Artículos

The End of the Fucking World ya tiene primeras críticas

La serie distribuida por Netflix está basada en la popular novela gráfica escrita por Charles S. Forsman

Una vez más el servicio de streaming más famoso del mundo nos permitirá ver una de las series más interesantes de la temporada, y quizá del año. The End of the Fucking World tiene los elementos para atraer a varios sectores de la audiencia, aunque definitivamente está enfocado en un público más joven.

También te puede interesar: ¿Podría Netflix ser comprada por Apple?

La serie está basada en la novela gráfica de Charles S. Forsman del mismo nombre y que en 2014 había sido adaptada en un cortometraje protagonizado por Craig Roberts (Submarine - 86%) y que terminó por impulsar el desarrollo del programa.

La primera temporada cuenta con 8 episodios que se estrenaron en Channel 4 en todo el Reino Unido y que gracias a Netflix podrá llegar al mundo entero. La historia cuenta el viaje que James, un chico que cree ser un psicópata, y Alyssa, la chica nueva de la escuela, quienes inician un viaje para conocer al verdadero padre de ella. La serie es una mezcla de comedia negra y drama que también se presenta con los clásicos elementos del coming of age, donde los protagonistas están cada vez más cerca y temerosos del mundo adulto.

The End of the Fucking World fue desarrollada por Jonathan Entwistle, quien también escribió y dirigió la mayoría de los episodios. Jessica Barden repite como Alyssa después de que ella también protagonizara el cortometraje, pero la adición más interesante es la del actor Alex Lawther, quien se volvió muy conocido por su interpretación de Kenny en “Shut up and Dance” de la tercera temporada de Black Mirror - 93%. Los episodios serán liberados el 5 de enero y las criticas han sido muy positivas, en especial por el ángulo con el que se aborda la temática adolescente y la violencia propia de la historia sin adornos excesivos y con buenas actuaciones por parte del elenco principal. Además parece que la adaptación respeta la sensación nihilista de la novela gráfica y la sensación de vacío que representa y explica un momento de cambio para todos los adolescentes.

También te recomendamos: Netflix anuncia secuela de Bright

Matt Roush de TV Guide Magazine:

Estos fascinantes y cortos ocho episodios están fuera de este mundo, un despilfarro hecho en el infierno adolescente.

Dan Fienberg de The Hollywood Reporter:

La eficiente y retorcida historia que The End cuenta es una cosa finamente contenida que no requiere de embellecimiento adicional, y que debe verse de corrido y debe ser adorado en su agridulce gloria.

Kelly Lawler de USA Today:

La edición estilizada y la narración interna le da una vibra fresca y enérgica, y el veloz ritmo la impulsa hacia adelante. Su inteligente estructura, con genuinas sorpresas y cligghangers, la hacen adictiva, y sus episodios de 18 a 22 minutos la hacen particularmente sencilla.

Ben Allen de RadioTimes:

La serie completa es un ejemplo de un brillante, conciso y cargado de emociones dramedy Británico, digno de ser comparado con Fleabag de Phoebe Waller-Bridge: por momentos perturbador y por momentos muy cómico, y a veces, notablemente, los dos al mismo tiempo.

Alan Sepinwall de UPROXX:

¿Los dos usan una máscara?, ¿ninguno? ¿Exactamente qué tan dañados están, y están haciendo que el otro sea mejor o peor? Estas son las astutas preguntas que el equipo creativo, y estos dos grandes y jóvenes actores logran explorar durante estos 8 episodios (todo revoloteando en 20 minutos maravillosamente enérgicos), junto con la pregunta de la audiencia sobre si es finalmente una comedia, una tragedia, o ambas.

No te pierdas: Netflix revela el tráiler de la segunda temporada de A Series of Unfortunate Events

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos