Noticias

Martin Scorsese confiesa que Al Pacino era algo inalcanzable hasta The Irishman

Muchos se habían preguntado por qué, tras casi 50 años, estas enormes figuras de la industria del cine no habían colaborado. Finalmente Scorsese narra lo sucedido

Durante su carrera como director, Martin Scorsese ha brillado por su capacidad de contar largas historias en un formato amable para la pantalla grande. El aclamado cineasta ha forjado especiales vínculos con otros miembros de la industria, quienes le han dado rostro a las increíbles películas del creador. Fácilmente podemos reconocer a Robert De Niro, actor con el que trabajó entre los años 70 y 90 en filmes como Taxi Driver - 98%, El Rey de la Comedia - 91%, Buenos Muchachos - 96%, Casino - 80%, entre otras grandes producciones.

No dejes pasar: Los hermanos Russo: Scorsese no es dueño de la definición del cine

La relación entre ambas figuras se redujo considerablemente en el siglo XXI, Scorsese cambió de aires y en esta nueva etapa se valió de otro diamante en bruto: Leonardo DiCaprio. El joven que saltó a la fama en los años 90, y que para muchos siempre será el Jack de Titanic - 88%, entabló un vínculo verdaderamente único con Marty. El mismo director confesó durante su discurso al recibir el Premio Kirk Douglas en el Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara, que DiCaprio le había dado una “segunda oportunidad de vida” (vía El Intransigente América). Y no podemos negar que, entre muchas colaboraciones, los vimos brillar en Pandillas de Nueva York - 75%, El Aviador - 87%, La Isla Siniestra - 68% y El Lobo De Wall Street - 78%.

Es evidente la relación entre Scorsese y el tema de gánsters y la mafia, por eso había sido toda una incógnita por qué esperó hasta El Irlandés - 100% para trabajar con Al Pacino, el rostro de El Padrino - 99% de Francis Ford Coppola. Durante una conversación del AFI FEST el viernes pasado en Los Ángeles, el reconocido cineasta aprovechó para narrar una memorable anécdota sobre la experiencia de al fin darle la bienvenida al protagonista de Caracortada - 84% a su equipo de trabajo. Marty confesó que ya había puesto sus ojos en el actor desde que saltó a la fama en los 70, pero para él era algo inalcanzable trabajar con un actor de su nivel (vía Indie Wire):

Llevaba años queriendo trabajar con Al [Pacino]. Francis Coppola me lo presentó en 1970. Luego estuvo en El Padrino 1 y 2, y estaba en la estratosfera. Para mí, Al siempre fue algo inalcanzable. Incluso intentamos hacer una película en la década de 1980, pero no pudimos obtener el financiamiento. Así que dije: ‘¿Con qué le gusta trabajar?’, Bob [Robert De Niro] dijo: ‘Oh, él es genial. Verás’.

Te podría interesar: Martin Scorsese olvida conflicto con Marvel y se declara en contra de los algoritmos

Pacino y De Niro habían trabajado juntos en Fuego contra Fuego - 86%, drama que como es costumbre para ambos actores, gira en torno a un ladrón y su última gran hazaña. Ver a Al Pacino colaborar finalmente con Martin Scorsese en The Irishman es algo para celebrarse. De acuerdo con el portal de noticias La Tercera, recientemente el protagonista de El Abogado del Diablo - 66% declaró que Scorsese es un director brillante, culto y que es muy sensible a la actuación:

Entiende básicamente todo, es extremadamente listo. Tengo que decirles, es extremadamente culto, ha visto y experimentado todo, es un hombre del Renacimiento. Es ese tipo de confianza en tu director la que te permite liberarte, porque sabes que él es sensible a lo que es la actuación, él está ahí para realmente ir, decirte un par de palabras, y te deja hacer lo tuyo. Él te hace sentir en un espacio creativo; uno, porque es uno de sus dones, pero también por su experiencia y porque comprende este mundo en el que estamos en esta película.

No te vayas sin leer: Martin Scorsese revela el verdadero significado de The Irishman

También durante el AFI FEST, Marty aprovechó para reflexionar sobre un aspecto que él considera meta dentro de su nuevo filme: la relación entre Pacino y De Niro. "Lo que ves en la película es su relación como actores, como amigos, en los últimos 40, 45 años. Hay algo mágico que sucede allí ", dijo el director. El presidente y director ejecutivo del American Film Institute, Bob Gazzale, le pidió a la audiencia que imaginara un mundo donde Scorsese nunca hubiera existido. “Estaríamos menos en contacto con nosotros mismos y con los demás. Seríamos menos humanos, seríamos mucho menos”, afirmó (vía Indie Wire).

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos