Artículos

Frantz | top de críticas, reseñas y calificaciones

Lo nuevo de François Ozon se estrena en la cartelera mexicana este fin de semana

François Ozon es de esos directores que procura tener, al menos, una nueva película lista para estrenar cada dos años. El realizador francés tiene un ritmo de trabajo constante y enfocarse en mantener cierto número de producciones a flote, la calidad puede salir perjudicada. El realizador llegó a salas de México con Una Nueva Amiga - 80%, una suerte de drama que buscaba explorar las relaciones interpersonales entre hombre y mujer desde un ángulo particular.

Lee también: Pantera Negra: escuchen la primera canción del soundtrack a cargo de Kendrick Lamar

Ahora Ozon vuelve con Frantz, una cinta en blanco y negro que gira en torno al sentimiento de culpa de un soldado de la Primera Guerra Mundial por haber matado a un hombre. La cinta es, a la vez, un remake de Broken Lullaby de 1932 y una adaptación de la obra del escritor francés Maurice Rostand.

La película sigue a nuestro protagonista y sus intentos de tener paz interior al encontrarse con la viuda del soldado alemán al que quitó la vida. Por supuesto, las cosas no serán tan fáciles y diferentes emociones se encontrarán en este relato en el que Ozon ha logrado conjugar elementos narrativos de diverso sabor. La fotografía acompaña a los personajes y pinta una imagen llena de contrastes, tanto en lo visual como en lo emocional. La cinta estuvo hace unos meses en los ciclos de cine francés que visitó varias salas del país y ahora tiene su eventual estreno comercial. La crítica ha sido principalmente positiva con esta obra fílmica de un realizador experimentado.

Lee también: Cloverfield, de Matt Reeves, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Michael O'Sullivan, de The Washington Post:

Una historia bellamente contada sobre el amor y la pérdida durante la posguerra.

Ty Burr, de The Boston Globe:

Lenta y placentera, desarrolla sus temas con una medida de suspense, simpatía hacia sus personajes y una fe duradera en el arte cinematográfico.

Rafael Paz, de Butaca Ancha:

Ozon opta por usar blanco y negro y color para marcar una diferencia entre las escenas “reales” y aquellas donde el supuesto (amoroso, físico o mental) ocupa la pantalla. Es un juego visual que fortalece las ideas de Ozon, no obstante las vuelva un poco obvias.

Alejandro Alemán, de El Universal:

Una de las cintas más sencillas y más admirablemente hermosas que se podrán ver este año.

Benjamín Harguindey, de EscribiendoCine:

La película de François Ozon funciona mientras se apega a las reglas de juego. Si bien se despista decae notablemente.

Jay Weissberg, de Variety:

Los resultados finales son extrañamente más artificiales y menos conmovedores que los de la película original de 1932.

Eric Kohn, de indieWire:

Ozon puede carecer del llamado "Toque de Lubitsch", pero "Frantz" es un recordatorio de que este director francés tiene un tono firme y propio.

Lee también: The End of the Fucking World ya tiene primeras críticas

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos