Artículos

El Cuervo, de Alex Proyas, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

The Crow, basada en los cómics de James O'Barr, es un clásico de culto que se convirtió en leyenda por la muerte trágica del actor protagonista

En 1990 las adaptaciones de cómics no eran abundantes como en la actualidad, pero desde 1989 con la llegada del Batman - 72% de Tim Burton se notó un cambio en el tono que éstas tomaban, y uno de los grandes hitos de la década fue El Cuervo - 82%, de Alex Proyas, una oscura historia de venganza que tuvo como protagonista a Brandon Lee, hijo de la estrella de las artes marciales Bruce Lee.

También te puede interesar: Guasón y otras películas de superhéroes para aquellos que no les gusta el MCU

El Cuervo se basó en los cómics de James O'Barr y contó con un guión escrito por David J. Schow y John Shirley . Narra la historia de Eric Draven (Lee), un músico de rock que es asesinado junto con su novia, quien es abusada sexualmente por varios hombres de la banda Top Dollar. La cruel muerte de Draven tiene lugar el 30 de octubre, fecha en la que se celebra “la noche del diablo”. Un año después un misterioso cuervo resucita a Eric para que cobre venganza y ahora cuenta con poderes sobrenaturales; su misión termina cuando acaba con el líder de la banda criminal que le arrebató la vida a él y su novia.

Además de mostrar acción y violencia desenfrenada en un entorno gótico muy acorde con la década que la engendró, una de las razones por las que El Cuervo es legendaria es la muerte trágica del actor protagonista, quien solo tenía 28 años y recibió un disparo en el set durante el rodaje de la cinta.

Lee seguía los pasos de su padre en el mundo de la actuación y de las artes marciales, lamentablemente cuando se rodaba una escena donde Eric era abatido a tiros, el actor Michael Massee portó una arma cargada con una bala real. El error le costó la vida a Lee, quien murió en el hospital tras haber sido impactado en el abdomen.

También te recomendamos: Las peores películas de superhéroes según la crítica

La muerte del actor puso en duda que la producción continuara, pero se decidió que debían terminarla y utilizando escenas oscuras y al doble de riesgo de Brandon Lee, Chad Stahelski, fue concluida y se convirtió en un clásico de culto. Al final de la película hay una dedicatoria para Lee y su esposa Eliza Hutton.

El Cuervo, por la violencia y oscuridad con la que aborda su trama, es un antecedente en muchos sentidos de adaptaciones modernas de cómics que han ido por ese camino: Watchmen, Los Vigilantes - 65%, Logan - 93% y Deadpool - 84% por dar algunos ejemplos. Stahelski, quien fue el doble de riesgo de Lee y ocupó su lugar tras su muerte, tiempo después sería director de la saga John Wick.

El trágico accidente, sin embargo, sirvió para dotar a El Cuervo de una aura legendaria incluso antes de su estreno. Algunos críticos señalaron que sin la muerte de Lee la obra de Proyas solo sería una más del montón, apenas si un poco mejor que el promedio; otros reconocieron que en la película se podía ver un potencial que tenía el hijo de Bruce Lee, y finalmente unos cuantos elogiaron a El Cuervo como una de las mejores adaptaciones de cómics de su tiempo. A continuación, les dejamos algunos fragmentos de las críticas que recibió después de su estreno en 1994:

Roger Ebert:

A veces, la película parece un video musical violento, toda imagen y acción, sin contenido. Sin embargo, si hubiera desarrollado más la historia y caracterización, podría no haber tenido el mismo éxito en evocar un mundo donde la realidad extraña, no la historia, es el punto.

Jay Boyar en The Orlando Sentinel:

La conclusión es que El Cuervo es una película de explotación algo-mejor-que-el-promedio que ha recibido un impulso extra de publicidad por la muerte prematura y dramática de su artista estelar.

Michael Wilmington en Chicago Tribune:

Una de las claves del sorprendente éxito de El Cuervo, una adaptación cinematográfica de la saga de cómics de J. O'Barr sobre un espíritu vengativo en una ciudad asesina, es la forma en que su violencia es capaz de sorprendernos. La película tiene un impacto salvaje y estremecedor. Es incandescentemente brutal y sangrienta, y no solo porque es la famosa película cuya estrella, Brandon Lee, murió en un accidente de rodaje en el set.

Owen Gleiberman en Entertainment Weekly:

La verdad es que lo que le sucedió a Lee (que era el hijo de Bruce Lee) le da a esta fantasía de acción salpicada de sangre una resonancia espeluznante que de otro modo no hubiera tenido.

David Ansen en News Week:

Es el elegante y espléndido Lee cuya imagen perdura en la retina. Vestido de negro punk desgarrado, con la cara pintada de blanco como mimo con lágrimas de payaso y labios exagerados, Lee pudo demostrar por primera vez su carisma sensual. Es tentador y frustrante verlo enterrado bajo el maquillaje expresionista, en un papel que ofrece intensidad pero poca caracterización. Sabiendo que no lo volverás a ver, quieres más de lo que El Cuervo ofrece de su rostro real. La película te deja con la emoción y la tristeza de un gran potencial perdido.

Desson Howe en Washington Post:

Los personajes, derivados de la novela gráfica de James O'Barr, son arquetipos de cómics, sus diálogos son un montón de tonterías caricaturescas. De hecho, toda la historia, llena de imágenes mesiánicas, finales en campanarios góticos y el patetismo de los videos musicales, es decididamente cursi.

James Berardinelli en Reel Views:

El Cuervo no deja espacio para que el espectador respire, ya que brilla con una velocidad vertiginosa de escena en escena. Proyas muestra un talento similar al de John McTiernan y James Cameron en la forma en que envuelve las escenas de acción. Esta película se mueve, y eso compensa una serie de deficiencias de personajes y tramas. Es cierto, el atractivo de El Cuervo es completamente visceral.

Todd McCarthy en Variety:

Una fantasía de venganza ininterrumpida, palpitante y deslumbrantemente visual que se erige como uno de los live action más efectivos basados en cómics de toda la historia.

Desmond Ryan en The Philadelphia Inquirer:

Si la llegada de El Cuervo, una película de acción visualmente deslumbrante e hipercinética, es una ocasión para llorar la pérdida de Lee, también es motivo suficiente para celebrar los dones proteicos de su director, Alex Proyas.

Y aquí una crítica más recientes, del medio español Espinof, por Alberto Abuin:

‘El cuervo’, película que sin duda resiste bien el estoico paso del tiempo, el gran amigo/enemigo del séptimo arte, posee esa extraña particularidad de ofrecer al mismo tiempo lo mejor y lo peor que uno se pueden encontrar en una película de estas características.

No te vayas sin leer: Los mejores antihéroes en películas y series basadas en cómics

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos