Artículos

Game of Thrones: Por qué la locura de Daenerys Targaryen no tiene sentido

Los fans de Game of Thrones se han dividido entre los que defienden la locura de Daenerys como coherente con su personaje y los que la critican

Artículos

Game of Thrones: Por qué la locura de Daenerys Targaryen no tiene sentido

Los fans de Game of Thrones se han dividido entre los que defienden la locura de Daenerys como coherente con su personaje y los que la critican

POR Eduardo López -

“The Bells”, el capítulo cinco de la octava temporada de Game of Thrones - 98%, ha sido muy divisivo entre los fanáticos y estos se han separado en dos bandos cuando menos: los que dicen que la locura de Daenerys Targaryen está justificada y los que dicen que no lo está. Aquí explicaremos por qué, a pesar de las supuestas “señales” de que Daenerys se convertiría en la Reina Loca, el capítulo no tuvo sentido.

También te puede interesar: Game of Thrones: Todas las señales que anunciaron la locura de Daenerys a lo largo de la serie

El Rey Loco, Aerys II Targaryen, es famoso en Westeros porque estaba realmente loco. En la tercera temporada de la serie Jaime Lannister le cuenta a Brienne de Tarth cómo el gobernante disfrutaba de quemar a todo aquel que lo desobedeciera, los veia arder hasta los huesos en fuego valyrio. Cuando Robert Baratheon estaba rumbo a la capital para reclamar el trono, Tywin Lannister se presentó con su ejército como aliado del rey Aerys y pidió abrir las puertas, pero cuando se le abrieron comenzó a saquear la ciudad, lo que llevó al rey a pedir que quemaran a todo el mundo, esperando que al morir quemado él mismo renacería en un dragón y destruiría a sus enemigos.

Las absurdas comparaciones entre Daenerys y su padre se basan en algunos actos cometidos por esta última, los cuales no resisten una mínima reflexión: primero aseguran que no mostró sentimientos al ver morir a su hermano Vyseris a manos de Khal Drogo, pero quizá olvidan que este último le dio el amor y la protección que nunca recibió del primero; Vyseris la maltrataba física y psicológicamente y fue capaz de decirle que no le importaba si la tenían que violar los miles de dothraki y sus caballos para conseguir el Trono; Drogo en cambio la convirtió en su khaleesi y la protegía, fue el primer hombre en el que pudo confiar plenamente, así que no podemos decir que estábamos ante una psicópata por no llorar la muerte de su hermano.

Se dice que otro acto de crueldad que presagiaba la locura de Daenerys es la crucifixión de los amos de Meeren, pero eso solo es una venganza a la terrible masacre cometida por ellos contra 163 niños esclavos que fueron crucificados. Si bien pudo ser un acto cruel, era la respuesta a un imperio que había cometido actos horribles contra los esclavos por generaciones, no una acción arbitraria contra inocentes.

También te recomendamos: Game of Thrones 8: Peter Dinklage y más actores se suman a las críticas por el decepcionante final

Si la obsesión de Daenerys por tomar el Trono de Hierro hubiera sido más grande que el sentido de justicia que tenía, ella no se hubiera quedado del otro lado del mar intentando crear una sociedad justa y sin esclavos, pues antes del asiedio de Yunkai ella pudo aceptar el trato de los Amos que le ofrecían riquezas y barcos para que marchara a Westeros y los dejara seguir dominando su imperio como lo habían hecho siempre, pero decidió desestabilizar el comercio de esclavos y se enfrentó contra enemigos que intentaron matarla en numerosas ocasiones y pusieron en riesgo su sueño de tomar el Trono de Hierro.

Otra comparación absurda entre Daenerys y su padre es el hecho de que le gustaba quemar a sus enemigos, como a Mirri Maz Duur, a los Amos de Meeren o a los Tarly, pero eso es una visión muy superficial de las cosas que omite las verdaderas razones de la Madre de Dragones: la bruja Mirri Maz Duur fue salvada por Dany junto a otras mujeres de ser asesinadas por los dothraki, mostrando su sentido de justicia que no incluia asesinar inocentes sin sentido; cuando la quema viva es como venganza por haberla traicionado y quitarle la vida a Khal Drogo y a su hijo; a los Amos de Meeren que son quemados con fuego de dragón los consideraba responsables de la muerte de Ser Barristan a manos de los Hijos de la Arpía; y finalmente Randyll y Dickon Tarly tuvieron la oportunidad de vivir pero rechazaron a una “invasora extranjera”, así que Dany no fue tan cruel después de todo, pues les ofreció un camino y no lo quisieron tomar.

Imponer respeto a través del miedo es algo que todo rey y líder hace, incluso si hay que ejecutar a tus enemigos, pero el tipo de traiciones infames y sin honor como las de los Lannister y los Bolton hacia los Stark, bajo la justificación de que estaban en guerra, no es algo que hayamos visto en la joven Targaryen. Si la hemos de juzgar por ejecutar a sus enemigos, ¿qué podríamos decir de Jon Snow que condenó a la horca por traición a un niño?

Ahora volvamos al polémico episodio cinco… la muerte de su penúltimo dragón, Rhaegal, y el asesinato de Missandei, provocan que Daenerys enloquezca de remate y por primera vez no diriga su ira contra los verdaderos (o hipotéticos) responsables de su desgracia, sino contra civiles inocentes, hombres, mujeres y niños, a los que decide achicharrar sin considerar las consecuencias. Ella realmente pierde la cabeza, pues antes de hacerlo estaba consciente de que la gente de Westeros iba a tener problemas con aceptar a un reina extranjera, pero cuando llega el momento se deja llevar por un impulso asesino que nunca habíamos visto y arremete contra la población civil. Lo más lógico y coherente para su personaje es que se desquitara contra el ejército de los Lannister, incluso si éste se hubiera rendido, y que volara directo hacia la Fortaleza Roja y la redujera a cenizas con Cersei ahí dentro, pero los showrunners David Benioff y D.B. Weiss han querido “sorprendernos” y la han convertido en la Reina Loca para tener una razón para matarla en el episodio final.

Lee también: Game of Thrones: Madres de niñas llamadas "Khaleesi" reaccionan al cambio de Daenerys

Cuando se encontraba del otro lado del mar fue capaz de encerrar a sus amados dragones (salvo a Drogon porque no lo pudo encontrar) en un calabozo porque un niño inocente había sido quemado por uno de ellos, pero en Westeros no tiene problema con quemar a niños a diestra y siniestra. ¿Es esto coherente y justificado? Si el odio contra Cersei y los Lannister la cegaba hubiera podido hacer una demostración del poder de su dragón quemando hasta los cimientos de la Fortaleza Roja y el resto de la ciudad se hubiera estremecido de miedo, pero quemar civiles solo volteará a la mayoría contra ella, así que realmente la volvieron una loca psicótica.

Si Daenerys estaba loca por haber ejecutado a sus enemigos anteriormente entonces Jon Snow y cualquiera de los demás personajes importantes podrían haberse vuelto locos. Ojalá después de haber leído esto dejen de defender lo indefendible y acepten que “The Bells” es un pésimo capítulo para una serie como Game of Thrones.

No te pierdas: Game of Thrones: "The Bells" es el capítulo más visto de toda la serie (y el peor calificado)

Comentarios

  • Tomatazos (4)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos