Noticias

Expertos acusan a Netflix de tergiversar la realidad mexicana

Consideran que las series de “mirreyes” y de la acaudalada clase alta opacan los verdaderos problemas nacionales

Noticias

Expertos acusan a Netflix de tergiversar la realidad mexicana

Consideran que las series de “mirreyes” y de la acaudalada clase alta opacan los verdaderos problemas nacionales

POR Gabriel Escogido -

¿Es el cine y la televisión un reflejo de la realidad o un medio de escapismo? Hay argumentos para ambas posibilidades. Sin duda, cada espectador tiene diferentes motivaciones y obtiene particulares gratificaciones de ver un filme o una serie, pero los expertos consideran que el enfoque de producciones como las de Netflix dejan a un lado los grandes temas que afligen al país.

No te pierdas: Made In México: las mejores reacciones al reality show de Netflix

La agencia Efe recopila las opiniones de tres expertos sobre producciones como Luis Miguel: La Serie - 62%, La Casa de las Flores, Made in Mexico y narcoseries como El Chapo, las cuales, según parece ser el consenso, están muy lejos de reflejar la realidad de México ya sea en tanto al estilo de vida de la mayoría de la población o incurren en la apología de la narcoviolencia que tanto aflige a nuestra sociedad.

El crítico de cine José Antonio Valdés Peña dijo:

Si durante años se acusó a las televisiones mexicanas de tergiversar la realidad y de estupidizar al público, me parece muy sorprendente que ahora Netflix tome esas mismas temáticas de manera completamente banal. ¿Qué es lo que no se muestra? Un país que políticamente está más dividido que nunca, un sistema educativo que no funciona, que está lleno de vicios, una clase política que está realmente todos los días avergonzando en buena medida a quienes los vemos a través de los medios de comunicación

Arturo Guillemaud, profesor de Teorías de la Comunicación de la UNAM explicó está tendencia a partir de que los públicos de la televisión abierta y el streaming son totalmente diferentes. Estos últimos son mas jóvenes y de una clase más acomodada que aspira a alcanzar los estilos de vida glamurosos que se muestran en su programación.

Mientras que “estupidizar” a la audiencia podría ser una exageración (eso en todo caso sería una falla en el sistema educativo. Gracias, Elba Esther), en contraste con filmes como Heli - 61% o La Región Salvaje - 82% de Amat Escalante, documentales como Hasta los Dientes - 100% y La Libertad del Diablo - 88%, la televisión nacional sí deja mucho que desear en términos de producciones que presenten historias sobre la vida del mexicano promedio. Y que también opten por un enfoque menos melodramático al narrar historias sobre narcotraficantes, en lugar de la exposición de lo complejo que es ese problema.

En una nación que tiene 50 millones de pobres resulta interesante que las principales ofertas de empresas gigantes como Netflix sean filmes sobre “socialités”, estrellas musicales o una familia conservadora de la Ciudad de México. ¿Será culpa de la compañía o de la audiencia que responde bien ante este contenido? Una investigación a mayor profundidad podría revelarlo, pero el hecho permanece: la televisión carece de una oferta variada en términos de producciones nacionales.

Te recomendamos: Netflix: encuesta revela las series más populares de la plataforma

Un ejemplo de esto, si bien logrado, podría ser la cuarta temporada de Narcos - 96%. El show de Netflix que tiene como protagonista a la cocaína comenzó su historia con Pablo Escobar en Colombia y este año, ahora titulada Narcos: México, regresará para mostrar el origen del Cártel de Guadalajara, el primer gran grupo de delincuencia organizada.

De seguir, como lo han hecho antes, mostrando los diferentes intereses y factores que permiten la prevalencia de este tipo de delitos antes que centrarse en los lujos y el estilo de vida de sus personajes, podría dar una lección a los productores nacionales de cómo se puede abordar desde la ficción y el drama un tema tan sensible para el país que el año pasado tuvo su índice más alto de asesinatos.

¿Logrará Netflix corregir curso?, ¿se puede educar a la audiencia para que prefiera ver contenidos más representativos de su realidad y con un enfoque menos melodramático? O en todo caso, ¿es necesario que la televisión toque los problemas del país? La decisión, al final del día, es de los espectadores que no solo pagan su bien ganado dinero a la compañía, sino que invierten su poco libre tiempo en la programación que, a veces, deja mucho que desear.

Continúa leyendo: Diputados proponen cuota de 30 por ciento de producciones nacionales a Netflix, Blim, Claro Video y más

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos