Artículos

Darkman: El Rostro de la Venganza, de Sam Raimi, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Mucho antes de Spider-Man, Sam Raimi se aventuraba con una película de superhéroes protagonizada por un personaje y una historia que fueron creados por él mismo.

Muchas veces escuchamos que las películas de superhéroes son todas iguales. Esta declaración no es errónea, a pesar de que hay quienes sí se atreven a hacer algo diferente ya sea porque quieren o para diferenciarse del resto, pero es inevitable que cuando una fórmula o estilo resulta ser un éxito se termina convirtiendo en una plantilla y los productos en cosas que parecen calcadas. Para nuestra fortuna, a veces aparecen películas que nos sorprenden gratamente y que no se parecen en nada a lo que creímos conocer de esta tendencia. Quizás se debe a que nos referimos a una que se estrenó mucho antes de esta oleada de filmes de Marvel y DC, en una época en la que los cómics ya tenían décadas de existencia sus adaptaciones no.

No te lo pierdas: Guasón y otras películas de superhéroes para aquellos que no les gusta el MCU

El Hombre Araña - 89% no fue la primera de las andanzas de Sam Raimi en este subgénero, pero fue el proyecto que finalmente le resultó si nos referimos a personajes famosos de otras compañías. Él estaba muy interesado en hacer una película de ese tipo, y sí, en la década de 1990 intentó llevar a Thor y luego a Batman al cine (intentó ser el reemplazo de Tim Burton pero al final el estudio se quedó con Joel Schumacher y ya sabemos cómo terminó), así que sabiendo que podría tenerla difícil decidió crear su propio personaje y hacerle una película. Así, el protagonista nació de un relato corto que el director escribió como homenaje al universo de monstruos clásicos que construyó el estudio Universal en los años treinta.

Darkman: El Rostro de la Venganza. - 82% es una película de superhéroes que cuenta la historia de Peyton Westlake (Liam Neeson), un científico que fue víctima de un brutal ataque en el cual quedó desfigurado y fue dejado por muerto por un criminal despiadado de nombre Robert Durant (Larry Drake), después de que su novia, una abogada interpretada por Frances McDormand, tuvo un conflicto con un desarrollador corrupto (Colin Friels). Hasta ahí nada realmente que deje ver el lado superheroico de la cinta, pero todo cambia cuando el protagonista desarrolla habilidades sobrehumanas a partir de un tratamiento fallido en el que trataba de curar sus quemaduras. Pero esto viene con un precio a pagar, que es un efecto secundario que lo vuelve inestable mentalmente y psicótico.

La historia es en realidad oscura, porque Peyton es consumido por la venganza y decide salir en busca de los hombres que lo dejaron desfigurado. Esta fábula contó con un equipo digno de una película de superhéroes y colaboradores del cineasta en ese entonces: Raimi como director y uno de los guionistas (su hermano mayor, Ivan Raimi , fue parte del equipo de escritores), fue producida por Robert Tapert, uno de los co-creadores de la serie Xena: Warrior Princess, Bill Pope como director de fotografía y en la banda sonora el trabajo del compositor Danny Elfman. Para los efectos de maquillaje se contó con el artista Tony Gardner que también tuvo un cameo en una de las escenas.

Te recomendamos: Spider-Man: ¿Cuál es la mejor saga cinematográfica del personaje de Marvel?

El actor Liam Neeson es recordado principalmente por actuar en películas de acción y Darkman: El Rostro de la Venganza representó su bienvenida a ese género cinematográfico. Fue un tanto irónico que después lo viéramos en la trilogía de Batman de Christopher Nolan, además del interesante hecho (y también ironía) detrás del personaje que interpreta, el cual termina completamente vendado por el ataque sufrido, cuando dentro de la cinta es presentado como un científico que se encontraba desarrollando un nuevo tipo de piel sintética que podría aliviar la vida de las víctimas de quemaduras.

Como curiosidad, el papel de Frances McDormand estuvo a punto de ser intepretado por otra persona ya que el estudio consideró primero a un puñado de actrices diferentes. Para interpretar a Julie Hastings, la abogada e interés amoroso de Peyton Westlake, Universal Pictures casi contrata a una aún desconocida Julia Roberts, quien aún no era famosa por Mujer Bonita - 62%, película que se estrenó el mismo año. En un punto también se consideró a Demi Moore y Sam Raimi incluso realizó pruebas con Bridget Fonda, pero sintió que era muy joven en relación al personaje de Neeson. Para el rol principal también se había pensado en otros actores y Gary Oldman y Bill Paxton sonaron para el papel.

Darkman: El Rostro de la Venganza fue un éxito entre el público y la crítica. La película tuvo un presupuesto de US$16 millones y recaudó US$48.8 millones en total, además que recibió críticas generalmente positivas. El personaje y su historia gustaron tanto que se hicieron dos secuelas que llegaron directo a formato casero y no fueron protagonizadas por Neeson, así como también figuras de acción, juegos de video y cómics.

Ahora es momento de recordar lo que dijo la crítica sobre esta película de superhéroes, muchas veces olvidada pero perfecta para los que están cansados de las adaptaciones modernas.

Jonathan Rosenbaum de Chicago Reader:

El talento de Raimi para los efectos visuales y secuencias de acción extravagantes, combinados con una dirección llena de fuerza y ​​energía, hacen de este el mejor paseo en una montaña rusa.

Del staff de Variety:

A pesar de las tonterías ocasionales, Darkman: El Rostro de la Venganza de Sam Raimi tiene más ingenio, recursos emotivos y extravagancia visual de lo que es habitual en las películas contemporáneas.

Richard Corliss de Time Magazine:

Raimi no es efectivo con sus actores, y el diálogo carece de una amenaza inteligente, pero su sentido visual astuto lleva el peso de muchas escenas.

Jeff Beck de Examiner.com:

Darkman es una pequeña película extraña que combina el terror, la ciencia ficción, la comedia, el romance, el drama y la acción en una película entretenida.

Del staff de Time Out:

Salvaje, lanuda y ocasionalmente maravillosa.

Caryn James de New York Times:

Darkman: El Rostro de la Venganza mantiene un leve interés en todo momento, pero nunca despega, en parte porque una estafa de bienes raíces, tiroteos de pandillas, corrupción en la ciudad y una historia de amor desordenan la triste historia de la extraña mutación de Westlake.

Heather Wixson de Daily Dead:

Darkman: El Rostro de la Venganza sigue siendo uno de los proyectos más ambiciosos de Sam Raimi hasta la fecha y es difícil hacer otra cosa que admirar el tipo de ambiciones elevadas que Raimi arroja a la pantalla con su propio thriller de crimen de superhéroes/mezcla de comedia oscura.

Walter Chaw de Film Freak Central:

Raimi, en 1990, hizo la mejor película de cómics que haya existido...

J.C. Macek III de PopMatters:

La película en general es bastante buena, pero es probable que la audiencia se ría involuntariamente en ocasiones y la película a veces es demasiado tonta para sentirse realmente "oscura".

Continúa leyendo: Las mejores películas de superhéroes de los últimos 10 años según la crítica

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos