Artículos

He-Man es un ícono gay y otros datos del personaje que quizá no conozcas

Hablaremos de datos como el hecho de que es amado por los hombres gays.

Una de las caricaturas más icónicas de los ochenta es He-Man and the Masters of the Universe. Es uno de los primeros ejemplos de una adaptación animada de una popular línea de juguetes, en este caso de Mattel. La compañía le entró al mundo de las figuras de acción tras rechazar un trato para hacer figuras de Star Wars. Como se podrán imaginar perdieron millones de dólares por no tenerle fe a esa franquicia. Por lo mismo, decidieron crear su propia línea de figuras de acción inspirándose un poco en el protagonista de Conan, el Bárbaro (hasta hubo una demanda en su momento). En unas semanas se va a estrenar la secuela de esta icónica caricatura llamada Amos del Universo: Revelación - 80%. En preparación para la serie de Netflix he decidido escribir este artículo con algunos datos curiosos:

No te pierdas: Los Amos del Universo, de Gary Goddard, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

He-Man es un ícono gay

Esto no es precisamente un secreto ni nada. En la caricatura original fácilmente se podía ver un subtexto gay si se le buscaba. No es para nada aleatorio que en internet existan artículos como “He-Man’s Five Gayest Adventures” (Las cinco aventuras más gays de He-Man), de C. Edward, de Cartoon Brew, “Queer Heroes: 15 Superheroes Who Are Gay Icons” (Héroes queer: 15 superhéroes que son íconos gay) de Hannah Collins para CBR, o “Who’s Afraid of a Gay He-Man?” (¿Quién le teme a un He-Man gay?), de Alexander Huls, de Men’s Health. Lo que le dio más alas a esta interpretación es que Erika Scheimer, hija del productor ejecutivo de la caricatura ochentera, Lou Scheimer, reveló que Filmation contrató a muchos artistas abiertamente gays durante los ochentas, los cuales querían verse reflejados en la pantalla.

La realidad es que como apuntó un comentador en la página He-Man.org, es muy fácil ver a esa caricatura como una alegoría de salir del closet con orgullo:

El príncipe Adam convirtiéndose en He-Man es una alegoría de tener el poder para salir del closet. El príncipe Adam parece un chico gay tímido con un padre autoritario que tenía miedo de mostrar al mundo que él es gay… Él levantaba su espada de poder y le mostraba al mundo que el estaba afuera y con orgullo.

Algo que cimentó esta interpretación en nuestro imaginario cultural es el video Fabulous Secret Powers. Sobra decir que los juguetes, los cuales son los culpables de que la caricatura exista, hoy en día tienen a tres tipos de entusiastas clave:

De hecho, los hombres gays parecen ser parte de los tres grandes grupos de entusiastas que compran juguetes de He-Man; los otros dos son los fisicoculturistas y los policías, aunque estos círculos obviamente se superponen.

El personaje se ha convertido en un ícono para muchos hombres gays. La duda es si en algún momento harán que el personaje lo sea abiertamente. Eso está por verse.

He-Man era pacifista

Algo que dicen los detractores de She-Ra and the Princesses of Power de Netflix es que esa caricatura estaba dirigida a niños pequeños y que se notaba en su estilo de dibujo, obviando que es una caricatura donde los personajes mueren y pasan por traumas para nada infantiles. Algunos llegan a argumentar esto como si la caricatura original fuera hiperviolenta como los animes ochenteros. Las personas que dicen ese tipo de sinsentidos muy probablemente nunca vieron un jueguete de He-Man y le cambiaban al canal antes de que He-Man dijera la moraleja que remataba cada capítulo. Dicho eso, en lo que más se notaba que su público era el infantil es en el hecho de que su musculatura y su gran espada eran elementos casi decorativos. Así es, queridos lectores. He-Man no era una caricatura violenta, lo que pasa es que ya no la recuerdan bien. Si ven cualquiera de los 130 episodios de la serie original van a notar que He-Man sólo usa su espada para dos cosas: romper obstáculos y bloquear láseres. Observen con atención la serie y notaran que nunca ataca a nadie con ella; lo que es más, nunca da un solo puñetazo. Lo más parecido que hace a atacar a alguien es cargarlo y lanzarlo por los aires. No bromeo, vean la caricatura y lo van a comprobar. Eso se debe a que era una caricatura hecha para vender juguetes a niños pequeños y el estudio no quería que la censura les fuera a poner algún tipo de pero.

También lee: Masters of the Universe: crónica de una filmación accidentada

El estudio original era muy tacaño y flojo

Filmation Studios hizo la caricatura original que todos recordamos y amamos. La cosa es que era un estudio con algunas prácticas que demostraban que no tenían el presupuesto más amplio del mundo. En el mundo de la animación era común reutilizar secuencias animadas. Filmation es famoso por abusar de esto. En He-Man hay un ejemplo muy puntual de esto: Orko. El personaje originalmente se iba a llamar Gorpo. Como se podrán imaginar la emblemática O que tiene en su pecho iba a ser una G. No es difícil suponer por qué le cambiaron el nombre. Fue para poder reutilizar sus secuencias más fácilmente; con una O puedes voltear al personaje y nadie se va a dar cuenta. Casi parece que Don Cangrejo era un productor en ese estudio.

La piel de Skeletor es azul; en otras palabras, no trae casi nada de ropa puesta

Más de uno llegamos a asumir que Skeleton traía puesta alguna prenda azul muy ajustada. Ése no es el caso. Skeletor estaba tan encuerado como He-Man. Los juguetes clásicos y la caricatura del 2002 revelaron este hecho. Él personaje es un Gar; es decir, es de una raza de piel azul que fueron los que acabaron con la vida del rey Grayskull de la antigüedad. No se sabe porque su hermano y su sobrino son blancos y él es azul. Es un misterio que las diferentes versiones no han explorado, pero ésa es la razón por la que él no heredó el trono. Es fácil ver esto desde una óptica racista. Básicamente se está diciendo que un personaje no puede ascender al trono y es malvado porque su piel es de un color diferente al de los demás.

Masters of the Universe: Revelation no es un reboot y no es la única serie de He-Man que está desarrollando Netflix

Ya lo dije la razón principal para escribir este artículo es el futuro estreno de la nueva serie de Netflix que ha desarrollado Kevin Smith. Algo que algunas personas no saben o no recuerdan es que esta serie no es un reboot. Es una continuación de la original. Así lo reveló el cineasta y escritor de cómics cuando se hizo el anuncio oficial de que iba a mostrarnos una nueva versión del personaje:

Estoy Eternia-mente agradecido a Mattel TV y a Netflix por confiarme no sólo con los secretos de Grayskull, sino su universo entero. En Revelation, vamos a retomar justo donde se quedó la era clásica para contar una historia épica sobre lo que podía ser la última batalla entre He-Man y Skeletor. Traída a la vida con los diseños de personaje más metaleros que Powerhouse Animation puede contener en un cuadro. ¡Esta es la historia de Masters of the Universe que siempre quisiste ver como niño!

Esto se traduce en que la serie está dirigida para las personas que crecieron viendo la versión original ochentera. Eso se nota en que trataron de replicar, hasta cierto punto, el estilo de dibujo de la serie antigua. A estas alturas sería un acto de ceguera y sordera querer negar que la nostalgia vende. Lo hace y de eso nadie tiene ni una pizca de duda. El asunto es que las propiedades intelectuales también son valiosas por su capacidad de ser reinventadas para atraer a nuevas audiencias.

Netflix lo sabe y por lo mismo ésta no es la única serie del héroe rubio y musculoso que tienen entre manos. Esa serie sí va a ser un reboot y va a ser con animación CGI. No se sabe el tono que tendrá la serie, pero todo parece indicar que va a ser hecha para atraer a los más jóvenes a esta longeva franquicia.

Continúa leyendo: Masters of the Universe: Revelation revela su primer tráiler al ritmo de I Need a Hero

Comentarios

  • Tomatazos (3)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos