Artículos

Películas donde gana el villano

Los héroes, por más que lo sean, no siempre consiguen ganar. Aquí evaluaremos a algunos villanos del cine que sí ganaron.

¿Qué hace que una película sea buena? Hay muchos factores detrás de eso: una buena historia, buenos personajes, buena realización. Sin embargo, que una película esté bien hecha no garantiza que sea inolvidable o imprescindible y con tantas cintas que se han hecho, es difícil presentar algo nuevo y que no se parezca a ninguna otra obra; por ellos los realizadores tienen diversas formas de apostar por elementos que harán que una película sea única: a veces son los giros de guión los que nos causan una sorpresa, las dificultades que vive el héroe de la historia puede ser otra opción, pero muchas veces es ese lado oscuro el más cautivador.

No te lo pierdas: 10 héroes que se transformaron en los villanos de las películas

Un escenario que siempre va a ser refrescante en el séptimo arte es cuando el héroe de turno no gana. Ya sea en una batalla final, o en cualquier otra forma, siempre, como espectadores, solemos creer que el protagonista -que por lo general es el héroe- va a ganar. Algunos dirán que a veces es más interesante apoyar al villano, pero también los hay malvados, tan malvados que el público no piensa ponerse de su lado, pero ¡oh sorpresa! son estos seres del mal quienes terminan ganando. Lo impensable.

El ejemplo más reciente, inolvidable de momento, es el de Thanos en Avengers: Infinity War - 79%. Se decía que serían dos películas, después que sería una, o una película dividida en dos. Esos rumores que quedaron en que iban a ser dos películas diferentes, donde el centro de la trama iba a girar en torno a este villano que buscaba hacerse con el máximo poder sorprendió gratamente a todos, porque nadie se esperaba la magnitud de los hechos que veríamos en la pantalla grande. Al final no solo derrotó a los Vengadores, sino que se deshizo de la mitad de la población mundial y es que verlo feliz por la meta cumplida y a los superhéroes casi extintos, es algo que ni siquiera la teoría más loca atinó a decir.

En otras ocasiones, el villano no es suficiente y aparte de ser fenomenal, tanto en su desarrollo y trasfondo como en la interpretación, la película también es buena. En esta categoría entren pocas películas donde los villanos han ganado y podría hablarse de Batman: El Caballero de La Noche - 94%, que precisamente pasó a la historia como el conjunto que es una película, pero con el valor agregado del personaje que hace de villano. Justamente esta película del hombre murciélago es moderna, pero eso no le quitó que entregue a un Joker tan bueno como el de Jack Nicholson en Batman - 72% de Tim Burton.

Te puede interesar: Películas basadas en artículos de revista y periódico

En este artículo repasaremos diez buenas películas que tuvieron villanos espectaculares que al final vencieron a los héroes y consiguieron salirse con la suya:

La Profecía - 86%

Matar a un niño es algo que muy pocas películas se han atrevido a hacer y La Profecía tampoco lo hizo. La cinta de 1976 sigue la historia de una pareja que pierde a su hijo poco tiempo después de nacer. Robert (Gregory Peck) es convencido por un sacerdote de adoptar a un huérfano cuya madre murió en el parto, sin decirle esto a su esposa Katherine (Lee Remick), y nombran al niño Damien (Harvey Stephens). Mientras viven en Inglaterra, son testigos de eventos misteriosos, como el día del quinto cumpleaños del niño, cuando su niñera es visitada por un perro negro y termina ahorcándose. Al final, tras varias muertes, el niño solo atina a sonreír a la cámara.

Perdida - 88%

La adaptación de la novela Gone Girl de Gillian Flynn se cocina a fuego lento y no muestra al verdadero villano sino hasta que ya está algo más avanzada la película. Primero sabemos de la desaparición de Amy (Rosamund Pike), cuyo esposo Nick (Ben Affleck) parece el sospechoso principal del caso. Más adelante se descubre que él la engañaba y Amy arregló todo para que parezca que había muerto, como venganza para Nick. El último acto termina con él a punto de exponer los crímenes de Amy, pero ella da primero la estocada al decir en una entrevista que está embarazada, se había impregnado su semen artificialmente. Amy regresa con su esposo, cuya vida prácticamente quedó destruida por una mente maestra y femenina.

El Bebé de Rosemary - 98%

En la cinta se narra la historia de una mujer embarazada que sospecha que una secta maligna quiere llevarse a su bebé para usarlo en sus rituales. El clásico de Roman Polanski es el relato de Rosemary Woodhouse (Mia Farrow), una mujer que pasa toda la película siendo manipulada por aquellos que están a su alrededor y por sus problemas, para rematar con la noticia de que está embarazada sin saber que se trata del mismísimo Anticristo. Al igual que en La Profecía, el demonio/niño gana.

Sin Lugar Para los Débiles - 94%

Una de las obras maestras de los hermanos Coen es esta en la que el protagonista, a quien apoyábamos desde el inicio, no llega al final de la película. Chigurh (Javier Bardem) es más que un simple villano, su impacto va más allá de ganar o perder: él es como una fuerza que no se puede controlar, sin piedad y malvado, que se caracteriza por actuar de forma brutal sin dejarle oportunidad al protagonista de la historia.

Batman: El Caballero de La Noche - 94%

Mientras el Joker (Heath Ledger) estuvo a cargo del desastre en la ciudad, Batman (Christian Bale) no pudo ganarle. El villano le probó al héroe que incluso la persona más buena y honesta puede ser corrompida, además hizo que ciudad Gótica se ponga en su contra y no pudo salvar a la mujer que amaba. No había forma de ganar después de todo lo que el villano hizo, siempre estuvo un paso adelante.

El Demonio Neón - 57%

Nicolas Winding Refn no está aquí para darnos héroes, y definitivamente no encontrarás ninguno en esta película. Cuando la protagonista, una joven novata y pura, interpretada por Elle Fanning, se vuelve amarga al descubrir la verdad sobre el mundo del modelaje se consume pronto, literalmente, pero también existencialmente, por el deseo de la perfección estética. El impulso de encarnar la perfección sobrevivirá a cualquier cosa, y si no tenemos cuidado, puede convertirnos en villanos a nosotros. Aun así, no todo es felicidad para los villanos, ya que un caso malo de indigestión al final. Literal.

Star Wars: Episodio III - La Venganza de los Sith - 79%

No había forma de que la trilogía de precuelas de Star Wars terminara con un final feliz, solo que no sabíamos que los sucesos del final iban a ser tan oscuros y Anakin Skywalker (Hayden Christensen) tan despiadado. Él sucumbe al lado oscuro, mata a niños y ocasiona la tristeza y muerte de Padmé (Natalie Portman). Los momentos más oscuros de la trilogía original son un juego niños al lado de lo mostrado en las precuelas.

Seven, los Siete Pecados Capitales - 79%

Una película sobre un psicópata metódico culpable de una serie de asesinatos relacionados con los pecados capitales. El primero de ellos es el de un hombre obeso que fue forzado a comer hasta morir y así representa la gula. En cada escena Somerset (Morgan Freeman) y Mills (Brad Pitt) encuentran pistas que los conducen hasta los nuevos asesinatos. Los detectives ubican a John Doe (Kevin Spacey ) y al final hay un encuentro entre él y Mills; Doe representa a la envidia por querer la vida normal de Mills y el detective termina representando a la ira, cuando el asesino mató a su esposa.

El Silencio de los Inocentes - 94%

Hannibal Lecter (Anthony Hopkins), el brillante asesino en serie y caníbal que nos heló la sangre en la cinta que protagonizó Jodie Foster en los años noventa. Lecter escapa del psiquiátrico, saluda -y aterra- a Clarice por teléfono y le cuenta que está esperando a un amigo para “cenar”. Al despedirse se muestra al villano en un país el que acaba de llegar el doctor Chilton (Anthony Heald), quien está angustiado y pide medidas de seguridad en el aeropuerto porque ve que Lecter camina lentamente hacia él.

Saw: El Juego Macabro - 48%

Jigsaw (Tobin Bell), el asesino que pone a gente en situaciones de vida o muerte, con sangrientos resultados, hace que cuando deciden vivir pierdan partes de su cuerpo o queden desfigurados. Se trata de un asesino en serie que pretende demostrar a sus víctimas que la vida es una sola y hay que aprovechar cada momento. Él utiliza a una marioneta llamada Billy para intimidar a las personas que atrapa, se hizo pasar por un cuerpo para luego culpar a otra persona por los crímenes.

Continúa leyendo: Las películas ganadoras del Óscar a Mejor Película más polémicas

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos