Artículos

Razones por las que The Rise of Skywalker podría ser la peor película de Star Wars

La conclusión a la saga Skywalker no ha tenido una producción impecable y sus fans tampoco están del todo contentos: The Rise of Skywalker podría ser el punto más bajo de la saga a manos de Disney y en este artículo lo analizamos

Diciembre es sinónimo de Star Wars desde que la franquicia fue adquirida por Disney y luego de que con su primera película de la trilogía de secuelas se descubriera que el último mes del año es la mejor opción para tomarse la taquilla en todo el mundo. En 2019 adquiere un significado aún más especial porque se trata del estreno de la película que finalmente llevará a la saga a un final. Sí, la saga Skywalker termina -aparentemente- con Star Wars: el ascenso de Skywalker - 61% y su historia protagonizada por los personajes nuevos, como Rey Finn y Poe, pero también con el regreso de otros conocidos como son Chewbacca, Lando Calrissian y C-3PO.

No te lo pierdas: Star Wars: El Ascenso de Skywalker | Primeras reacciones de los críticos están divididas por el fanservice

La novena entrega de la saga tendrá mucho por hacer bien y con tanto por abarcar siempre hay algo que se le irá de las manos; no podrá ser una cinta que pueda satisfacer por completo a cada espectador y por esa razón, y con el antecedente dejado por otras películas como las de la trilogía de precuelas y Star Wars: Los Últimos Jedi - 91%, además de la posibilidad de recurrir al fanservice excesivo, muchos temen que el final no vaya a estar a la altura de sus expectativas, y es que los diferentes reportes sobre una producción que se describe como desastrosa parecen confirmar lo peor. Claro que hay que recalcar que todo dependerá de los gustos de quien la ve, pero aquí analizamos los hechos que avisan que The Rise of Skywalker podría ser lo peor de Star Wars.

Llega a cines después de la infame The Last Jedi

Que una nueva película, que no es spin-off, llegue tras el desastre causado por Star Wars: Los Últimos Jedi - 91% hará que más de uno se pregunte si valdrá la pena ir al cine para ver la última entrega de la saga. Algunos fans continúan en desacuerdo con los “riesgos” tomados por Rian Johnson, a quien no le pareció lo correcto presentar una historia que el público pueda adivinar fácilmente cuando la intención es sorprender y, en su caso, derribar cualquier teoría que surgió en esos años sobre cómo podría avanzar la trama en otras entregas. Fue un éxito en taquilla y entre gran parte de la crítica y el público, pero a algunos fans no les agradó ver algo diferente y eso hizo que incluso Lucasfilm decida hacer a un lado la nueva trilogía que se había planeado con él como director. El título de la película por sí solo ya nos recuerda la controversia de hace dos años, así que su secuela no la tendrá fácil por ningún lado, y pronto sabremos si fue capaz de hacer que quienes perdieron el interés regresen a la franquicia con los brazos abiertos.

Te recomendamos: Star Wars: The Rise of Skywalker | Se filtra el texto de apertura y nuevas imágenes

Deberá “arreglar” la Saga Skywalker

Aunque el director de la nueva cinta se siga contradiciendo, es notorio que lo que hizo con Star Wars: El Despertar de la Fuerza - 92% se encontraba trazado en un plan mucho más grande que abarcaría el final de la trilogía de secuelas. Sin embargo, la llegada de Johnson, a quien al parecer dejaron hacer su trabajo aunque con demasiadas libertades (que no es malo, sino que parece que nunca se puso de acuerdo con J.J. Abrams), ocasionó una especie de desbalance entre ambas historias ya que el segundo director hizo todo lo posible para aniquilar las teorías de los fans y terminó sacrificando la idea que había tenido en un principio la franquicia cuando Abrams tomó el mando. Ahora, para la conclusión de la saga de los Skywalker, el regreso de Abrams incluyó mucho trabajo: debía empatar ambos relatos, hacer que lo nuevo tenga sentido, agregar su estilo a la narrativa y de paso darle una buena despedida a la extinta Carrie Fisher que volverá a ser la Princesa Leia por última vez.

J.J. Abrams: no puedo arriesgarme a hacer algo diferente y complacer a los fans al mismo tiempo

El cineasta sabe qué es recibir críticas de los fans hacia una producción al creer que esta ha cometido errores, pero también sabe que no hay forma de arriesgarse para presentar cosas totalmente nuevas y que al mismo tiempo los fans estén felices con todo lo que se les muestra. Aunque reconoció que Rian Johnson lo inspiró a hacer lo que él cree que debería ocurrir en una historia, mas no pensar en lo que para los fans tendría sentido, también aseguró a Shortlist que él cree que las mejores historias son las que llevan al espectador a lugares inesperados y a pesar de que admite que hoy en día hay historias que toman muchos riesgos y son genuinas, es un arma de doble filo ya que a los fans más apasionados por el tema no les suelen gustar las sorpresas. Siempre habrá quien quiera ver algo más o algo diferente, pero son quienes prefieren ver lo mismo una y otra vez los que parecen tener más peso en Star Wars.

La producción fue apresurada y estuvo llena de problemas

El director declaró a Entertainment Weekly que la película estaba siendo terminada como si se tratara de una carrera. Admitió que tuvieron menos de tres meses para terminar con la post-producción y que con ello todo el equipo se encontraba trabajando lo más rápido posible para llegar listos a la fecha de estreno. Esto nos recuerda a los supuestos rumores, que cada vez parecen más ciertos, donde se indicó que George Lucas tuvo que salir al rescate para ayudar a arreglar el “desastre” que fue The Rise of Skywalker ya que sus primeras exhibiciones de prueba recibieron calificaciones muy negativas por parte de los asistentes entre los que se encontraban fanáticos acérrimos y personas que casualmente van al cine. No obstante, se puede creer que esto no es más que un rumor, pero la reacción de un usuario de Twitter que acudió a la premiere en Estados Unidos nos hace pensar que sí sucedió, ya que en palabras de Matthew Ball el cambio de director y su producción apresurada se sienten en la película, cuya narrativa también parece estar llena de fallas.

El final podría ser divisivo

Otra vez hablamos de complacer a los fans, y es que los finales, tanto en el cine como en la televisión, en muy pocas ocasiones logran satisfacer a todo el público por igual porque siempre habrá quien no esté de acuerdo con algún detalle o, por qué no, toda la historia. Al tratarse de una saga que se ha mantenido con vida por más de cuarenta años, los fans se sienten dueños de las aventuras de Luke Skywalker, la Princesa Leia, Han Solo y los nuevos Rey y Kylo, así que cualquier detalle que no les parece bien lo tomarán como un error y sí, siempre actuarán como si Star Wars fuera algo que les pertenece por completo. Así, brindar una conclusión satisfactoria, que tenga sentido, y que a la vez esté de acuerdo con lo que sus guionistas y el director quisieron plasmar será un gran reto que dudamos que haga a todos felices. Para ejemplo reciente está el final de Game of Thrones - 59%, que luego de una atropellada temporada final, terminó dejando felices a unos e inconformes a otros; y J.J. Abrams sabe muy bien lo que se siente, porque de no ser así nadie hablaría aún del final de la serie Lost, de la que fue co-creador.

Continúa leyendo: Star Wars: Rian Johnson dice que complacer a los fans es un error

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos