Artículos

Razones por las que necesitamos una secuela de Han Solo: Una Historia de Star Wars

Lejos quedaron los días en los que Disney intentó lanzar spin-offs de Star Wars cada pocos años. El de Han Solo llegó al cine, y a pesar de su "problemática" producción es una aventura que merece una secuela.

Desde que George Lucas vendió Lucasfilm a Disney, el estudio ha realizado muchas más películas y series de Star Wars. Mientras que antes, los fanáticos solo tenían las seis películas y The Clone Wars, junto con otro contenido aquí y allá. Pero desde la adquisición de Lucasfilm, Disney generó otra trilogía, dos películas derivadas y más producciones animadas. Ha tenido sus éxitos, pero también sus errores, y Han Solo: Una Historia de Star Wars - 56% es lo que muchos consideran como uno de ellos. Sin embargo, los fanáticos todavía quieren una secuela y lo más interesante de todo es que las opiniones hacia esta película han cambiado con el paso del tiempo.

No te lo pierdas: Star Wars: Todo lo que sabemos sobre la trilogía de secuelas de George Lucas

Han Solo: Una Historia de Star Wars - 56%, dirigida por Ron Howard, estuvo plagada de problemas antes de llegar a la pantalla grande el 25 de mayo de 2018 en Estados Unidos. Antes de que Howard se involucrara en el proyecto, los directores originales de la cinta fueron Phil Lord y Chris Miller, los mismos de La Gran Aventura Lego. La frase “diferencias creativas” es algo que la franquicia de Star Wars no ha podido evitar y con el despido del dúo de directores fue que llegó Howard a “salvar” la película protagonizada por Alden Ehrenreich gracias a extensos reshoots que lo llevaron a dirigir el 70% por ciento de una película que, según él, no veía qué era lo que tenía de malo.

No tenemos claro si una secuela llegará a ocurrir, pero en el tercer aniversario del estreno de la cinta muchos fans usaron el hashtag #MakeSolo2Happen, el cual se volvió tendencia, para recordar todas las cosas que les gustaron de la película y demostrar que una segunda parte podría ser muy bien recibida por el público. Jonathan Kasdan, co-guionista, nunca se mostró positivo ante la idea de una secuela, principalmente por el desempeño que tuvo en la taquilla internacional. El spin-off de Han Solo además fue muy costoso y eso también influyó en sus números; The Numbers registra que el presupuesto fue de US$275 millones y al final solo recaudó US$179 millones fuera de Estados Unidos, mientras que en su país de origen, donde no estuvo tan mal, sumó US$213 millones para un total de US$393 millones.

Dudamos que esto representó ganancias, pero luego del tiempo que ha pasado desde que Han Solo: Una Historia de Star Wars - 56% llegó a la pantalla grande, una mayor parte de la audiencia le ha encontrado el lado bueno a una cinta que en su momento también recibió duras críticas. Lo cierto es que esta “historia de origen” de Han Solo, con Lando y compañía, no estuvo tan mal como algunos la quieren vender. De hecho, son más los aspectos positivos y razones por las que debería tener una secuela que los negativos. Además, se sabe que Alden Ehrenreich había firmado un contrato para participar en más películas, lo que de alguna forma se puede tomar como una confirmación de que el estudio siempre tuvo más planes para el personaje.

Te recomendamos: Razones por las que está bien la diversidad en el universo de Star Wars

A continuación, les detallamos las razones por las que una secuela es algo que Disney debe realizar en el futuro cercano:

Podría ser el inicio de una nueva franquicia

Sale ganando el estudio y también el público. Después de la (supuesta) conclusión de la Saga Skywalker con Star Wars: El ascenso de Skywalker, Disney no va a dejar que pase mucho tiempo hasta la siguiente película o serie de la franquicia, pero en vista de que terminó la parte principal de su canon, por llamarlo de alguna manera, estará buscando la forma de tener a la audiencia atada a una historia tal como lo hizo en el pasado. Si bien la saga principal de Star Wars es una historia de varias partes que se cuenta deliberadamente en trilogías, y cada entrega constituye una parte clave de la historia, la franquicia secundaria de Solo podría ser diferente. Una idea puede ser enfocarse en ella de una forma en la que cada película es una aventura independiente que explora nuevos rincones del universo de Star Wars. Sería una nueva vía fascinante para explorar con la franquicia. Además, teniendo en cuenta cómo le fue al estudio en sus intentos de hacer películas independientes, no viene mal continuar con lo poco que le salió bien.

Alden Ehrenreich fue convincente como Han Solo

Aunque nadie confundiría la actuación de Alden Ehrenreich como Han Solo con un joven Harrison Ford, y a pesar de lo fastidioso que debió haber sido que todo el mundo los compare, su interpretación fue más allá de la simple mímica. Hizo algo muy interesante, ya que atinó los gestos y expresiones faciales de Ford, pero al final lo que presentó fue su propia versión del personaje. Como sucesor, Ehrenreich fue bastante convincente. El mayor problema con la interpretación de Han Solo en el spin-off fue la forma en que fue escrito. Las diferencias en la caracterización entre la película protagonizada por este personaje y el que vimos en la trilogía original son por el trabajo de los escritores, y Ehrenreich debería tener la oportunidad de interpretar un Han Solo fielmente escrito.

Han Solo: Una Historia de Star Wars dejó asuntos sin resolver

Juzgando por la forma en la que se mueve Hollywood en la actualidad, ningún estudio se arriesga a trabajar en una producción cinematográfica de gran presupuesto, sin haber planeado antes al menos dos películas, que siempre pueden ser más dependiendo del éxito. El plan es justamente ese, que cada estreno siempre conduzca a una serie de películas, por lo que muchas veces encontramos pistas o cliffhangers que dejan espacio para secuelas y que los fanáticos quieran más. Así pasó con Han Solo: Una Historia de Star Wars - 56%, una película que se preparó para responder a un montón de preguntas y, al hacerlo, planteó muchas más. Mientras averiguamos cómo Han consiguió los dados que cuelgan en la cabina del emblemático Halcón Milenario, nos quedamos preguntándonos por qué Qi'ra decidió no mencionar a Han en su informe a Darth Maul.

Cualquier excusa es buena para ver una película de Star Wars, y Han Solo demostró que tiene mucho potencial

El spin-off de Han Solo no fue una película perfecta de ninguna manera. Las opiniones varían, desde que la trama fue forzada hasta e incluso que la historia de origen de un personaje favorito de los fanáticos se redujo a la historia de origen de las diversas ropas y accesorios de unos de sus personajes. Aún así, se puede decir que existe un consenso: fue una aventura intergaláctica bastante entretenida. Se supone que las películas de Star Wars son para escapar, y en esa escala Han Solo: Una Aventura de Star Wars logró exactamente lo que se propuso hacer. En lo que respecta a los fanáticos de la franquicia, cualquier viaje a esa galaxia muy, muy lejana valdrá la pena siempre que la película parezca sólida (te miramos a ti, Boba Fett) y contar con una película cuya popularidad ha aumentado después de su estreno es suficiente para probar que una secuela podría ser buena y tener el efecto deseado por el estudio.

Queremos volver a ver a su elenco

Una de las cosas más interesantes de Han Solo: Una Historia de Star Wars - 56% fue el conjunto de actores que participaron en ella. Algunos interpretaron a personajes conocidos como Ehrenreich y Donald Glover, mientras que la película marcó el debut de Emilia Clarke, Phoebe Waller-Bridge y Paul Bettany en la franquicia de Disney/Lucasfilm. Ninguno decepcionó y gracias a sus actuaciones pudimos regresar a este universo en el que no faltaron los personajes interesantes. Aparte del titular, otros como Chewbacca y Lando Calrissian, a quienes sería divertido volver a ver en el futuro, y el resto de actores mencionados hicieron que esta aventura sea mágica. Una secuela podría ampliar los personajes intrigantes, como Qi'ra y Darth Maul, y también ofrecernos nuevos personajes únicos como Tobias Beckett y L3-37, que causaron una gran impresión en el primero. Conociendo la forma en la que trabaja Lucasfilm, es posible que de no haber una secuela o alguna película que conecte con Han Solo: Una Historia de Star Wars, los veamos como consuelo en otros medios.

Continúa leyendo: Star Wars: Cómo arreglar El Despertar de la Fuerza, Los Últimos Jedi y El ascenso de Skywalker

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos