Artículos

Errores de Blade Runner 2049 que Denis Villeneuve debe evitar en la adaptación de Dune

La nueva adaptación de Dune, el clásico de ciencia ficción escrito por Frank Herbert, es una nueva oportunidad para que el cine demuestre que la ciencia ficción “complicada” o "inteligente" puede ser un éxito

La ciencia ficción tiene su encanto, pero es difícil hacer que el público caiga rendido y lo demuestre con los cifras altas de recaudación en taquilla cuando se trata de una historia que muchos pueden ver como complicada, difícil, aburrida o innecesariamente "inteligente". El ejemplo más reciente, que cumple con estas descripciones, es Blade Runner 2049 - 88%. No lo malinterpreten, la película dirigida por el canadiense Denis Villeneuve es espectacular y creemos que se necesita más de eso a pesar de ser una secuela del clásico de los años ochenta, Blade Runner - 90%, que en su momento fue dirigida por Ridley Scott y se mantiene como una película de culto y uno de los máximos referentes en el género. Para muchos, el trabajo de Villeneuve es superior, pero eso no pudo evitar que en términos monetarios fuera un desastre durante el tiempo que estuvo en cines.

No te lo pierdas: Las mejores películas de ciencia ficción de la década según la crítica

Pocos vieron venir el fracaso de Blade Runner 2049 porque el proyecto parecía seguir la receta para el éxito. Su director ya era conocido y venía de dirigir películas como La Llegada - 94% y Sicario: Tierra de Nadie - 94%, Harrison Ford regresó en el papel de Rick Deckard, se sumaron Ryan Gosling, Ana de Armas y Jared Leto en los papeles principales. Además uno de los guionistas escribió la película de 1982 e incluso se contó con Roger Deakins como director de fotografía. Por si fuera poco, el filme distribuido por Warner Bros. y Sony recibió varias nominaciones a los premios Óscar y ganó las estatuillas a Mejores Efectos Visuales y Mejor Dirección de Fotografía. Sin embargo, con todo esto no fue posible hacer que esta producción cuidada hasta en el mínimo detalle sea garantía de éxito taquillero.

Durante su tiempo en cartelera tuvo un desempeño bastante pobre. Según los datos de Box Office Mojo, este filme tuvo un presupuesto de US$250 millones y su recaudación total llegó a los US$259 millones y lo que es peor, en Estados Unidos ni siquiera llegó a los US$100 millones así que más bien le debe mucho a los mercados internacionales. Con esto en mente, no podemos evitar pensar en que podría ocurrir lo mismo con Dune, que contará con un elenco, elementos e historia más cercanos a estos tiempos por el simple hecho de que será una versión más moderna.

Al igual que Blade Runner, Dune nace de las páginas de una novela que se volvió una obra de culto de ciencia ficción. Ambas cuentan con una gran base de seguidores y presentan universos únicos en su clase. Además, tienen en común que son películas con presupuestos millonarios y contaron con un elenco de primer nivel. Pero en el caso de la película que se estrenará este año, no se puede decir que anteriores adaptaciones han tenido buena suerte. La de David Lynch fue recibida de la peor manera por la crítica y el público, recaudando US$31 millones de una película que como presupuesto tuvo US$40 millones, y eso que después de su estreno se convirtió en una especie de clásico de culto aunque no tan popular como otros.

Te recomendamos: Películas de ciencia ficción que fracasaron en taquilla y merecen un remake

¿Qué debe hacer Dune para no correr con la misma suerte? Analizamos los factores que parecen haberle jugado en contra a Blade Runner 2049 ya que podrían tener el mismo efecto en la nueva película de Denis Villeneuve.

¿Es necesaria la clasificación R?

La clasificación de una película disminuye sus posibilidades en la recaudación por venta de boletos. Una película con restricción para menores de 17 o 18 años de edad puede ser un éxito en su ámbito, como comprobamos con Guasón - 91% o Deadpool - 84%, pero si le es posible llegar a una mayor cantidad de gente las oportunidades para que se vuelva un éxito incrementan. No se ha hablado sobre cuál es la clasificación que Dune podría tener, aunque el director dijo en una ocasión a Fandom que podemos esperar “una de Star Wars pero para adultos”. Sabemos que Lucasfilm busca que sus películas sean amigables para todas las audiencias, así que esto nos hace pensar que podría ser más dura en muchos aspectos. Pero esto no hay cómo predecirlo, así que podría convertirse en un éxito de cualquier forma siempre que la suerte esté de su lado.

Tiene que venderse como la superproducción que es

Si el estreno de Dune procede de la forma esperada, podríamos estar hablando de un éxito en taquilla. ¿Por qué? Pues por el hecho de que la adaptación se estrenará el 18 de diciembre de 2020 y en los últimos años hemos comprobado que en esas fechas una película como esta podría triunfar en grande. Dune tiene pinta de blockbuster y algunas como ella llegaron a recaudar miles de millones de dólares gracias a su lanzamiento en el último mes del año. Sucedió con Star Wars: El Despertar de la Fuerza - 92% y Aquaman - 73%, así que esta podría ser la siguiente. Sin embargo, eso siempre dependerá de cómo se la venda.

El público ama la ciencia ficción, el relato cuenta con actores reconocidos como Jason Momoa, Oscar Isaac, Zendaya y Timothée Chalamet. Tiene a su favor una trama que parece salida de una historia de fantasía y podría conseguir establecerse como una nueva franquicia aprovechando que las películas de Star Wars están lejanas. El proyecto parece rentable por donde se lo mire, así que la confianza en la película es clave para vender boletos y eso es lo que necesita transmitir a sus potenciales consumidores. Los que siguen cada anuncio de Dune saben de primera mano que la adaptación es la gran cosa; si la promoción del filme logra que los demás entiendan eso y se interesen en él, la batalla podría estar ganada.

Debería durar menos que Blade Runner 2049

Con Blade Runner 2049 se habló mucho sobre su duración. Muchos perdieron el interés al enterarse que la película iba a durar 2 horas con 44 minutos y es comprensible. Cuando esto sucede se pueden esperar opiniones como “es demasiado larga” o “es aburrida y lenta” y el público no deja pasar esto al momento de criticar una película. Creemos que Dune podría ser más corta porque su director la planeó como la primera parte de una adaptación que se dividirá en dos, al estilo de It (Eso) - 85% o hasta Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte Parte I - 78%. Con que duren dos horas cada una (a quién queremos engañar, de seguro tendrá más tiempo), Villeneuve tendrá un total de cuatro horas para adaptar el libro y, si lo analizamos desde otro punto de vista, mientras menos dure la película sería más conveniente para su recaudación en taquilla puesto que podría proyectarse más veces cada día mientras se mantenga en la cartelera de cine.

Necesita dejar el misterio a un lado y mostrar un poco más

La secuela de Blade Runner se caracterizó por el misterio. La intención era la de mantener todos los detalles de la trama como un secreto así que la promoción de la película, tanto en sus tráilers como en otros medios, consistió en dos cosas: mostrar su maravillosa fotografía y hacer hasta lo imposible para que el público se diera cuenta que se trataba de una de gran presupuesto. Eso dejó a las audiencias sin nada a lo que aferrarse hasta que llegó su estreno, ya que ni siquiera las críticas tenían permitido dar detalles. Hay personas que prefieren ir con algo de información para saber qué esperar, así que si no les das nada no puedes esperar que tu película se gane su interés. Dune necesita ser más frontal y compartir algunos de sus mejores elementos para que todo el que vea su tráiler o alguna imagen promocional no esté dispuesto a perdérsela.

Continúa leyendo: Películas de ciencia ficción de los 90 que predecían el futuro

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos