Artículos

DocsMX 2019: El guardián de la memoria y Bad hombres | El desplazamiento forzado

Las primeras impresiones acerca de dos largometrajes que abordan el tema de la migración

Artículos

DocsMX 2019: El guardián de la memoria y Bad hombres | El desplazamiento forzado

Las primeras impresiones acerca de dos largometrajes que abordan el tema de la migración

POR Kevin de León -

El Festival DocsMX continúa con sus actividades en la Ciudad de México. Dentro de sus distintos programas se han presentado temas político-sociales que son de bastante relevancia para nuestro país. Uno de ellos es la migración, la cual sigue siendo una problemática que además de necesitar ser atendida, también vale la pena revisar la mirada que tienen los realizadores cinematográficos respecto al tema.

Te recomendamos leer: DocsMX 2019 Inaugura su decimocuarta edición con #Female Pleassure

En la sección de Hecho en México se presentó El guardián de la memoria de la directora Marcela Arteaga y como parte de la selección México ópera prima, se proyectó Bad hombres, de Juan A. del Monte Madrigal y R. Ruíz Patterson. Ambos largometrajes en secciones competitivas, son historias que nos llevan a vivir de cerca las situaciones que miles de personas latinoamericanas tienen que vivir en la frontera; ya sea en la de México o en la Estados Unidos, los dos documentales nos dejan en claro que las situaciones no son favorecedoras para los latinos en ninguno de esas zonas.

El guardián de la memoria de Marcela Arteaga

El tiempo ha pasado, pero aquellas heridas que dejó la violencia no han cicatrizado, siguen sangrando como llagas y heridas frescas cada que se tocan las memorias manchadas de sangre y violencia. Las familias de un pequeño pueblo fronterizo en el Norte de México, quienes fueron víctimas del crimen organizado, hablan de una manera directa, sin miedo y sin censura. Como ellos mismos lo relatan han perdido demasiado, si no es que todo, al momento de que les quitaron lo que más querían. Historias contadas desde los nudos de garganta de quienes recuerdan. Nudos formados a partir de la impotencia y el miedo que los obligó a abandonar sus lugares de origen para exiliarse en Estados Unidos. Un país que no los recibe con las puertas abiertas; los limita en cuanto a oportunidades y les condiciona sus derechos y libertades. Nos damos cuenta que no es ningún privilegio haber obtenido tal asilo político con las actuales leyes migratorias de EU.

El largometraje cuenta con un gran trabajo de fotografía, la cual retrata los paisajes hermosos, que contrastan con las situaciones verdaderamente desgarradoras que se vivieron ahí. La fotografía a cargo de Axel Pedraza también captura detalles bastante íntimos de los personajes. En sí, el documental contiene númerosos elementos conceptuales que nos roban el aliento. La dirección de arte estuvo a cargo de André Krassoievitch, Paula Caso e Iván Krassoievitch. La música compuesta por Álvaro Ruiz genera una enorme tensión sobre las imágenes que se vuelven sumamente significativas. Marcela también es capaz de crear escenas que no necesitan de diálogos ni palabras para entender y acompañar a las personas en su dolor.

Con imágenes cinematográficas totalmente poderosas, una propuesta visual que te mantiene tendido y en llamas frente a las palabras de las víctimas, el documental busca mantener presente lo que sucede en el México violento de estos últimos años, para que esos actos no se olviden entre la arena del desierto, en cenizas o en los escombros de casas abandonadas. Para que se haga justicia por el pasado y por el presente. El trabajo de Arteaga es crudo y majestuoso, es notable su trabajo en la dirección y la puesta en escena durante todo el documental; aportando nuevas formas de narrar el cine de no ficción, con un nivel de detalles impresionante y una enorme valentía para tocar los temas que aborda en su filomgrafía. Definitivamente es una película que vale muchísimo la pena ver, recomendar y preservar en la memoria.

Bad hombres de Juan A. del Monte Madrigal y R. Ruíz Patterson

La ópera prima a cargo de los directores Juan A. del Monte Madrigal y R. Ruíz Patterson, toma su título de la frase de Donald Trump al hablar sobre inmigración, "Tenemos algunos 'bad hombres' aquí y los vamos a expulsar".
(We have some bad hombres here, and we're going to get them out). Este documental, retrata la vida de un grupo de personas deportadas que viven entre la basura de un llano fronterizo de Tijuana. Mientras se preparan para volver a cruzar a Estados Unidos, el largometraje registra las condiciones precarias en que vive esta comunidad, con escasez de alimento y una higiene que resulta casi imposible.

Entre sueños y reflejos de sí mismos que se han roto, los migrantes se aferran con fuerza a su devoción a Dios, al grado de sentir que la fe es lo único que les queda. Luchan día a día por sobrevivir. Rodeados de animales silvestres y venenosas víboras de cascabel. Sin embargo, el documental nos lleva a descubrir que se aloja más veneno en la indiferencia política que existe por ayudar estas personas. Primero está un país que los deporta a otro territorio que también los rechaza y que muchos de ellos no conocen o donde ya nos tienen a nadie que los ayude. Desafortunadamente ante esta situación, solo consiguen encontrar un falso refugio entre el cartón, el plástico y las drogas.

Podría interesarte: DocsMx 2019: Docs Talks: Conversaciones con Barbara Miller, directora de #Female Pleasure

Además de la religión, el documental nos presenta a Erika, una chica que le añade destellos de humor al relato. La joven escapa constantemente de su realidad, para enfrentar con optimismo su día a día. Se apoya en referencias pop de su generación y lleva en estandarte a artistas como Selena Quintanilla o Gloria Trevi, quienes le dan fuerza y valor para enfrentar su contexto. Una vez más, nos queda claro que la música y el cine pueden salvar hasta los días más tristes. Por otro lado, este trabajo nos recuerda que es importante no olvidarse de todos los migrantes que necesitan de la ayuda de los demás.

Se aprecia en el documental la solidaridad que caracteriza a estas comunidades, a las mismas personas que Trump llamó, bad hombres. Cada personaje que aparece, muestra su lado más humano, lleno de lucha, de esperanzas y de una humildad que ha sido pisoteada. Personas que aspiran a oportunidades que no existen en sus países y por los tanto se ven obligados a arriesgar sus vidas y sus libertades por el sueño americano.

Para consultar la programación de DocsMx puedes revisar la información completa en la página web del festival.

No te vayas sin leer: DocsMX 2019: Celso Piña. El rebelde del acordeón

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos