Artículos

Shrek, de Andrew Adamson y Vicky Jenson, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

La película animada sobre el ogro que debe rescatar a una princesa llegó a cines hace dos décadas y su sátira hacia los cuentos de hadas se mantiene vigente como desde el primer día.

Un aspecto notable, aunque desconcertante, del cine estadounidense reciente ha sido el retroceso de las películas de acción real a un estilo sin inspiración y una búsqueda de emociones decadente, mientras que la animación continúa evolucionando en sus técnicas, temas y su arte es cada vez más vibrante. Una de las películas más importantes en el campo de la animación estaba llegando a las salas de cine hace dos décadas: Shrek - 87%, dirigida por Andrew Adamson y Vicky Jenson, un filme de animación generado por computadora que cautivó a todo el mundo desde su estreno en Estados Unidos el 18 de mayo de 2001.

No te lo pierdas: Las mejores películas de animación de la década según la crítica

A pesar de que DreamWorks Animation enfocó más el marketing de esta película a un público infantil, es un relato que puede ser disfrutado por gente de todas las edades fácilmente, debido a su sátira a los cuentos de hadas con escenas que muchos reconocen como parodias a las películas de Disney. La historia es la que ya conocen: un ogro llamado Shrek encuentra su pantano invadido por criaturas de un cuento de hadas que han sido desterradas por el corrupto Lord Farquaad, quien aspira a ser rey. Shrek hace un trato con Farquaad para recuperar el control de su pantano a cambio de rescatar a la princesa Fiona, con quien Farquaad tiene la intención de casarse. Con la ayuda de Burro, Shrek se embarca en su búsqueda, pero pronto se enamora de la princesa, quien esconde un secreto que cambiará su vida para siempre.

La historia adapta libremente el libro Shrek!, el cual fue escrito por William Steig y publicado en 1990. Originalmente, los derechos para trasladar este libro a la pantalla estaban en manos de Steven Spielberg, quien los compró un año después de su publicación. La idea del director era la de realizar el filme con un estilo de animación tradicional, pero John H. Williams, quien terminó siendo el productor de las tres primeras películas de Shrek, lo convenció de llevar la película a un estudio de animación que acababa de fundarse en 1994: DreamWorks.

El estudio compró los derechos a Spielberg y en 1995 ya se encontraba trabajando en su desarrollo, pero el actor que iba a ser la voz de Shrek, Chris Farley, falleció en 1997 luego de haber grabado casi todas las escenas y el estudio tuvo que recurrir a Mike Myers, quien se quedó con el papel. Otro de los contratiempos ocurridos fue que DreamWorks inicialmente se planteó hacer el proyecto únicamente con captura de movimiento, pero el resultado no fue bueno y tuvo que contratar a Pacific Data Images para que termine la animación por computadora.

Te recomendamos: Películas de animación que tienen sorprendentes mensajes para adultos

Luego de su estreno, Shrek - 87% se convirtió en la primera película animada en competir por la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes después de que Peter Pan lo hiciera en 1953. El filme se ganó el favor de la crítica porque a pesar de estar más dirigido a niños que adultos, tiene muchos temas y humor que se ganaron a los más grandes de una manera que no lo hace cualquier película animada. El éxito de Shrek - 87% se tradujo en una muy sobresaliente recaudación en taquilla, al recaudar US$484.4 millones teniendo en cuenta que la producción costó aproximadamente US$60 millones.

Sin embargo, Shrek - 87% tuvo aún más que celebrar gracias a lo que logró en los premios Óscar. Se convirtió en la primera película en ganar la recién inaugurada categoría Mejor Película Animada, ganándole a Monsters Inc, y consiguió una nominación a Mejor Guión Adaptado. En su paso por los BAFTA, recibió seis nominaciones, incluyendo la categoría Mejor Película, y se llevó el premio justamente en la categoría de guión. Eddie Murphy se convirtió en el primer actor en recibir una nominación por su trabajo como actor de voz. Con todo esto, el esfuerzo de DreamWorks dejó muy claro a Disney y Pixar que iba a ser uno de los mejores estudios en un campo que solía estar dominado por ellos.

Este cuento de hadas fuera de lo común contó con las voces de Mike Myers en el papel de Shrek, John Lithgow en el de Lord Farquaad, Cameron Diaz como la Princesa Fiona y Eddie Murphy en el papel de Burro. Ahora recordaremos lo que dijo la crítica sobre esta película en su estreno:

Andrew O'Hagan de Daily Telegraph (UK):

Aquí hay una película de la época, divertida, agradable, de apariencia perfecta y completamente original, de una manera que podría hacer que volvamos a mirar el significado de la palabra.

Alexander Walker de London Evening Standard;

Shrek está vivo, y con una irreverencia oscura, astuta y absolutamente hilarante satiriza cada característica que alguna vez fue sagrada del reino infantil. Shrek es una alegría subversiva.

Anthony Quinn de Independent (UK):

Con una delicadeza improbable, mejora algunos de los tropos más antiguos de la narración y luego les da una inclinación traviesa, de modo que parece que estamos viendo una celebración de un género y una subversión furtiva del mismo al mismo tiempo.

Peter Bradshaw de Guardian:

Puede que Shrek no tenga la clase de Buzz Lightyear, pero es un gran incompetente adorable, y podrías hacerlo mucho peor este verano si no ves esto.

Jami Bernard de New York Daily News:

La brillantez del trabajo de voz, guión, dirección y animación sirven para hacer de Shrek un trabajo adorable, y de verdadera sofisticación.

Mike Massie de Gone With The Twins:

Los momentos más efectivos llegan en forma de ingeniosos gags visuales relacionados con conocidos cuentos de hadas.

Christopher Tookey de Daily Mail (UK):

Los adultos encontrarán mucho de qué reírse. A los niños les encantará.

Mark Steyn de The Spectator:

Aún más sorprendente, para una película con su parte de bromas de flatulencias, también tiene un corazón real. Pocas películas han tenido su pastel y se lo han comido con tanta alegría.

Matt Brunson de Creative Loafing:

El primer Óscar a la Mejor Película Animada fue para Shrek, una elección absurda para aquellos de nosotros que creemos que Monsters, Inc. fue la mejor película de dibujos animados de ese año. Aún así, esta es, sin embargo, una comedia ágil que se las arregla para pegarla a todo el género.

Paul Malcolm de L.A. Weekly:

Murphy se roba cada escena en la que se encuentra a partes iguales de rebote y calidez.

Continúa leyendo: Las películas de animación más bellas según la crítica

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos