Artículos

Razones por las que está bien la diversidad en el universo de Star Wars

Hay personas que no toman en cuenta que no todo mundo es igual y que todos necesitan sentirse representados en las películas. Aquí les dejamos dos razones por las que la diversidad está bien en el universo de Star Wars.

Cada vez que se anuncia que una mujer, una persona de color o alguien de la comunidad LGBTQI+ va a protagonizar o formar parte de una cinta que tenga un fandom bien establecido, no falta que salgan personas a quejarse del casting diverso y decir que son cosas que hacen por cuota de género y demás. Es cierto que en muchos casos los estudios no hacen las cosas con buena intención, pero lo que también es cierto es que eso no es razón para demeritar lo importante que es la representación en el cine y la televisión. Hay personas que siempre quisieron ver a alguien similar a ellos en un papel protagónico. Internet está lleno de historias de personas de color, mujeres y personas de la comunidad LGBTQI+ que leyeron El Señor de los Anillos o textos similares y les hubiera gustado ver a personas como ellos en los roles protagónicos. Yo como mexicano me emociono cuando ve a alguien de mi nacionalidad en alguna obra extranjera, aunque me emociono menos cuando veo que es una caricatura racial.

No te pierdas: Star Wars: Cómo arreglar El Despertar de la Fuerza, Los Últimos Jedi y El ascenso de Skywalker

El problema es que como dije no faltan las personas que se enojan cuando ven que una película de Star Wars no va a estar protagonizada por un hombre blanco heterosexual cisgénero o que el elenco ya no es tan blanco, heterosexual y masculino como solía ser. Ese tipo de personas en los comentarios de las publicaciones suelen añorar una época en la que el cine era así. Y esas mismas personas suelen decir toda clase de cosas discriminatorias sobre cualquier persona diversa que sea contratada para un rol importante en esa obra que aman.

Star Wars no es una excepción a esto. Cuando se anunció que Daisy Ridley iba a protagonizar el Star Wars: El Despertar de la Fuerza - 92% muchas personas se molestaron con esta decisión y comenzaron a decir cosas como que el personaje era una Mary Sue. Lo mismo cuando pudimos ver que John Boyega iba a ser otro de los personajes principales. Las cosas se pusieron aún más intensan con la inclusión de Kelly Marie Tran en el Star Wars: Los Últimos Jedi - 91%. La gente la odió infinitamente en el papel, al grado de que en Star Wars: el ascenso de Skywalker - 61% su personaje mágicamente se volvió menos importante de lo que apuntaba el final de la octava película.

A raíz de su papel dándole voz a la protagonista de Raya y El Último Dragón - 97%, la actriz habló con The Hollywood Reporter y explicó lo terrible que fue ser víctima de fans racistas y misóginos por haber salido en un par de películas de Star Wars:

[Sentí] como si me hubiera enamorado muy públicamente y luego tuviera un rompimiento muy vergonzoso y público. Si alguien no me entiende ni a mi experiencia, no debería de ser yo quien tenga que internalizar su misoginia y su racismo o ambos. Quizá sólo no tienen la imaginación para entender que hay toda clase de tipos de personas viviendo en el mundo

Efectivamente hay personas que no toman en cuenta que no todo mundo es igual y que todos necesitan sentirse representados en las películas. Aquí les dejamos dos razones por las que la diversidad está bien en el universo de Star Wars.

Es discriminación decir que alguien no debería de hacer un papel determinado por alguna razón intrínseca o no intrínseca a su ser

A estas alturas no debería ser necesario decirlo, pero sí decir que una persona no debería salir en alguna película o programa de televisión por ser mujer, una persona de color o ser de la comunidad LGBTQI+ es discriminatorio. En el sentido más simple y legal es discriminación laboral. Básicamente están diciendo que una persona no puede hacer una actividad laboral, en este caso actuar, por una razón que no tiene que ver con su desempeño en dicha profesión, sino por cosas intrínsecas o no intrínsecas a su ser, ya sea color de piel, identidad de género, preferencia sexual, sexo, tatuajes, peso, estatura, nivel educativo, edad, entre muchas otras cosas. En el caso de John Boyega, Kelly Mary Tran, Daisy Ridley o cualquier actor o actriz LGBTIQ+ que pueda aparecer en una película o serie en el futuro, los fans deberían preguntarse lo siguiente ¿se están quejando de sus dotes histriónicos o piensan que no deberían tener el papel por ser mujer, persona de color o no personas cisgénero heterosexuales? Si se están quejando por lo segundo, deberían pregúntense si les gustaría que los despidieran de su trabajo por una razón de ese tipo. Me imagino que a la mayoría no.

También lee: Star Wars: Decisiones creativas y subtramas que arruinaron la trilogía de secuelas

Si lo pensamos ésa es la razón por la que Ray Fisher se ha peleado con Joss Whedon y los altos mandos de Warner. Lo que le hicieron al editar y disminuir su rol fue básicamente discriminación laboral basada en su color de piel. Es una cosa que no debería pasar en el siglo XXI.

George Lucas está a favor de la diversidad

La verdad es que esto no debería de ser importante. No hay duda de que H.P. Lovecraft era racista y misógino y eso no ha impedido que mujeres y personas de color hayan escrito obras de horror cósmico que derivan de las de él y confrontan sus aspectos más problemáticos, como es caso de The Ballad of Black Tom, de Victor LaValle y Mexican Gothic, de Silvia Moreno-Garcia. Uno no tendría por qué tener la aprobación de los creadores de las obras para agregarles diversidad. Esa es la verdad.

Sin embargo, aún hay personas para las que es importante o tiene un peso saber que el autor concuerda con las cosas que se han agregado a su obra. En una conversación con James Cameron , George Lucas reveló que siempre ha estado a favor de los oprimidos y que la lucha de los rebeldes fue escrita pensada en el Viet Cong y en la lucha de los países que se rebelaron contra el Imperio Británico. Esto con la intención de mostrar que los que están en desventaja pueden derrotar a los grandes poderes:

La ironía es que, en los dos casos, los pequeños ganaron. El imperio técnicamente avanzado, el Imperio Británico, el Imperio Americano, perdió. Ése era todo el punto.

La conversación la pueden ver aquí:

Esto, por supuesto, no es una prueba de que Lucas esté a favor de la diversidad. Hay muchos autores con ideologías de izquierda que concordarían con esto y eso no evitaría que sean misóginos, racistas, homofóbicos o transfóbicos y que esto permee en sus obras. Pensemos en Philip Roth , John Steinbeck o Pablo Neruda, por ejemplo. Este último siempre estuvo comprometido con el Marxismo y con darle voz a los oprimidos, pero no tuvo problema alguno con admitir y describir cómo violó a una mujer pobre en su tiempo como embajador en Ceilán (país que hoy en día es Sri Lanka) en su libro de memorias Confieso que he vivido:

Una mañana, decidido a todo, la tomé fuertemente de la muñeca y la miré cara a cara. No había idioma alguno en que pudiera hablarle. Se dejó conducir por mí sin una sonrisa y pronto estuvo desnuda sobre mi cama. El encuentro fue el de un hombre con una estatua. Permaneció todo el tiempo con sus ojos abiertos, impasible.

En otras palabras, denunciar la opresión y decir que estás con el oprimido no quita que puedas ser tú mismo un opresor, en este caso de mujeres.

No obstante, George Lucas no es Pablo Neruda, que sepamos. Él sí se ha pronunciado explícitamente a favor de la diversidad. De hecho, si Lando Calrissian existe en el universo de Star Wars es porque el director estaba preocupado de que Darth Vader pudiera ser visto como una representación de lo malo como negro, no ayudaba el hecho de que le diera voz James Earl Jones. Por ello, buscó un contrapunto contratando a Billy Dee Williams. Así lo reveló el actor en una entrevista:

George Lucas en esa época tuvo algo de mala publicidad debido a que Darth Vader. Él era una figura grande y negra, una figura oscura que era malvada. Por ello decidió traer a alguien como yo, alguien pequeño y de piel café. Un adorable chico de piel café para contrarrestar toda la situación.

Hay que admitir que no es lo mejor que no se haya dado cuenta sólo de lo problemático que puede ser Darth Vader, pero es encomiable que haya tratado de resolver la situación, en lugar de ignorarla.

Otro ejemplo de que está a favor de la diversidad fue en una controversia por la blanquitud de los Óscares. En enero de 2015 muchas personas criticaron a los premios de la Academia por sus problemas de diversidad. Eso pasa cada año. En esa ocasión se debió a que Selma - 99% fue nominada a Mejor Película y Mejor Canción, pero la Academia no le dio una nominación a su directora Ava DuVernay a Mejor Director ni a David Oyelowo a Mejor Actor. Muchos señalaron que en el caso de ella se debió a ser mujer y negra.

En el programa CBS This Morning News le preguntaron a George Lucas qué opinaba de la situación. En esa ocasión dijo que eso estaba mal porque ambos son brillantes. Dijo que a este organismo no le interesan los méritos artísticos, sino que todo se basa en las campañas políticas de los estudios. Ante todo, dejó claro que no es un problema sólo de la Academia, sino que esto es un reflejo de la manera en cómo funciona Hollywood en general.

Pueden ver la entrevista aquí.

No te vayas sin leer: Las películas de Star Wars, de la mejor a la peor según el público

Comentarios

  • Tomatazos (6)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos