Noticias

Shia LaBeouf: el trauma de la infancia que descarriló su vida y su carrera

El actor de 33 años ha pasado por momentos realmente vergonzosos en público, pero la mayoría ignoramos la historia que hay detrás

Noticias

Shia LaBeouf: el trauma de la infancia que descarriló su vida y su carrera

El actor de 33 años ha pasado por momentos realmente vergonzosos en público, pero la mayoría ignoramos la historia que hay detrás

POR Eduardo López -

Todos conocemos a Shia LaBeouf, el protagonista de Transformers - 57% que parecía estar destinado a convertirse en una estrella pero que terminó convirtiéndose en una figura polémica que llamaba la atención por payasadas y medio mundo dejó de tomarlo en serio. Sin embargo, lo que muchas veces ignoramos los espectadores al ver a las celebridades colapsar bajo el peso de su propia fama son los terribles traumas que dieron forma a sus atormentadas personalidades

También te puede interesar: Moon Knight: Shia Labeouf y Andrew Garfield podrían estar compitiendo por el papel principal

En el caso de LaBeouf se trata de un trauma de infancia muy terrible como para ser tomado a la ligera. La infancia es la etapa más importante en el desarrollo de un individuo y lo que sucede en ésta repercute años y décadas después de una forma permanente, por lo que la vida de una persona que ha pasado por una experiencia traumática es una lucha constante contra sus recuerdos e impulsos reprimidos.

En estos momentos el actor está teniendo un gran éxito con la cinta Honey Boy - 90%, escrita y co-protagonizada por él. El proyecto ha obtenido una gran aclamación de parte de la crítica, tanto por la historia conmovedora que cuenta (y la forma de contarla) como por la actuación que da LaBeouf, quien interpreta a su propio padre.

La figura paterna del también actor de Ninfomanía: Primera Parte - 75% fue un traficante de drogas y un auténtico hippie, pero al mismo tiempo fue una gran inspiración. En una entrevista con Vanity Fair en 2008 contó:

No era que fuera un mal padre, porque era un gran padre, no podría haber deseado un mejor padre, especialmente por lo que estoy haciendo ahora. Pero en ese momento, la fiesta nunca se detuvo para él.

También te recomendamos: ¿Cuándo y cómo arruinó Michael Bay la franquicia de Transformers?

Pero el verdadero trauma que cargaba el actor en su interior era algo mucho peor, pues a los 10 años escuchó cómo un hombre abusaba sexualmente de su madre, así lo reveló en una extensa entrevista con Esquire en marzo de 2018:

Me congelé, el hombre salió corriendo y mi madre corrió tras él. Dave [un vecino] vino corriendo. Recuerdo que tenía una ballesta.

El atacante nunca fue encontrado y dentro del joven LaBeouf creció una gran rabia que mostró en público en más de una ocasión, aunque él fue consciente de ello hasta que entró a rehabilitación en 2017:

Cuando fui a rehabilitación el año pasado, me dijeron que tenía TEPT [Trastorno de estrés postraumático]. La primera vez que me arrestaron con un cargo real, surgió de la misma mierda. Un tipo chocó contra el auto de mi madre con su auto en un estacionamiento, y mi cabeza fue directamente a ‘¡Necesitas vengar a tu madre!’ Así que fui tras el tipo con un cuchillo.

La violencia ejercida contra su madre lo hizo vivir con miedo y por esa razón se compró una pistola en cuanto pudo, con la cual dormía todo el tiempo. Parte de su tratamiento para el TEPT fue la terapia de exposición prolongada, la cual consiste en acercarse a los recuerdos relacionados con el trauma:

Te la pasas hablando de eso. Sigues sacando el tema, actuando, pensando en su olor. De cualquier manera que puedas llegar a él. Y mucha de mi mierda tiene que ver con mi relación con mi papá. Ese tipo es mi gasolina. Podría ponerme frenético, es la razón por la que me convertí en actor.

No te pierdas: Shia LaBeouf arremete contra la saga Transformers: "son irrelevantes"

Entre las múltiples controversias del actor vimos un performance donde se puso una bolsa de papel en la cabeza con el texto “Ya no soy famoso”, en otro se grabó a sí mismo viendo un maratón de todas sus películas, pero él mismo está conciente de que todo eso no fue lo que quería lograr con su carrera.

Todo indica que su tiempo en rehabilitación y la realización de Honey Boy han sido una catarsis para LaBeouf y ha rendido fruto el trabajar en sus traumas. Ha quedado lejos el chiquillo que repetía incansablemente “no no no no no” en Transformers.

No te vayas sin leer: Los actores más odiados de Hollywood

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos