Artículos

Spider-Man: ¿Cuál es la mejor saga cinematográfica del personaje de Marvel?

El debate nunca termina en torno al Hombre Araña y las tres adaptaciones cinematográficas que ha tenido en los últimos veinte años

En los últimos veinte años, Spider-Man ha aparecido en una decena de películas pero ha protagonizado un total de ocho, incluyendo Spider-Man: Un Nuevo Universo - 100%, que es la entrega más reciente en la que una historia gira en torno al personaje. El primero en llegar fue Tobey Maguire con una trilogía a cargo de Sam Raimi, después apareció Andrew Garfield bajo la dirección de Marc Webb y en la actualidad está Tom Holland, a cargo de Jon Watts, quien a diferencia de los otros actores estuvo más cercano a ese Peter Parker adolescente al ser el más joven en interpretar al personaje, pero que al igual que sus colegas fue mayor a la edad que aparenta en la película.

No te lo pierdas: Spider-Man: ¿cuál es la mejor película según la crítica?

Desde la llegada del superhéroe al cine se han generado miles de millones de dólares y ha pasado por diferentes versiones, tanto en live-action como en la animación, que nos ha dejado con opciones para todos los gustos, pero en lo que todos estamos de acuerdo es que desde la primera vez que apareció en la pantalla grande no ha habido escasez de historias. Fue gracias a la cantidad de fanáticos del Hombre Araña y lo mucho que Marvel Studios sabía que podrían sumar mucho más a la franquicia con su presencia, que el liderazgo de Kevin Feige consiguió una tregua para reunirlo con todos los demás superhéroes que el público había visto en el Universo Cinematográfico de Marvel.

Con cada nueva versión que llega a la pantalla, se revive el debate sobre cuál es el mejor, y no nos referimos al mejor Spider-Man (aunque pueden leer de eso aquí) ni a la mejor película. La pregunta es cuál es la mejor adaptación. Para eso solo me voy a referir a las películas dividiéndolas en sagas, es decir que tenemos un total de tres porque la primera sí llegó cumplirse como una trilogía y las siguientes porque al menos lanzaron dos películas y nos permitieron conocer más a fondo de lo que va su historia. La aventura animada no cuenta porque una entrega no es suficiente para juzgarla como saga.

El Hombre Araña - 89% marcó el inicio de una nueva era en el cine de superhéroes en cuanto a películas exitosas. Fue la primera en recaudar US$100 millones en su primer fin de semana y rápidamente se convirtió en una de las más taquilleras de todos los tiempos. Sus números parecen pequeños en la actualidad pero marcó la tendencia para Hollywood y su nueva generación de éxitos en taquilla o blockbusters. Olvidando los números, el trabajo de Sam Raimi revitalizó al personaje y marcó el camino de Spider-Man y todos los superhéroes que llegaron después, con una paleta de colores en la que el MCU parece haber tomado inspiración. Tobey Maguire fue una mezcla de héroe rudo y tonto como el personaje dentro del material original, así que no fue difícil quedar encantados con él.

También te recomendamos: Los mejores temas musicales del cine de superhéroes

Dos años después llegó El Hombre Araña 2 - 93%, y aún es tan gloriosa, estimulante y emocional como en el primer día. La historia de Peter y Mary Jane llegó a un nuevo nivel y también hubo espacio para una de las mejores adaptaciones de villanos de Marvel que el cine haya visto, aunque tampoco es que tenga tanta competencia. Esta secuela fue un gran retrato de la responsabilidad adquirida por el superhéroe y desde entonces no ha sido el mismo. La película que cierra la trilogía no es tan mala como muchos aún la describen, pero sí fue un bajón teniendo en cuenta que la vara había quedado muy alta. Tampoco se puede culpar al director que parece haber sido una víctima más de la ambición de Hollywood en el proceso.

En 2012, cinco años después de la última vez que se vio al héroe en la pantalla grande, llegó El Sorprendente Hombre Araña - 73%, una película que introdujo una nueva versión con el enfoque de Marc Webb, quien imprimió a la película una sensibilidad artística que hasta ahora no se ha vuelto a emular. Los fans seguían tristes tras la despedida de Maguire, pero Andrew Garfield hizo lo que quiso con el personaje y salió muy bien parado. Este era más nerd en el sentido que parecía mucho más apegado a la ciencia desde la tragedia de sus padres hasta sus propios experimentos y la adición de Gwen Stacy sirvió para que continuara en esta línea. Eso no quiere decir que este Peter Parker no sabía cómo ser genial, porque al menos se veía más moderno y gustaba de andar en patineta. Como uno de los puntos más importantes a su favor, está el hecho de que este Spider-Man parecía una araña en cada movimiento y su forma de columpiarse era mucho más realista que la de cualquier otro.

Con El Sorprendente Hombre Araña 2: La Amenaza de Electro - 52% ocurrió una situación muy similar a la de Raimi, ya que terceras personas quisieron volver a la idea de agregar más villanos para poder adaptar a los Seis Siniestros. El Duende Verde que propuso Webb fue interesante aunque el Electro de Jamie Foxx quedó debiendo, pero al menos la dupla de Andrew Garfield y Emma Stone fue una de las mejores cosas que se han hecho con el trepamuros en el cine y queda la satisfacción de la excelente adaptación de Gwen Stacy, incluyendo esa trágica muerte que, aunque se veía venir calcada del cómic, fue más emocional e impactante de lo esperado.

También lee: Razones por las que Tobey Maguire es el mejor Spider-Man de todos

De las películas protagonizadas por Tom Holland no se puede decir lo mismo. A diferencia de las anteriores adaptaciones, que terminaron sucumbiendo a favor de lo que el estudio quería (Sony en ese caso), cada una conserva su personalidad y desde el inicio se pudo notar que tenían una identidad propia que les permitía distinguirse por sus cualidades como tono, estética, entre otras. Las que tienen el sello del Universo Cinematográfico de Marvel son más genéricas y a la vez más de acuerdo con el público joven de hoy. Spider-Man: De Regreso a Casa - 92% es totalmente olvidable: sus personajes no tienen gracia, la controversia alrededor de MJ opacó cualquier intento de brillar de sus actores y Michael Keaton como el Buitre no fue la gran cosa.

La dirección de Jon Watts es lo que sucede cuando un director llega de una película pequeña a la monstruosa maquinaria de la industria del cine, con una única excepción en la escena del vehículo cuando el personaje de Keaton conduce y descubre que Peter es Spider-Man. Lastimosamente, nada de eso se mantuvo en otras escenas. Ya para Spider-Man: Lejos de Casa - 82% la situación mejora al ser entretenida de forma correcta, sus personajes secundarios ya no caen tan mal, Tom Holland se asentó mejor como Spider-Man, pero no del todo como Peter o al menos el de esta versión no convence como perdedor, y hasta la MJ de Zendaya fue más encantadora. Esto significa que solo se puede mejorar y el camino por recorrer aún es largo.

El veredicto

De las tres sagas es muy fácil dejar en último lugar a la protagonizada por Holland. La del MCU tiene lo suyo, pero está lejos de poder compararse con las producciones anteriores. Esta es en muchos sentidos una versión que no contiene la emoción, el impacto y el nivel de epicidad que las de Raimi y Webb, aunque, como mencioné, mejora mucho con la segunda entrega.

No te pierdas: Por qué Spider-Man 3 es mucho mejor de lo que se dice y está infravalorada

Entonces ¿cuál es la ganadora? Me veo en la obligación de dejarlo como un empate. La razón es que cada una tiene puntos valiosos a favor frente a la otra y no hay debilidades tan claras como para decir que por esa razón se queda atrás. La trilogía El Hombre Araña es todo lo que uno quiere ver en una película de superhéroes, con fortalezas y debilidades. La historia y los villanos tienen coherencia y está bien dirigida, son adaptaciones más fieles a los cómics y aún así hubo espacio para que Raimi pueda hacer uno que otro desafío en el proceso. Fue exageradamente romántica, pero eso de vez en cuando no viene mal. Como historia de origen es superior en el sentido de lo cercana que está con el material original, pero esa es una ventaja que obviamente iba a tener al tratarse de la primera adaptación. Tobey Maguire es muy creíble en el papel del perdedor que se convierte en superhéroe, del joven que toma la muerte del tío Ben como fortaleza.

Sobre El Sorprendente Hombre Araña, es fácil amar a Garfield con el avance de la historia. La idea del chico cool con la patineta es algo extraña pero interesante de ver; después de todo esta adaptación tiene permitido tomarse ciertas licencias porque nadie quiere ver una imitación. Este Peter se convierte en ese genio y superhéroe que los cómics tantas veces nos han vendido y su relación con Gwen parece arrancada de las páginas. Las escenas de acción se desenvuelven mejor que las de la trilogía y es más impresionante ver a Spider-Man en acción aunque carece de la misma construcción emocional del trabajo de Raimi en este aspecto.

El elenco de El Hombre Araña cuenta con un J.K. Simmons que se roba la película en el papel de Jonah Jameson. Rosemary Harris también destacó como la tía May y no podemos dejar de mencionar a Kirsten Dunst en el papel de Mary Jane. Aún así no llega a sentirse tan redondo como el elenco de El Sorprendente Hombre Araña, donde ver a la dupla principal en conjunto con Sally Field, Martin Sheen, Rhys Ifans y Denis Leary como actores de reparto es mucho más satisfactorio.

No te vayas sin leer: Razones por las que el Spider-Man de Tom Holland no es tan bueno como crees

A nivel de historia es imposible escoger un ganador puesto que ambas son buenas y aportan cosas diferentes. Si hablamos de memorable, El Hombre Araña tiene a su favor muchos momentos de los cómics como la muerte del tío Ben, de los que pudo sacar provecho. Nos dejó también con la escena del beso y, para bien o para mal, la del baile de Peter en El Hombre Araña 3 - 63%. De la segunda adaptación, es decir El Sorprendente Hombre Araña, hay que destacar esa trama de misterio sobre lo que sucedió con los padres del protagonista, que por ratos hacía que la película parezca un thriller. Aparte de que consiguió no aburrir en ningún momento, ya que no tuvo la ventaja de las adaptaciones de Raimi, demostró que no se necesitan de momentos memorables para enganchar y más bien aportó con otros grandes momentos como la graduación de Peter y el cameo de Stan Lee , el origen de Lagarto, la muerte de Gwen, entre otras.

Como ven, es muy difícil que haya una adaptación como clara ganadora. La trilogía de Sam Raimi cumple con creces como entretenimiento puro y la de Marc Webb estuvo un poco más enfocada en el lado del arte, de esa complicada terminología del cine de autor, sin dejar de lado el hecho de que se trata de una adaptación de un cómic. Pero si para tomar esta decisión nos ponemos serios y pensamos en cuál es la que nos hizo sentir mejor o más felices… tendremos una respuesta. Yo me inclinaría un poco más por El Sorprendente Hombre Araña pero no podría nunca dejar de lado a una trilogía que lo hizo igual de bien.

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos