Artículos

RESEÑA: Bloodshot | Nada mal para iniciar una nueva franquicia

Con esta película de acción, la compañía Valiant entra decorosamente en el competido mercado de filmes de superhéroes

Fundada en 1989 por Jim Shooter (quien fuese editor en jefe de Marvel Comics) y el escritor y editor Bob Layton entre otros, la historia de Valiant Comics ha estado marcada por una serie de altibajos que terminaron por dejarla fuera de circulación por un tiempo, y fue hasta años recientes cuando, de la mano de Peter Cuneo (ex vicepresidente de Marvel), tuvo un sonado regreso al mundo de la historieta.

No dejes de leer: Bloodshot ya tiene calificación de la crítica

Valiant creo su propio universo de seres superheroicos, a través de títulos como Magnus, Robot Fighter; Solar, Man of the Atom; Rai; Harbinger; Ninjak y Bloodshot. Dicho universo además, logró expandirse a otras plataformas de entretenimiento como los videojuegos, la televisión y (finalmente) el cine, medio en el cual busca expandirse e iniciar una nueva franquicia que compita con los muy exitosos universos cinematográficos de DC y Marvel. Y el elegido para dar inicio a esta incursión en el séptimo arte es Bloodshot - 47%, cinta basada en el personaje creado para ese sello por Kevin VanHook, Don Perlin, y el ya mencionado Bob Layton.

El filme, producido por Sony Pictures Entertainment; marca el debut en la dirección de Dave Wilson, con amplia trayectoria en el mundo de los efectos visuales, y quien previamente dirigió un capítulo de la serie Love, Death & Robots - 73%. El guión corrió a cargo de Jeff Wadlow (Kick-Ass 2 - 31%, Verdad o Reto - 23%) y Eric Heisserer (Bird Box: A Ciegas - 66%, La Llegada - 94%, y la versión 2011 de La Cosa del Otro Mundo - 35% entre otras películas). Vin Diesel (la saga de Rápido y Furioso y un largo etcétera de cintas de acción) es elegido para darle vida a Ray Garrison, el protagonista principal.

Puede interesarte: Bloodshot: Vin Diesel no le teme al coronavirus y asegura que el mundo necesita películas hoy más que nunca

En el argumento desarrollado por Wadlow y Heisserer, Garrison es un marine especializado en misiones de alto riesgo. Al volver triunfante de una de ellas, es atacado en su domicilio y él y su esposa (Talulah Riley) son secuestrados y posteriormente ultimados. Sin embargo, mas tarde vemos a Ray volver en sí, y descubrirse en el interior de las sofisticadas instalaciones de un laboratorio donde lo acompaña KT (Eiza González) y el Dr. Emil Harting (Guy Pearce), quienes le explican que él en realidad murió años atrás, pero que ha sido resucitado gracias a la nanotecnología desarrollada por este último, la cual le confiere un milagroso poder regenerativo, además de fuerza y reflejos aumentados, e incluso la capacidad para poder enlazarse e interactuar con diversas redes y tecnologías.

Al principio, Ray no puede recordar lo ocurrido antes de su deceso, pero en poco tiempo sus “recuerdos” vuelven y se agolpan en su cabeza, llenándolo de una ira y determinación imparables, los cuales lo impulsan a escapar del complejo donde está recluido, para buscar y asesinar a aquellos quienes -supuestamente- mataron a su cónyuge y a él. Pero al llevar a cabo su cometido -y gracias a un ingenioso giro argumental- pronto será evidente que las cosas no son tan simples, y que su verdad no es del todo cierta, y se trata más bien de un complejo juego de mentiras y manipulaciones. La búsqueda de lo que realmente ocurre (y de los verdaderos responsables de este oscuro juego) es el quid del asunto.

Esto da pie para desarrollar un largometraje de acción en toda regla, con vertiginosas persecuciones, intensas secuencias de pelea, explosiones y destrucción al por mayor y toda serie de efectos especiales (algunos mejor trabajados que otros), los cuales permiten a Diesel darse vuelo al interpretar (por enésima ocasión) a un duro y rudo paladín.

Por otra parte, y aunque incluye un par de giros de tuerca; se rodea de elementos cyberpunk y tiene de trasfondo un cuestionamiento de la realidad calcado de Philip K. Dick ; además de referenciar a clásicos del género como El Vengador del Futuro - 30%, RoboCop - 49%, Matrix - 87% e incluso Terminator - 100%; la trama sufre por un desarrollo muy elemental, rutinario y de escasos vuelos; un limitado trabajo en el bosquejo de sus personajes, e incluye numerosas situaciones que se resuelven de forma ingenua o irrisoria (como cuando Garrison -a pesar de su memoria continuamente “borrada”- deduce en fracción de segundos todo el mecanismo del engaño del cual ha sido víctima por años, con una lógica y claridad que envidiaría el propio Einstein).

Continúa leyendo: Bloodshot ya tiene primeras críticas y son positivas

A pesar de ello, el filme cumple con ser un buen vehículo de entretenimiento, gracias a diversos factores, siendo uno de los principales la presencia de Vin Diesel quien hace lo que mejor sabe hacer: interpretarse a sí mismo, pero con mucha gracia. Así, tenemos a Dominic Toretto, a Riddick y a Xander Cage en un mismo paquete, lo cual para algunos (sobre todo los fans de actor, donde los haya) significa un plus adicional.

Del mismo modo, resulta notable la presencia de la mexicana Eiza González, quien se está ganando una particular reputación como personaje de acción y actriz especializada en cintas de género, ello evidenciado en sus recientes apariciones en las producciones Baby - El Aprendiz del Crimen - 93%; Paradise Hills - 67% (obra de culto instantáneo dirigido por una gran promesa: Alice Waddington); Battle Angel: La Última Guerrera - 55%; Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw - 83%, y pronto podremos verla de nuevo en Godzilla vs. Kong. Y en especial, destaca la aparición del actor y comediante Lamorne Morris interpretando al disparatado pero eficaz hacker Wilfred Wigans, y cuya intervención le confiere al trabajo un tono de comedia del cual se beneficia y lo aligera haciéndolo más entretenido, sobre todo en su segunda mitad. Y esa ligereza y comicidad hacen que la película marche mejor y gane algunos puntos adicionales.

Resumiendo, Bloodshot - 47% es una conjunción de fallos y aciertos, donde en una suma final estos últimos son un poco más numerosos, y -como han señalado ya por ahí- termina dejando la sensación de ser un gran prólogo hacia proyectos mucho más grandes y mejores. Algo equivalente -con sus respectivas distancias- a lo que significó el primer filme de Iron Man - El Hombre de Hierro - 93% para el MCU.

Si bien es cierto que el universo cinematográfico de Valiant aún está muy lejos de poder competir con sus contrapartes de DC y Marvel, no va por mal camino. Y es una decente y modesta adaptación del cómic a la pantalla grande.

También puede interesarte: Guasón y otras películas de superhéroes para aquellos que no les gusta el MCU

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos