Noticias

Game of Thrones: George R. R. Martin ahora critica la violencia contra Sansa, "será distinto en el libro"

El autor acumula desencantos con la serie y esta vez explicó lo que hicieron mal con Littlefinger y Sansa Stark

Nadie esperaba que el final de Game of Thrones - 59% fuera tan desastroso para algunos que sus fanáticos perdieran todo interés en seguir hablando de la serie. Mientras algunos títulos como Breaking Bad o Los Soprano, mantienen su popularidad mucho después de haber terminado gracias a los seguidores que aún plantean teorías y descubren detalles o referencias, la serie de HBO parece haber perdido todo el encanto que alguna vez la convirtió en la más exitosa del mundo.

También puedes leer: George R.R. Martin critica la violencia de género en Game of Thrones y dice que afectó la serie

Los seguidores que sí se mantienen un poco más alerta son lo que siguen los libros, pues es bien sabido que George R.R. Martin aún no termina su famosa saga. En realidad, los retrasos en su escritura fueron en parte los causantes del cambio en calidad de la serie. Si bien Game of Thrones siempre alteró algunas partes, hechos y personajes de los libros, al menos se servían del texto como guía primaria. Sin embargo, fue inevitable que la serie tomara delantera y se decidiera a cambiar eventos que el propio autor se ha dedicado a criticar.

Sabemos que David Benioff y D.B. Weiss conocían el final de la historia, pero no cómo el escritor llegará ahí en sus propias novelas. Desde que terminó la serie, el autor que primero defendiera el trabajo de HBO ahora se toma el tiempo de detallar cómo los radicales cambios significaron un pobre desenlace en un nuevo libro llamado Fire Cannot Kill a Dragon, escrito por James Hibberd, de acuerdo con Entertainment Weekly.

Según Insider, una de las opiniones más interesantes es sobre una decisión en la serie que ya en su momento fue muy criticada. En la temporada 5, Littlefinger (Aidan Gillen) manipula a Sansa Stark (Sophie Turner) para casarla con el sádico Ramsey Bolton (Iwan Rheon), y aunque esto hace crecer a Sansa como personaje, y nos regaló una de las venganzas más satisfactorias, los fanáticos simplemente no podían creer que Littlefinger actuara así y R.R Martin comparte ese sentimiento:

Mi Littlefinger nunca hubiera entregado a Sansa con Ramsey. Nunca. Él está obsesionado con ella. La mitad del tiempo piensa que es como la hija que nunca tuvo, que desearía tener, que hubiera deseado tener si se hubiera casado con Catelyn. Y la otra mitad del tiempo piensa que es Catelyn, y la quiere sólo para él.

Sigue leyendo: Game of Thrones: fanáticos recuerdan el desastroso final en su primer aniversario

Los que se han acercado a las novelas saben que todo ese arco sucede pero no con Sansa. Pareciera necesario para la adaptación darle más énfasis, en vez de dejarla sin cambios e introducir un nuevo personaje para cumplir con el texto. La lógica se entiende, pero no la forma en que lo desarrollaron. Si Littlefinger conocía en verdad a Ramsey parece fuera de lugar el darle a Sansa, siendo ella un as bajo la manga; y si no sabía lo que iba a suceder se ve peor pues él es astuto y pragmático, y siempre estaba un paso adelante.

En ese sentido, R.R Martin agrega:

Él [Littlefinger] no se la daría a alguien que le haría cosas malas. Eso será muy distinto en el libro.

Cuando se estrenó este episodio generó mucha controversia. Para empezar, por la necesidad de presentar una madurez en sus personajes femeninos a partir de la violación, como sucedió con Daenerys que no es agredida sexualmente en la novela. Por otro lado, las verdaderas intenciones de Littlefinger se oscurecieron tanto que provocaron muchas teorías que al final no llevaron a nada. Incluso su muerte no llega a sentirse como el gran evento que debía ser para un personaje que luchaba muy a su modo el juego de tronos.

No te vayas sin leer: Game of Thrones: Nikolaj Coster-Waldau critica el maltrato a la mujer en la serie

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos