Artículos

TIFF 2019: Honey Boy ya tiene calificación de la crítica

Shia LaBeouf ha conquistado a la crítica con el honesto relato sobre su infancia, la explotación infantil, la adicción y el abuso removiendo su tormentoso pasado

Artículos

TIFF 2019: Honey Boy ya tiene calificación de la crítica

Shia LaBeouf ha conquistado a la crítica con el honesto relato sobre su infancia, la explotación infantil, la adicción y el abuso removiendo su tormentoso pasado

POR Alejandra Lomelí -

Shia LaBeouf es quizás uno de los actores jóvenes más conocidos de Hollywood, y aunque su mayor éxito llegó con Transformers - 57%, empezó su carrera cuando todavía era un niño. Pero gran parte de su fama la logró gracias a una sobreexposición de sí mismo que lo convirtió en una figura polémica que llamaba la atención por su mal comportamiento y constantes detenciones. Dentro de este periodo, el actor experimentó en el cine independiente con éxitos moderados en películas como Ninfomanía: Primera Parte - 75% / Ninfomanía: Segunda Parte - 60% y Dulzura Americana - 79%, así como Borg vs. McEnroe - 74%. Tras un par de años alejado de la gran pantalla debido a su rehabilitación, ha regresado con Honey Boy - 90%, una película confesional en la que profundiza en su niñez y en otros aspectos que lo convirtieron en una persona conflictiva.

Podría interesarte: Shia LaBeouf: el trauma de la infancia que descarriló su vida y su carrera

Como suele ocurrir, muchos actores son consumidos por su propia fama y, en estos casos, no conocemos los traumas que dieron forma a sus atormentadas personalidades, LaBeouf ha hecho un examen en sus recuerdos para elaborar el guión de esta película que escribió como parte de su programa de rehabilitación y asumiendo “el desafío terapéutico de interpretar una versión de su propio padre, un ex payaso de rodeo y un delincuente”, declaró en una entrevista para Variety.

Dirigida por Alma Har'el, la historia sigue a Otis (Noah Jupe / Lucas Hedges), un niño de 12 años que descubre desde muy joven la fama de Hollywood. Su padre es un antiguo payaso de rodeo con diversos problemas, ahora sin trabajo, que decide convertirse en su guardián. Cuando Otis no está divirtiendo a un selecto público pasa el rato con él en hoteles de poca monta situados en las afueras de las ciudades a las que acude a grabar. La convivencia entre ambos es muy compleja: Otis se ve obligado a sufrir sus abusos mientras ambos intentar dar sentido a una relación que se reproduce en el tiempo a lo largo de más de una década.

Calificada por el propio Shia LaBeouf como un “exorcismo” debido a que tuvo que “hurgar en los áticos de mi alma tratando de resolver las cosas, descifrar mi pasado”, la película tuvo su estreno mundial en el Festival de Cine de Sundance, pero ha sido en su reciente proyección en el Festival de Toronto donde el actor se ha sincerado mucho más.

A diferencia de otros de sus largometrajes, Honey Boy ha recolectado comentarios favorables por parte de la crítica por lo que ha obtenido una calificación casi perfecta en nuestro Tomatómetro. Los expertos han elogiado el terapéutico guión escrito por el actor quien no escatimó en profundizar en sus problemas arraigado y su constante lucha con sus demonios, por lo que resulta un ejercicio introspectivo inventivo y admirable.

Esta autobiografía también ha resaltado por su atrevido estilo que le permite existir como una meta pieza personal. Pero Honey Boy también sirve como un estudio sobre el estrellato infantil, la adicción y el abuso sin perder el tono humano.

Honey Boy - 90% ha sido todo un éxito de crítica, por lo que, a continuación, haremos un repaso por sus reseñas más destacadas.

Lee también: Moon Knight: Shia Labeouf y Andrew Garfield podrían estar compitiendo por el papel principal

Benjamin Lee de The Guardian:

Para LaBeouf, el guión era literalmente una forma de terapia para problemas profundamente arraigados con los que todavía lucha y, como tal, es un ejercicio inventivo y admirablemente introspectivo.

Tomris Laffly de Time Out:

Shia LaBeouf purga a los demonios de su pasado en un examen autobiográfico de estilo atrevido.

Brian Tallerico de RogerEbert.com:

... es un drama fascinante, siempre existiendo como una meta pieza personal para un hombre que trata abierta y artísticamente su pasado y al mismo tiempo es un estudio del estrellato infantil, la adicción y el abuso.

A.A. Dowd de AV Club:

Como una forma gloriosa de terapia dramática, Honey Boy es fascinante.

Leah Greenblatt de Entertainment Weekly:

... es una ventana intrigante hacia LaBeouf, el niño que se convirtió en una estrella y luego en un náufrago y luego en un remate; luego, de alguna manera, luchó para regresar a un lugar donde es dueño de su historia... y puede contarla exactamente cómo quiere.

Dustin Chase de Texas Art & Film:

... es una experiencia conmovedora ver como Shia LeBeouf encuentra catarsis al poner su propio pasado brutal en la pantalla.

Kristy Puchko de Pajiba:

... es audazmente humana y profundamente desgarradora.

James Clay de Fresh Fiction:

... es una película que brinda a los hombres la oportunidad de trabajar sus emociones desde adentro hacia afuera. No se trata de lo que existe en el exterior, sino de cómo examinar la egomanía en el interior.

Jake Cole de Slant Magazine:

LaBeouf presenta lo bueno y lo malo sin juzgar, y le da a los momentos de ternura de Honey Boy una naturaleza frágil que los hace aún más desgarradores.

Nate Adams de The Only Critic:

... la película termina careciendo de un sentido de urgencia y se parece más a una sesión de terapia...

También podría interesarte: Los actores más odiados de Hollywood

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos