Artículos

Buenas actuaciones en películas mediocres de Marvel

Estos actores se convirtieron en lo único realmente destacado dentro de películas plagadas de falencias que fracasaron como adaptaciones de los cómics de Marvel.

Cuando hablamos de las películas de Marvel, lo que muchos ahora hacen es dar un vistazo a su increíble lista de títulos estrenados como parte del Universo Cinematográfico de Marvel, el nombre bajo el cual la franquicia de Marvel Studios estrena sus películas desde 2008. Junto con esto, lo siguiente que suelen hacer las personas es recordar el espectacular reparto de actores que suelen tener, como si se tratara de un recordatorio de cuánto dinero tiene el estudio para continuar produciendo películas y contratando a quien quiera, además de que también es una buena señal de que cualquier actor está dispuesto a participar en estas adaptaciones a pesar de que otros evitan todo lo que tiene que ver con superhéroes.

No te lo pierdas: Aprovecha la prueba de suscripción gratis a DISNEY PLUS aquí

Aunque podemos enumerar nombres como Cate Blanchett, Robert Downey Jr. y Gwyneth Paltrow, pero cuando nos abrimos a contar realmente todas las películas basadas en los cómics y personajes de Marvel, fuera de la popular franquicia, encontramos también otros pesos pesados como J.K. Simmons o Alfred Molina, que aún son recordados con el paso de los años como si sus películas no se hubiesen estrenado hace casi dos décadas y gracias también a que estas fueron un éxito en todos los sentidos, tanto en el trabajo individual que hicieron como en el colectivo. Sin embargo, estos son ejemplos lo opuesto a lo que trataremos en esta lista, aunque el caso de Simmons también tenga mucho que ver por razones que luego entenderán como obvias.

Si bien es cierto que la franquicia cuenta con una cantidad interesante de películas, hay más fuera del reino de Kevin Feige como Hulk - 61%, Ghost Rider: Espíritu de venganza - 17% y El Hombre Araña - 89% que en su momento fueron lo único que los fans de la Casa de las Ideas tenían. Algunas de ellas consiguieron destacar y otras fueron desastres que de no ser porque sus actores hicieron un buen trabajo ahora nadie ni siquiera las recordaría. Y es que en el mundo del cine de superhéroes hay de todo, así que no es extraño encontrarse con villanos debiluchos, personajes de relleno y adaptaciones decepcionantes, pero las buenas actuaciones en películas mediocres son un caso aparte, dignos de estudio.

Estos actores están en una posición extraña. Estamos seguros de que preferirían olvidarse de haber estado en la franquicia de turno, o en cualquier película de superhéroes que apuntaba a ser un proyecto gigantesco del que se esperaban buenos resultados, sin importar que ellos sean justamente lo único bueno que tienen las historias en las que trabajaron. Al menos los fans sienten que siempre pueden contar con ellos, porque lograron brillar entre tanto desastre.

Te recomendamos: Spider-Man: ¿Cuál es la mejor saga cinematográfica del personaje de Marvel?

Sam Elliott en Hulk

¿Sam Elliott otra vez? Sí, este actor logra ser el mejor en una película mediocre sin lugar a dudas. Hulk siempre ha tenido problemas para encontrar su equilibrio en las adaptaciones cinematográficas, pero la película Hulk - 61% de Ang Lee es un fracaso. Si bien intenta crear una historia llena de vulnerabilidad emocional, el resultado es una película llena de elementos que la distraen de la calidad que debía tener el superhéroe. La estrella, sin embargo, es Sam Elliott, quien interpreta al general "Thunderbolt" Ross, y en su papel captura los sentimientos encontrados que tiene hacia Hulk y cierta simpatía por el amor de su hija por Banner, pero sigue siendo un militar sólido y férreo que debe tomar decisiones drásticas en estas situaciones.

J.K. Simmons en El Hombre Araña 3

Si bien las dos primeras películas de la trilogía de Sam Raimi se consideran impecables, El Hombre Araña 3 - 63% fue una decepción. La inclusión de Venom en la lista de villanos hizo que la trama fuera confusa y desordenada. Aún así, incluso con todas las deficiencias, la actuación de J. K. Simmons como J. Jonah Jameson fue un punto brillante en una película. Simmons interpretó a la perfección al editor enojado del Daily Bugle, de una forma muy divertida y fiel a la naturaleza del personaje.

Sam Elliott en El Vengador Fantasma

A pesar del diálogo cursi y la trama confusa, Sam Elliott aún logra presentar una actuación bastante impresionante en esta película. Elliott interpreta a Carter Slade, un ex Ghost Rider que toma a Blaze bajo su protección. Aunque Elliott no aparece en muchas escenas, se las arregla para transmitir una sensación de conocimiento y fuerza. Es un personaje serio que sabe lo que hace, que es el tipo de personalidad que mejor interpreta este actor. No puede superar el tono cursi de la película, pero su actuación es la única que se siente convincente.

Edward Norton en Hulk: El Hombre Increíble

En Hulk: El Hombre Increíble - 67%, Edward Norton retrata de manera atractiva al Dr. Bruce Banner, el científico normalmente afable que se vuelve gigantesco y verde cuando el estrés aumenta. A diferencia de otras, en esta adaptación no hay un gran enfoque en la trama y el desarrollo de personajes, algo que no agradó a Norton, quien tuvo varios desacuerdos con lo que sucedió alrededor de la película. Si hacemos a un lado todas sus falencias, podemos disfrutar de una sólida interpretación del actor en el papel de este personaje clásico de Marvel, el cual hasta ahora no recibe la justicia que merece.

Ryan Reynolds en X-Men Orígenes: Wolverine

Se suponía que X-Men Orígenes: Wolverine - 38% iba a contarnos el origen sobre los X-Men, pero fue tal fracaso que todas las demás ideas que el estudio tenía para después fueron dejadas de lado. La historia del origen se remonta a la infancia de Wolverine, pero salta de una escena a otra con poca continuidad o desarrollo de personajes para que realmente nos interese la historia. A pesar de lo terrible que es esta, permitió que Ryan Reynolds apareciera como Deadpool por primera vez. Si bien no se parece en nada a sus interpretaciones posteriores del personaje, Reynolds aporta humor y carisma al elenco que ofrece un breve respiro de la actitud exageradamente seria de Wolverine. Aunque la película en sí arruina al personaje, el breve turno de Reynolds como Wade Wilson es una adición sorprendentemente agradable a esta película.

Sam Rockwell en Iron Man 2

Si bien la mayoría de las películas de MCU se consideran películas de superhéroes más que decentes, Iron Man 2 - 72% no resuena entre los fanáticos. No solo es un gran paso atrás con respecto a la primera película, sino que carece de los grandes atractivos. Los villanos se sienten como personajes de dibujos animados que tienen demasiado poder, y el propio Iron Man da un paso atrás como superhéroe. A pesar de las deficiencias de la película, Sam Rockwell realiza un excelente trabajo en el papel de Justin Hammer. Su personaje es egoísta e imita gran parte de la personalidad de Stark. Sin embargo, carece de su humanidad. Hammer es un empresario cuyo único objetivo es tener éxito y Rockwell captura perfectamente su actitud indiferente.

Tom Hiddleston en Thor: Un mundo Oscuro

De no ser por Tom Hiddleston, ni siquiera se hablaría con un destello positivo de Thor: Un mundo Oscuro - 66%. La segunda película protagonizada por el dios del trueno es por mucho la peor de toda la trilogía y desde su estreno fue considerada como una de las más mediocres de la franquicia, conservando su lugar allí a pesar de que se han estrenado muchos otros títulos desde ese entonces. Hiddleston es un gran acierto y siempre es un deleite verlo en el papel de Loki, engañando como siempre a todos, incluyendo a los espectadores, con otro más de sus trucos para conseguir lo que quiere.

Continúa leyendo: Buenas actuaciones en películas mediocres

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos