Noticias

The Irishman: Crítico acusa a Martin Scorsese de hacer una apología de la delincuencia

¿Es la nueva película de Martin Scorsese una oda al crimen? Uno polémico crítico de cine cree que sí y lo señala con vehemencia en su reseña

Noticias

The Irishman: Crítico acusa a Martin Scorsese de hacer una apología de la delincuencia

¿Es la nueva película de Martin Scorsese una oda al crimen? Uno polémico crítico de cine cree que sí y lo señala con vehemencia en su reseña

POR Arturo López Gambito -

A pesar de las numerosas reseñas positivas que califican a The Irishman - 100% como un “clásico instantáneo” y describen al último trabajo de Martin Scorsese con elogiosas palabras, siempre hay voces disidentes y una de las más famosas es la de Armond White, polémico crítico de cine conocido por ir contra la corriente casi siempre.

También te puede interesar: Martin Scorsese es acusado de falta de representación femenina en sus películas y refutó así las críticas

The Irishman, que llegará a Netflix el próximo 27 de noviembre, ha recibido en su mayoría comentarios halagadores tras su paso por festivales de cine y los críticos la ubican entre las mejores obras de Scorsese. Es protagonizada por Robert De Niro como el sicario Frank Sheeran, y Al Pacino como el líder sindicalista Jimmy Hoffa. Otros actores célebres por sus papeles de mafiosos como Joe Pesci y Harvey Keitel también han vuelto a trabajar con el director de Pandillas de Nueva York - 75% en roles que les van como anillo al dedo.

En esta ocasión el análisis que hace White dice que Scorsese parece haber hecho una secuela de Buenos Muchachos - 96% y que se repite a sí mismo de una forma que ya no sorprende ni aporta nada nuevo, pero que además sigue retratando a los mafiosos con una especie de admiración malsana.

Algunos encontrarán absurdas las quejas del controvertido crítico, pues parece estar condenando moralmente a la película en lugar de analizar su valor narrativo y sus cualidades cinematográficas, pero también es cierto que no es algo descabellado sentirse indignado cuando los criminales son retratados con glamour, un problema que en México hemos visto aumentar con las narconovelas y narcoseries, las cuales dan una falsa imagen heroica de los narcotraficantes. White comienza diciendo que el momento histórico de Estados Unidos no parece el adecuado para hacer un “himno a la traición [...] cuando la falsedad y la deshonestidad descarada se han convertido en tácticas políticas aceptadas.”

También te recomendamos: Martin Scorsese revela el verdadero significado de The Irishman

El enfoque de Scorsese en la criminalidad interna de italianos, irlandeses, polacos y otras castas trabajadoras de Estados Unidos revela su amor por la violencia y los criminales — además de Hollywood y nuestra propia complicidad en esa vergüenza.

Uno de los lugares comunes que el crítico destaca es el remordimiento católico y casi-arrepentimiento del que Scorsese parece disfrutar, el dilema moral que no ha logrado plasmar convincentemente después de Calles Peligrosas - 98%, donde sí era un tema original el conflicto de un mafioso con sus creencias religiosas.

Las palabras negativas de White hacia la cinta no dejan de referirse a la actitud y personalidad de los personajes malvados, traicioneros y pragmáticos, pero también señalan que los efectos especiales de rejuvenecimiento que tanto hype causaron no son tan increíbles, pues hacen ver a todos como “muñecos de cera, sin alma, momificados, mefistofélicos”.

Su expresión personal [de Scorsese] se ha reducido a una fórmula comercial, reemplazada por un cinismo arrogante: cada hombre tiene la misma esposa puta-ruda que en Casino y la misma avaricia despiadada que en Buenos Muchachos; lanza los mismos insultos étnicos que en Toro Salvaje; hace alarde de la misma rivalidad étnica que en Pandillas de Nueva York y Los Infiltrados; y se satisface en las misma tretas descaradas que en El Lobo de Wall Street.

También lee: Las películas de Martin Scorsese han ganado más premios Óscar que todas las películas de Marvel juntas

El crítico no se limita a hablar de la filmografía de Scorsese y dice que The Irishman comparte la ignominia con Parasite - 87%, de Joon-ho Bong. Sin embargo, él no es el único que habla sobre la nueva epopeya del cineasta italoamericano con base en aspectos no cinematográficos, también el editor ejecutivo de IndieWire, Eric Kohn, publicó un artículo donde abordaba la masculinidad tóxica reflejada en Sheeran.

No te pierdas: Martin Scorsese revela por qué abandonó Joker

Finalmente Armond remata su crítica con un spoiler que algunos preferirán evitar, pero que resume su pensamiento sobre Scorsese y su aparente admiración hacia los criminales que tantas veces ha retratado en la pantalla grande.

Para cuando aparece el prelado de Fox News, el padre Jonathan Morris, ofreciendo perdón al decrépito Sheeran (y bendiciendo implícitamente el perpetuo e incómodo glamour de Scorsese del crimen), el irlandés desbordado se asemeja a una obra de kabuki estadounidense sobre el pecado que también disfruta del pecado. Es el epítome de la degradación de 'donde estamos hoy'.

No te vayas sin leer: Martin Scorsese responde a los fanáticos de Marvel: "el dominio financiero está destruyendo al arte"

Comentarios

  • Tomatazos (8)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos