Artículos

RESEÑA: El Cristal Encantado: La Era de la Resistencia

El legado de Jim Henson sigue vivo en la nueva producción de Netflix que se decide por las marionetas y escenarios móviles tal como en el clásico de culto de 1982; en esta reseña analizamos su primera temporada.

Si eres de los que quedaron encantados con la maravillosa El Cristal Encantado - 72%, de seguro estás de enhorabuena con la llegada de El cristal encantado: La era de la resistencia - 93%, la serie que continúa la tradición de Jim Henson de contar historias de acción real donde las marionetas y los escenarios móviles son los grandes protagonistas. En pleno 2019 nos dirigimos a Thra para ser testigos de una ambiciosa e insuperable entrega de fantasía oscura que honra su ingenio y legado para expandirse a nuevos horizontes.

No te lo pierdas: El Cristal Encantado, de Jim Henson y Frank Oz, ¿qué dijo la crítica de este clásico?

Han pasado casi mil trígonos (años) desde que supimos algo nuevo de la vida en aquel planeta. Con el cristal encantado como su fuente de vida y sabiduría, Madre Aughra, quien ha sido su protectora por quién sabe cuántos años, decide entregar el cristal a los Skeksis, unas criaturas que lucen como buitres, para que sean quienes lo cuiden por ella. La llegada de estos seres a un planeta lleno de especies que viven en armonía altera la paz puesto que sus intenciones no son buenas: ellos terminan usando el poder del cristal para volverse inmortales, y eso hace que la energía de Thra vaya desapareciendo poco a poco.

Dicho planeta llega al borde de la extinción debido a que las criaturas aladas satisfacen su sed de tener una vida prolongada, pero eso no es todo, pues el actuar de los skeksis provoca que se libere una energía conocida como El Oscurecimiento, que daña todo lo que toca y pone en peligro a las criaturas que habitan en el lugar. Mientras el mal se desarrolla desde el primer episodio, la serie presenta un mundo rico en personajes y escenarios que bien podrían salir de la Tierra Media de J.R.R. Tolkien . Así tenemos a los gelflings, unas criaturas que viven en armonía y nos recuerdan a los elfos. Se dividen en clanes, cada uno con su propia cultura y forma de ver el mundo. Hay guerreros, hay campesinos y también hay quienes gobiernan aunque tengan que rendir cuentas a los skeksis.



Como indica el nombre de la serie, es cuestión de tiempo para que se forme una resistencia, y esta llegará en el momento que los gelflings descubren lo que se ha hecho con el cristal encantado. Allí es cuando se produce una impactante guerra entre los dos bandos, pero el camino a recorrer es igual de satisfactorio que el conflicto y es digno de una obra maestra del género de la que tanto Henson como Frank Oz solo podrían estar orgullosos.

Te recomendamos: El Cristal Encantado: La Era de la Resistencia muestra dos parejas LGBT y el público reacciona

La narrativa es típica del género de fantasía y es el mejor punto de partida para los novatos en el género. Si bien hay ciertos temas familiares y guiños a la película, no es necesario verla para entender porque los episodios cuentan una historia que sucedió miles de años antes. Aunque la temática puede fácilmente ser la de cualquier producción relacionada a la hechicería y los caballeros con espadas, son los pequeños detalles los que hacen de El Cristal Encantado: Era de la Resistencia un producto único. Los hermosos escenarios de Thra, las introducciones de los personajes, los diálogos e incluso la forma en la que se exploran las relaciones son las que hacen que la historia se venda por sí sola. A eso se suma otro detalle que la hace tan especial y es que sus inusuales creaciones se sienten tan reales que destilan humanidad. Nadie se olvida del espíritu artesanal de la ficción, y se nota poco o nada que son unos títeres los que vemos a través de la pantalla.

Es fácil empatizar con la precuela de El Cristal Encantado porque el mundo ficticio en el que se desarrolla la trama no está muy alejado del nuestro: hay habitantes de todos los tamaños, formas, colores y personalidades que tratan de dejar sus diferencias de lado para unirse por una misma causa, que es la de evitar la destrucción de donde viven a manos de fuerzas malignas. Bueno, quizás el nuestro a veces no parezca tan armonioso como el de los nativos de Thra, pero de eso va la serie dirigida por Louis Leterrier.

Las voces hacen un gran trabajo y hay que decir que se ve mejor en inglés al contar con un elenco lleno de estrellas como Helena Bonham Carter, Simon Pegg, Taron Egerton, Lena Headey, Jason Isaacs, Nathalie Emmanuel, Andy Samberg, Benedict Wong, Natalie Dormer y Mark Hamill por mencionar algunos. Y cuando no hablan, las marionetas igual están ahí, transmitiendo emociones como nadie más podría hacerlo.

A pesar de ser una historia llena de personajes simpáticos, hay que destacar que se trata de un producto destinado al público adulto. Sí, muchos de los protagonistas son un gran ejemplo de valentía, determinación y bondad, pero hay mucha violencia que podría impactar a los más pequeños; hay enfrentamientos y muchas veces son los personajes que nos parecen lindos los que mueren de forma dramática. De igual manera no deja de ser una serie que la familia puede disfrutar, porque aún cuando da miedo está llena de esperanza y mensajes sinceros.

No cabe duda que Netflix apostó fuerte y salió muy bien parado. Teniendo en cuenta que estamos en una época en la que lo que más se vende a través de la pantalla son la nostalgia, los remakes, y blockbusters, El cristal encantado: La era de la resistencia - 93% se siente como un soplo de aire fresco que triunfa desde lo más vital: una buena historia, la técnica detrás de ella, personajes que son de lo más entrañables y mucho corazón. La magia sigue ahí.

Continúa leyendo: Películas que tardaron mucho tiempo en realizarse

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos