Artículos

Los mejores momentos de las primeras tres fases del MCU

Luego de once años de películas, la Saga del Infinito nos ha dejado con un sinnúmero de grandes momentos, pero los que mencionamos aquí son los mejores de la franquicia hasta ahora.

El Universo Cinematográfico de Marvel ha redefinido la forma en la que los espectadores ven (y se acercan) a producciones de altos presupuestos y a aquellas que se consideran como éxitos de taquilla con anticipación, en parte gracias a que Marvel Studios, con Kevin Feige a la cabeza, ha sabido trasladar la filosofía de los cómics y sus personajes a la pantalla grande, creando así un universo con vida propia, el cual las audiencias desearían poder habitar y unirse a los superhéroes para luchar contra sus enemigos.

No te lo pierdas: Las escenas de Marvel más reproducidas por los fans

La franquicia siempre nos tiene a la espera de su siguiente gran estreno, o jugada, si nos referimos a que cada cierto tiempo debe pasar algo grande para que esta se mantenga en forma y se conserve fresca, lo cual también es otra de las tácticas que ha aprendido de los cómics. La diferencia por ahora es que mientras el mundo impreso de los personajes continúa generando menos ventas, la popularidad de las películas ha aumentado considerablemente y una muestra de ello es que el estudio prepara nuevas fases.

Ahora, con tres fases bajo el brazo y un total de 23 películas en 11 años, hay suficiente contenido para recordar los momentos más memorables de la Saga del Infinito, desde aquella recordada Iron Man - El Hombre de Hierro - 93% hasta Avengers: Endgame - 95%, mientras nos preparamos para todas las películas que llegarán a partir de la Fase 4 que arrancará con Black Widow y la futura inclusión de los X-Men y Cuatro Fantásticos en vista que Marvel Studios recuperó sus derechos cinematográficos.

El Buitre descubre que Peter es Spider-Man

No hay mucho que pueda rescatar de Spider-Man: De Regreso a Casa - 92%, aunque los fans de Tom Holland de seguro no estarán de acuerdo. Si hay una escena que sobresale, es la del momento en el que Peter y Liz van a una cita y su padre se ofrece a llevarlos en su automóvil. La conversación lleva al Buitre a darse cuenta que Peter es Spider-Man y a partir de ahí la tensión y la expresión malvada de Michael Keaton, junto con el uso de las luces del semáforo reflejadas en su rostro, no solo sirve como un recordatorio de que es un gran actor, sino que es la muestra más clara de que si Marvel quisiera podría hacer algo totalmente bueno, diferente y más adulto.

Te recomendamos: Pésimas escenas del MCU que arruinaron (o casi arruinan) las películas en las que aparecieron

El sacrificio de Coulson

El soldado caído de S.H.I.E.L.D. mereció un mayor reconocimiento por su valentía, pero hasta ahora no se ha mostrado en la pantalla grande una conexión entre los Vengadores y él luego de su muerte. Dejando de lado el hecho de que ahora es inexistente, lo impactante que fue ese momento llegó al corazón del público y también al de los héroes, que quedaron devastados, pero al mismo tiempo ganaron la fuerza necesaria para unirse y vencer a Loki y su malvado plan.

Los Maximoff

La introducción de dos mutantes (que no son mutantes en el MCU) fue motivo de alegría para quien conoce la historia de Marvel y los X-Men. Por esa razón, ver a Wanda y Pietro Maximoff en una de las escenas post-créditos de la franquicia fue algo inesperado y avisó de lo que el estudio podría ser capaz de hacer en el futuro a pesar de que en ese entonces no poseía los derechos para lanzar películas sobre ellos.

Stan Lee es The Watcher

Los cameos de Stan Lee se convirtieron en un clásico instantáneo de la Saga del Infinito, pero saber que sus apariciones en las películas son en realidad manifestaciones de la raza de extraterrestres conocida como Los Vigilantes, lo cual da a entender que el escritor siempre estuvo observando cada aspecto del universo y de los superhéroes, adquiere un significado especial que nunca se podrá olvidar.

Tony Stark revela que es Iron Man

Mucho antes de que Los Vengadores tuvieran sus propias películas, Iron Man ya hacía de las suyas en la pantalla grande. Un evento que le cambió la vida y su amor por las hamburguesas con queso pasaron a la historia, pero nada se compara con el momento final de la cinta en el que en la mitad de una conferencia de prensa revela al mundo que él y nadie más que él es Iron Man.

Capitana Marvel enciende su poder

Una de las virtudes de Capitana Marvel - 60% es que reversa la narrativa de una historia de origen común. Nunca vemos a Carol Danvers adquirir sus poderes al comienzo de la película, sino depender de la tecnología Kree para tenerlos. Es por eso que el crecimiento de la futura Vengadora como una heroína hecha y derecha resuena en el público en cuanto se da cuenta que sus poderes siempre han estado con ella y solo debía “encenderlos”, convirtiéndose así en uno de los momentos más increíbles de la franquicia y del personaje hasta ahora.

La pelea en el elevador

Es cierto que la segunda parte de la trilogía de Capitán América es de lo mejor que se ha visto en el Universo Cinematográfico de Marvel, pero la escena en el elevador siempre merecerá una mención de honor. El buen Capitán América Steve Rogers sabe que puede estar rodeado por gente de Hydra infiltrada y por ese motivo les da a elegir. Nadie hizo caso y así nace una de las mejores coreografías de peleas vistas en la franquicia, donde se muestra la bondad del héroe y lo bien que puede defenderse en un espacio reducido.

Iron Man vs. Capitán América

La tercera película de Capitán América presentó en sus momentos finales al esperado enfrentamiento entre Steve Rogers y Tony Stark. Cada uno estaba seguro de que su decisión era la mejor y ese conflicto de convicciones los hizo seguir hasta llegar cerca de la muerte de al menos uno de ellos. La publicidad alrededor de la película fue brillante y en cierto modo enfrentó a los fans al hacer que estos también tomen bandos, pero es claro que aunque ambos terminaron heridos el ganador fue Capitán América.

La pelea en el casino

Cuatro minutos llenos de acción y tensión donde T’Challa, Okoye y Nakia intentan acercarse al traficante de armas Ulysses Klaue. Estaban en una misión encubierta, pero Okoye es descubierta y allí es cuando arranca uno de los momentos más impresionantes del MCU. Cualquier cosa es buena para defenderse, puños van, pelucas vienen y la creatividad del director Ryan Coogler con movimientos de cámara que dan la apariencia de continuidad son sobresalientes.

La Batalla en el aeropuerto

Siempre es genial ver a los héroes peleando contra el villano de turno, pero cuando toman diferentes bandos y ellos mismos son los villanos del otro, la situación es diferente. Capitán América: Civil War - 90% los vio divididos y nos regaló esa icónica pelea en el aeropuerto de Berlín, donde por primera vez pudimos ver a Black Panther pateando el trasero de Winter Soldier o a Black Widow haciéndole la vida imposible a Hawkeye, además de incluir a Spider-Man por primera vez, ver a Ant-Man como Giant-Man y esa referencia a una película de Star Wars.

Capitán América levanta el Mjolnir

Luego de que en una película anterior se diera a entender que Capitán América sería digno de levantar el martillo de Thor cuando la ocasión lo amerite, Avengers: Endgame nos confirmó que si alguien puede hacerlo, es él, y no solo a nosotros sino al dios del trueno, que también creyó desde un principio en la dignidad de Steve Rogers.

Avengers Assemble

No se necesitó decir la frase “Avengers assemble” para dar a entender que ese plano en el que Los Vengadores se reúnen durante la Batalla de Nueva York es más poderoso que esas palabras. Toda el camino que recorrió la película llevó al espectador a ese momento y casi diez años después se mantiene como uno de los mejores, si no es el mejor, momento del Universo Cinematográfico de Marvel hasta ahora.

Continúa leyendo: Películas más sobrevaloradas del Universo Cinematográfico de Marvel por la crítica y el público

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos