Noticias

Escritora explica por qué sí es posible interpretar a Frodo y Sam como pareja gay

La teoría de la relación gay entre Frodo y Sam es vieja, pero aunque algunos lo han tomado como broma, la escritora y dibujante Molly Ostertag aporta posibles pruebas a favor.

En la trilogía de El Señor de los Anillos, ningún romance es tan importante y conmovedor como la relación de amistad de los hobbits Frodo y Sam, pero desde el lanzamiento de las películas muchos han visto más que amistad en su relación; incluso en 2016 una broma del Día de los Inocentes decía que Peter Jackson (Muertos de Miedo - 64%, King Kong (2005) - 84%, Jamás Llegarán a Viejos - 100%) había eliminado una escena donde se besaban los dos personajes, pero más allá de las bromas, algunos se han tomado en serio la posibilidad, y un reciente artículo de Polygon plantea interesantes argumentos a favor.

También te puede interesar: Razones por las que El Señor de los Anillos es la mejor saga de la historia del cine

Molly Ostertag es una guionista, dibujante y animadora, autora de varios cómics pero más conocida por su trabajo en las series Star vs. the Forces of Evil (2015-2019), The Owl House (2020) y ThunderCats Roar (2020); pero también es una fanática empedernida de J.R.R. Tolkien y de las películas de El Señor de los Anillos desde que era una niña, y en su reciente artículo titulado “Queer readings of The Lord of the Rings are not accidents” (Las lecturas queer de El Señor de los Anillos no son accidentes), analiza todas las pistas que podrían respaldar el amor romántico entre Frodo y Sam.

Lo primero y más obvio son todas las muestras de afecto entre los dos personajes, que fueron bien retratadas en las adaptaciones de Peter Jackson y que a lo largo del libro pueden encontrarse. Sam se preocupaba más que los demás por su señor Frodo y en una ocasión lo observa mientras duerme, admira su belleza y piensa “lo amo” (I love him). Ostertag cita también a Tolkien, quien en una de sus cartas dijo que la escena que más lo conmovía es cuando Frodo duerme en el pecho de Sam.

Sam muestra su amor por Frodo defendiéndolo de todo peligro, incluso enfrentándose a la aterradora araña Shelob, y cuando cree que ha muerto siente “que toda su vida cae a pedazos”. Después, al terminar su misión, despiertan juntos en una cama y se besan cuatro veces cuando menos, y en otra ocasión se especifica que no se besan, y de regreso en La Comarca Sam se muda a casa de Frodo para vivir como iguales, ya no como su jardinero.

También lee: El señor de los anillos: Billy Boyd revela que iba a haber un desnudo con Pippin y Merry

Los fans ya estarán replicando que todo lo anterior sólo es una amistad pura, pero Ostertag tiene más cosas por decir. El Señor de los Anillos, de acuerdo con Tolkien, es la traducción de un libro muy viejo que fue escrito por Bilbo y Frodo conocido como El Libro Rojo de Westmarch:

Cuando un libro se presenta como una fuente primaria en lugar de una obra de ficción, es una invitación del autor a mirar entre líneas y buscar verdades ocultas. El narrador se convierte en parte de la ficción - la historia, después de todo, es registrada por personas específicas con sus propios motivos [...] Fue una elección consciente por parte de ‘Frodo’ y ‘Sam’ incluir los muchos momentos en los que expresan amor el uno por el otro, y se lee en gran medida de la misma manera en que las personas del pasado se referían delicadamente a sus relaciones entre personas del mismo sexo: queriendo reconocer su verdad y obedecer las convenciones de la época.

Además, Ostertag añade que la relación de Frodo y Sam tiene paralelismos con la historia de amor de Beren y Luthien, y con los romances de Aragorn y Arwen, y Éowyn y Faramir, que se basaban en la fidelidad, servicio, abnegación, honor y valentía. Todo esto seguramente ya está siendo rechazado por muchos, y Ostertag se adelantó a los que dirán que Tolkien era católico y jamás habría escrito sobre personajes gays, pero a diferencia de su amigo C.S. Lewis , quien dejó constancia de su marcada homofobia, el autor de El Señor de los Anillos demostró estar abierto a ser amigo de personas homosexuales como el poeta W.H. Auden y Mary Renault, a quien admiraba por sus escritos.

Otra pista que apunta en esa dirección es el término “queer”, que Tolkien usa para describir a Bilbo y a Frodo, y de acuerdo con Ostertag, el adjetivo ya tenía una fuerte connotación homosexual a finales de los 1800. Aunque se trata de un tema polémico, el artículo de la escritora y dibujante aporta más información detallada y varios ejemplos que aquí no fueron incluidos, si están interesados pueden consultarlo en este enlace.

No te vayas sin leer: El Señor de los Anillos: Guionista de ThunderCats Roar hizo una adaptación del epílogo inédito del libro

Comentarios

  • Tomatazos (12)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos