Noticias

Hija de Bruce Lee denuncia la xenofobia de Warner contra su padre durante el desarrollo de Operación Dragón

Muy conocidos son los roces entre Bruce Lee y Warner durante el desarrollo de la historia para Operación Dragón, su película cumbre

Probablemente Bruce Lee es la estrella de artes marciales más famosa de todos los tiempos, y gracias a él tuvimos Operación Dragón - 95%, la mejor película de este tipo de combate que nos ha dado la historia. La obra cumbre de Lee apareció en la cartelera en 1973, tan solo unos días después del misterioso fallecimiento del actor chino, cuya causa todavía es motivo de misterio y debate al día de hoy. Pero no todo fue bueno durante el desarrollo y rodaje de Operación Dragón, eso se sabe bien: barreras de lenguaje entre ídolos chinos y estadounidenses, desacuerdos en el estudio, y mucho más. Ahora la hija de Bruce, Shannon Lee, revela que su padre sufrió mucho más de lo que se sabe durante las grabaciones, pues Warner le mintió y lo hizo a un lado en repetidas ocasiones.

No te pierdas: Famosos que admiran a Bruce Lee

Operación Dragón, originalmente conocida como Enter the Dragon, gira en torno a 3 personajes principales; Lee (Bruce), un hombre reclutado por una agencia para investigar un torneo organizado por Han, ya que creen que tiene un comercio de opio allí. Roper y Williams son excompañeros del ejército desde Vietnam y entran al torneo por diferentes problemas que tienen. Se trata de un torneo mortal que los lleva a una isla. El trabajo de Lee es sacar a los otros dos de allí con vida.

En su nuevo libro Be Water, My Friend: The Teachings of Bruce Lee, Shannon Lee habla sobre la vida de su padre y durante varias páginas se concentra en el desarrollo de Operación Dragón, su trabajo más famoso. Bruce intentó triunfar en Hollywood en repetidas ocasiones, pero necesitaba de una gran película para consolidar su nombre de forma definitiva; cuando Warner le dio la oportunidad con Operación Dragón lo tuvo claro, pero las cosas no resultaron fáciles con el estudio. La hija menciona que el guión original escrito por un hombre de California era malo, y que no tenía muchas de las escenas míticas que vemos en el producto final; Bruce peleó por reescribir el texto e incluso se negó a presentarse al set si no se cumplía su cometido; Warner se negó a cumplir el despido exigido y mantuvo al guionista a espaldas de Bruce. Finalmente cedieron a los cambios del actor.

Te invitamos a leer: Las mejores películas de Bruce Lee según la crítica

Variety obtuvo un fragmento del relato presentado por Shannon en su libro, el cual está a la venta desde hoy, 6 de octubre. Puedes leer algunas líneas a continuación:

Operación Dragón fue la oportunidad soñada que se hizo realidad para mi padre, una película de Hollywood en la que él era el protagonista. Dicho esto, Hollywood lo anunció como una doble ventaja en caso de que su apuesta por mi padre no valiera la pena, y en parte debido a los prejuicios y preocupaciones que rodeaban la xenofobia de los públicos de esa época. Pero mi padre no se preocupó por esto. Sabía que tenía las virtudes incluso si los demás no estaban seguros. Estaba listo para aprovechar al máximo esta oportunidad para lograr su objetivo de mostrar al mundo occidental la gloria del gung fu chino y expresarse plenamente en una verdadera representación en pantalla de un hombre chino.

Había solo un problema. El guión fue terrible. Tan terrible, de hecho, que mi padre insistió en que despidieran al escritor y lo enviaran de regreso a California mientras él mismo reescribía febrilmente la mayor parte del guión. Por supuesto, el estudio no escuchó a mi padre y mantuvo al escritor en Hong Kong, haciendo pequeños ajustes al título que inicialmente se llamó Blood and Steel y luego el inventivo Han's Island (mientras mentía a mi padre diciéndole que lo habían enviado de regreso a Los Ángeles). Esee guión original no tenía ninguna de las escenas icónicas que existen hoy. No tenía el "señalar con el dedo a la luna". Ningún "arte de luchar sin luchar". No hay escena filosófica con el monje discutiendo la verdadera naturaleza de la maestría.

Para mi padre era de suma importancia que esta película reflejara su arte y cultura con precisión y profundidad. Este era su momento para mostrarle al mundo quién era y lo que podía hacer un hombre chino de gung fu, y no se iba a conformar con ser mediocre. Así que reescribió el guión y envió sus reescrituras a los productores. También discutió con el estudio sobre el título. Su nombre artístico chino era Siu Loong, que se traduce como "Pequeño dragón", y esta película iba a ser su introducción a Occidente. El título "Enter the Dragon" tenía un poder y una especificidad que "Han's Island" y "Blood and Steel" no tenían. Escribió numerosas cartas a Warner Brothers solicitando este cambio de nombre: "Considere cuidadosamente el título 'Enter the Dragon'. Realmente creo que este es un buen título porque 'Enter the Dragon' sugiere la aparición de alguien que es de calidad". ¡Esa “cualidad de alguien” a la que se refiere es, por supuesto, él mismo!

El estudio finalmente sucumbió a esta solicitud y acordó cambiar el nombre de la película. Mi padre entrenó como nunca antes y trabajó continuamente en el guión para hacerlo lo mejor posible. Su compañía de producción, Concord Productions, se convirtió en la entidad de producción de Hong Kong para hacer la película (aunque mi padre no está acreditado como productor), y también se le pidió que coreografiara toda la película. Trabajó día y noche para aprovechar al máximo esta oportunidad que se le había brindado. Iba a mostrarle Bruce Lee al mundo.

También puede interesarte: El Cuervo, de Alex Proyas, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Comentarios

  • Tomatazos (5)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos