, ponen el grito en el cielo.

Podría ser de tu interés: Las declaraciones más polémicas de Zack Snyder

El famoso escritor de cómics Mark Millar dice que quedó traumado al final, al ver morir al General Zod a manos de Kal-El, pues para él ese superhéroe de DC no debía matar bajo ninguna circunstancia. La opinión de Millar revela una parte de verdad sobre la pobre recepción de El Hombre de Acero (vía Games Radar):

Entiendo la lógica de esa escena y absolutamente tenía sentido dentro del contexto de la película, pues el villano había destruido la mitad de Metrópolis y matado a cientos de personas. Pero aún así. Era Superman. Fue como ver a Silvestre agarrando a Speedy Gonzalez. O a Elmer Gruñón haciendo que Bugs Bunny explotara. Amaba a Superman de niño no por los extremos de su poder o su potencial para una solución fatal, sino porque él podía hacer lo que le diera la gana y aún así elegía ser amable.

Al ser Superman un icono de la infancia de tantas personas, uno que está bien grabado en la memoria, les pareció inaceptable que no se respetara lo que ellos consideraban la “esencia” del personaje, pero aquellos que no estamos tan apegados al superhéroe de DC pudimos apreciarlo desde otra perspectiva mucho más positiva, incluso más que las representaciones anteriores que había en el cine y la televisión.

No te vayas sin leer: La analogía judeocristiana en la versión de Superman de Zack Snyder

Basta con ver los primeros minutos de introducción en Kryptón para darse cuenta de que esto fue un proyecto ambicioso en todos los sentidos, y si bien tiene defectos, es la mejor película que se haya hecho sobre Superman porque lo hace mucho más "real" que todos los anteriores.

A su calidad contribuyen también las increíbles secuencias de acción y la banda sonora de Hans Zimmer que no recicló el tema clásico de John Williams e hizo uno nuevo muy acorde con la nueva versión del superhéroe.

Comentarios

  • Tomatazos (5)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos