Artículos

Christopher Reeve: sus mejores películas según la crítica

Considerado el actor que nació para interpretar a Superman, la huella de Christopher Reeve en la historia del cine es memorable

Con poco más de dos docenas de películas en su filmografía, Christopher Reeve dejó una huella duradera en la historia del cine. Incluso antes de su muerte ocurrida en 2004, el actor, director de cine y activista ya era considerado toda una leyenda y el hombre que nació para interpretar al “Hombre de Acero”, Superman. Su físico, su apariencia de hombre bondadoso y sus dotes histriónicos lo hicieron el actor predilecto para interpretar a personajes románticos difíciles de ignorar, pero, también, se convirtió en símbolo de inspiración para miles de personas con discapacidades motoras tras el trágico accidente que lo dejó tetrapléjico

No te pierdas: Superman, de Richard Donner, ¿qué dijo la crítica de este clásico?

La historia de Christopher Reeve es la del actor que consiguió el estrellato de la noche a la mañana esto gracias a Superman, sin embargo, su primer amor no fue el cine, sino el teatro donde ya había cosechado éxito mucho tiempo antes de protagonizar al héroe del cómic. Christopher D’Olier Reeve nació el 25 de septiembre de 1952 en Nueva York, Estados Unidos, luego de que sus padres se divorciaron, su madre se llevó a él y a su hermano Benjamin a Princeton, Nueva Jersey, fue mientras estudiaba en la Princeton Day School que tuvo su primer acercamiento con el arte, específicamente con la música formando parte del coro local como barítono. Fue a la edad de 15 años cuando debutó como actor en el teatro en el Williamstown Theatre Festival. Su formación artística la continuó en la Universidad de Cornell en donde, antes de su graduación, fue seleccionado para estudiar arte dramático en la prestigiada Juilliard School de Nueva York, dichos lugares solo se abrieron para 2 estudiantes, el otro chico seleccionado fue Robin Williams.

Reeve debutó en Broadway en 1976, en la obra A Matter of Gravity, compartiendo créditos con Katharine Hepburn; su debut en una obra audiovisual ocurrió en 1974 con la serie de televisión Love of Life y su primera película fue Gray Lady Down, en 1978, en ese mismo año, Reeve conseguiría el papel de su vida. Luego de trabajar en varias obras de Broadway que le dieron fama, el actor empezó a mirar hacia la industria esperando ganar un mejor sueldo que el que le ofrecían los escenarios y tras saber que se estaba realizando un casting para Superman: La película - 93%, decidió presentarse. La suerte estuvo de su lado, por un lado, el director Richard Donner buscaba a un actor desconocido para el papel y, por otro lado, el físico de Reeve, su galanura y su gran parecido con el héroe de las historietas lo convirtió en el actor definitivo. Superman se convirtió en un éxito de taquilla y crítica lo que motivó al estudio a rodar tres secuelas de la cinta: Superman II - 89%, Superman III - 26% y Superman IV, en Busca de la Paz - 12%, de todas, la última fue la de menor éxito.

Convertido en una estrella mundial, Christopher Reeve estelarizó un puñado de largometrajes sin olvidarse del teatro. En el cine se convirtió en uno de los rostros familiares de las películas de James Ivory (Las Bostonianas - 80%, Lo Que Queda del Día - 100%) y en 1979 protagonizó otra producción que, si bien no logró ser exitosa ni particularmente elogiada por la crítica, es considerada una película de culto: Pídele al tiempo que vuelva.

A la par que su carrera despegó, y aprovechando su fama, Reeve se convirtió en activista, involucrándose en varias causas sociales y dando conferencias sobre los problemas sociales, enfermedades y medio ambiente. Especialmente, contribuyó desde 1982 con la Fundación Americana de Parálisis, sin imaginar si quiera que 13 años después tendría el fatídico accidente que le paralizó el cuerpo y postró en una silla de ruedas.

El 27 de mayo de 1995, durante un concurso de equitación, Christopher Reeve cayó de su caballo luego de dar un malogrado salto en una carrera de obstáculos lo que le provocó fractura de dos vértebras cervicales, seccionándole la médula espinal. Luego de que fue sometido a una peligrosa operación, recuperó la movilidad solo de los dedos de su mano izquierda. Un año después de su accidente, el actor se presentó en la entrega del Premio Óscar donde fue aclamado y pronunció un discurso donde instó a la industria a dedica más esfuerzos para atender los problemas sociales.

Lee también: Resurge declaración de Christopher Reeve criticando la mala actitud de Marlon Brando en Superman

Reeve también fue director de cine, su debut fue el filme para la televisión In the Gloaming, también escribió un par de libros autobiográfico. Murió el 10 de octubre de 2004 con 52 años. En seguida, repasamos sus mejores películas según la opinión de la crítica.

Lo Que Queda del Día - 100%

En 1958, Stevens (Anthony Hopkins), un perfecto mayordomo, viaja por Inglaterra. Ahora trabaja para un millonario americano (Cristopher Reeve) que es el nuevo propietario de Darlington Hall, mansión que vivió su etapa de mayor esplendor veinte años antes, cuando su dueño, un aristócrata británico, reunía en su casa a los personajes más influyentes de los años 30, una época crucial para el futuro de Europa. Esta circunstancia permitió a Stevens ser testigo de conversaciones sobre los hechos políticos más importantes del momento. Al mismo tiempo, su rutinaria vida personal sufría un inesperado cambio con la llegada de la señorita Kenton, la nueva ama de llaves (Emma Thompson). El trabajo de Christopher Reeve fue reconocido por la crítica, destacando su habilidad para construir un personaje de apoyo para los protagonistas. En su reseña para The Independent, Darren Richman señaló:

Una magnífica reflexión sobre el amor y la pérdida que se ve reforzada por la milagrosa actuación de Anthony Hopkins.

Superman: La película - 93%

Desde una galaxia remota, un recién nacido es enviado por sus padres al espacio debido a la inminente destrucción del planeta donde viven. La nave aterriza en la Tierra, y el niño es adoptado por unos granjeros que le inculcan los mejores valores humanos. Con los años el joven se irá a Metrópolis y allí usará sus poderes sobrenaturales para luchar contra el mal. En su gran debut, Reeve no dejó indiferente a los expertos, quienes lo calificaron como el hombre que nació para interpretar al superhéroe. En su reseña para Creative Loafing, Ed Grant afirmó:

Christopher Reeve demuestra ser un Superman ideal, con el nivel justo de simplicidad constante.

Superman II - 89%

Tres criminales procedentes del planeta Krypton, a los que el padre de Superman condenó a vagar por el espacio, eluden su condena y llegan a la Tierra para enfrentarse a Superman en una batalla cósmica por la supremacía sobre el planeta. El superhéroe sigue ocultando su identidad tras la tímida personalidad del reportero Clark Kent, aunque su novia Lois Lane empieza a sospechar algo. En su reseña para Cine Premiere, Clara Itzel Hernández Valladares anotó:

Aunque tiene problemas de ritmo, la secuela de ‘Superman’ mantiene el nivel de su predecesora. Christopher Reeve es insuperable.

Las Bostonianas - 80%

Adaptación de la novela homónima del escritor norteamericano Henry James . Las primeras sufragistas bostonianas son burguesas ilustradas que luchan por conseguir la emancipación de las mujeres. Cuando Olive Chancellor (Vanessa Redgrave), su más destacada representante, conoce a Verena Tarrant (Madeleine Potter), una hermosa joven dotada de una rara elocuencia, queda tan prendada de ella que se la lleva a vivir a su casa y decide convertirla en portavoz del incipiente movimiento feminista. La visita de Basil (Cristopher Reeve) a su prima Olive desencadena entre ambos una lucha feroz a propósito de Verena. En su reseña para Film Frenzy Matt Brunson redactó:

Reeve es serio, aunque no del todo creíble, es un papel fundamental, pero Redgrave y Potter son excelentes.

La Trampa de la Muerte - 75%

Sidney Bruhl (Michael Caine) es un reputado dramaturgo de obras de misterio en Broadway que atraviesa una mala racha de fracasos consecutivos. Para hacer más amarga la humillación, un estudiante de unos de sus seminarios de escritura teatral, Clifford Anderson (Christopher Reeve), le entrega un trabajo que conmociona a Sidney por su brillantez. Se trata de una obra de intriga de dos actos con cinco personajes, tan bien escrita que Bruhl la considera un éxito seguro. Deseoso de volver a conseguir el favor del público y la crítica, el escritor invita al alumno a su casa con la excusa de proponerle una colaboración. La intención real del dramaturgo es la de asesinar a Clifford con la complicidad de su esposa, Myra (Dyan Cannon), para posteriormente hacer pasar la obra por suya. Sin embargo, este plan inicial se transforma en otro sorprendente. En su reseña para Groucho Reviews, Peter Canavese aseguró:

Sería criminal revelar cómo se desarrolla la trama, aparte de decir que es un origami dramático impresionante, manipulado hábilmente por un elenco ideal y uno de los mejores directores de todos los tiempos de Hollywood.

Pídele al tiempo que vuelva (1980)

Pídele al tiempo que Vuelva sigue a un joven escritor, Richard Collier (Christopher Reeve), un romántico que siente que no pertenece al tiempo que vive, pensamiento que se intensifica cuando descubre la fotografía de una hermosa actriz (Jane Seymour) que vivió a finales del siglo XIX. Cuando es abordado por una anciana que le da un reloj de oro antiguo y le ruega que regrese a tiempo con ella, su obsesión lo lleva a transportarse a la época de juventud y esplendor de la mujer, la conoce, la corteja, logran enamorarse mutuamente, pero el tiempo lo devolverá a su mundo, donde parece condenado a repetir la misma historia una y otra vez. En su crítica para Movie Magazine International, Monica Sullivan dijo:

Hay algo encantador en la torpeza juvenil de Christopher Reeve, la vulnerabilidad contenida de Jane Seymour y la tenacidad tensa de Christopher Plummer, que todo resulta en un romance de enfoque suave.

También podría interesarte: Superman II, de Richard Lester-Richard Donner, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos