Artículos

ENTREVISTA | Yo Fausto: cómo destruir el estigma de las enfermedades mentales

Hablamos con el director sobre cómo visitó hospitales para convivir con pacientes de esquizofrenia.

Un tema que sin duda necesita visibilidad, y podrían usar la ayuda de un medio tan poderoso como el cine, es la salud mental. En cuanto a la producción nacional, quizá uno de los ejemplos memorables más recientes sea Ana y Bruno - 80%, pero ahora tenemos otra propuesta del director Julio Berthely con Yo Fausto. En Tomatazos tuvimos la oportunidad de platicar con él sobre su filme, el cual estrenó en el Festival de Cine de Guadalajara.

No te pierdas: ENTREVISTA | La pasión de Javier: la tragedia de morir joven

Fausto (Christian Vazquez) es un joven que se va de México a Barcelona para seguir sus sueños de convertirse en fotógrafo pese a los deseos de su acaudalado padre. Allí conoce a Carmen (Amparo Barcía), una mujer de la que se enamora. Desafortunadamente, ciertos hechos lo obligan a regresar a su país, en dónde tiene que enfrentarse con el diagnóstico de esquizofrenia de su madre y el propio. Pronto comienza a perder sentido de la realidad.

Esa complicada dinámica familiar fue la semilla de la idea para Yo Fausto, nos explica Berthely, quien explica cómo fue que surgieron los temas para la cinta:

Lo que quería contar era una historia sobre una familia fragmentada. Las familias también tienen, en sus adentros, problemas y muchas veces hay situaciones que los pueden llegar a fragmentar. Esa era la idea principal que yo quería contar. Como coincidencia, estaba empezando a leer Fausto de Goethe y en algún momento me hizo sentido integrar el mito fáustico a la historia de yo quería escribir de esta familia. No quiero hacer una película de fantasía, donde haya un infierno, aparezca el diablo o mucho menos. Entonces decidí que todo fuera una metáfora a partir de un padecimiento y fue cuando de manera arbitraria y fría decidí que el personaje tuviera esquizofrenia.

Conforme la película avanza, Fausto empieza a demostrar los mismo síntomas de su madre, lo que pone su relación amorosa en peligro. La falta de empatía que recibe de su papá y esposa es uno de los elementos que se desarrollan en la trama. Pero, como bien sabemos, es importante no ser irresponsable con los retratos de enfermedades mentales que se hacen en los medios. Berthely asegura que siempre tuvo esto muy claro. Nos explicó cómo fue que investigó sobre el tema e incluso acabó, él mismo y sus actores, visitando a pacientes reales de esquizofrenia:

Lo primero de lo que hice conciencia es que la salud mental es un tabú. Es algo de lo que no nos gusta hablar. Me lo quise tomar muy enserio y todo empezó con lecturas, pláticas con doctores y artículos que me recomendaban. Escalé a entrevistarme con psiquiatras que atendieron casos específicos de esquizofrenia y el siguiente paso fue buscar al hospital Fray Bernardino, después de un largo proceso de mails, finalmente me abrieron las puertas y a partir de ahí no lo solté. Tuve muchas entrevistas con sus médicos y director y no sólo pude pasear por el pabellón de esquizofrenia sino conversar con pacientes.

Te recomendamos: Películas acusadas de estigmatizar enfermedades mentales

Uno de los elementos destacables de Yo Fausto es la actuación principal de Vásquez. El joven actor mexicano da una interpretación mesurada y muy cuidada, y evita así el riesgo, siempre presente en este tipo de papeles, de caer en la exageración. Esto, nos cuenta Berthely, fue una decisión deliberada, pues ambos él y el resto del elenco trabajaron de cerca cada expresión para ser respetuosos y auténticos en la representación de este padecimiento:

Hicimos una disección del ser, del actuar y de la manera de reaccionar de los pacientes a ciertos estímulos y tratamos de emularlos. Cada cosa del ser y actuar de Christian, creeme que todo esta con alfileres, el movimiento de las manos, las pausas, las respiraciones, todo está tratado como una calca de cómo reaccionan las personas con este padecimiento. Él se clavó muchísimo. Rebasó por mucho mis expectativas de lo que yo quería y creía que podíamos lograr.

Yo Fausto todavía no tiene una fecha de estreno comercial. Ha pasado por varios festivales de cine, pero espera poder llegar a salas en algún momento de 2021. De momento, pueden consultar la cartelera del Festival Internacional de Cine de Guadalajara para ver, si es que viven en esa ciudad, si es que les queda alguna función.

Continúa leyendo: RESEÑA: Loco, no demente | Asesinos, personalidades múltiples y el caso contra la pena de muerte

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos