Artículos

RESEÑA: El irlandés | El sicario que llegó a viejo

Basada en el libro I Heard You Paint Houses del abogado Charles Brandt , El Irlandés explora los primeros pasos de Frank Sheeran (Robert De Niro), un obrero que comienza su camino en la mafia estadounidense dentro del sindicato de camioneros de Nueva York

Hollywood y sus gángsteres son una obsesión que pocos resisten. Ya sea la obra maestra El Padrino - 99% de Francis Ford Coppola, o la propia Buenos Muchachos - 96% de Martin Scorsese, el público ama las historias de criminales, ver cómo se convierten en despiadados asesinos o en hombres y mujeres de poder casi indiscutible. Pero El Irlandés - 100% es otro tipo de historia del crimen organizado y cuenta el relato de uno de esos conocidos y violentos asesinos que hizo lo que muy pocos consiguen: sobrevivir hasta su vejez.

No te pierdas: Martin Scorsese confiesa que Al Pacino era algo inalcanzable hasta The Irishman

Basada en el libro I Heard You Paint Houses del abogado Charles Brandt , El Irlandés explora los primeros pasos de Frank Sheeran (Robert De Niro), un obrero que comienza su camino en la mafia estadounidense dentro del sindicato de camioneros de Nueva York. Se forja a base de disciplina y una lealtad inquebrantable, una reputación como un sicario implacable. Su carrera, si se le puede llamar así, lo lleva a conocer a Jimmy Hoffa (Al Pacino), líder sindical conocido por sus corruptas prácticas. Frank es usado por Hoffa para quitarse enemigos del camino, pero los secretos y la capacidad de supervivencia en ese universo podrido, los lleva a crear vínculos poderosos como la amistad. En algún punto de la historia Sheeran será empujado a destruir aquello que protegió y defendió por encima de sus principios.

El más reciente filme de Scorsese camina en una zona por la que el director es conocido en cintas como Buenos Muchachos - 96% o Casino - 80%: los gánsteres. A diferencia de otros relatos sobre el crimen del mismo realizador aquí no parece que los protagonistas anhelen el glamour y las riquezas, además el cineasta da un paso gigante en cuanto al uso de la tecnología digital sobre sus actores principales (Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci), El Irlandés - 100% revela que el poder en cualquiera de sus formas, debe tener una fecha de caducidad, tampoco garantiza una vida larga y satisfactoria, pues es quizá un elemento tan efímero como las vidas de quienes matan para obtenerlo. Pero más allá de esta premisa, el objeto de estudio de Scorsese es la culpa y sus consecuencias.

El énfasis de Scorsese por deconstruir ese tema está incluso en los objetos y escenografía del filme. El relato es contado por un Sheeran decrépito, de cabellos blancos y dependiente de una silla de ruedas, que recuerda toda una vida de delitos y sus relaciones con criminales. A su avanzada edad, está solo, todos sus ex compañeros y amigos han muerto. Eso lo sabemos porque el director nos adelanta, cada que presenta a un nuevo personaje mafioso, los años que vivirá, todo a modo de un perverso epitafio.

Scorsese no busca que el espectador genere una empatía con los protagonistas. En El Irlandés - 100% no sabemos de la infancia de sus protagonistas, los motivos u opciones que los llevan a convertirse en lo que son. Martin Scorsese parte de una historia real y sobre esa línea escarba en la mente de estos criminales cuyos códigos morales retorcidos, los obliga a llevarse secretos hasta la tumba.

Te recomendamos: Martin Scorsese revela el verdadero significado de The Irishman

Hay opiniones divididas en cuanto a qué tanto afectó o benefició a la película el efecto de rejuvenecimiento de los tres histriones. Lo que no deja dudas es que con efectos especiales o no De Niro, Pacino y Pesci, dan una cátedra de actuación. De Niro como ese hombre inexpresivo y sin escrúpulos, capaz de fumarse un cigarro sentado en el cuerpo de una de sus víctimas, Al Pacino elocuente y carismático, hechizado por el poder, o Pesci que se aleja de sus personajes nerviosos y de decisiones torpes, es aquí un hombre firme y sereno.

En el El Irlandés - 100% Martin Scorsese se toma su tiempo para cerrar el ciclo de estos variopintos personajes, despliega todas sus intenciones para arrojar en la tercera parte una dimensión mucho más melancólica y trágica.

Continúa leyendo: The Irishman: Crítico acusa a Martin Scorsese de hacer una apología de la delincuencia

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos