Artículos

Razones por las cuales Avatar: La Leyenda de Aang es mejor que el resto de series animadas

Hace 14 años, apareció en televisión una animación que se convertiría en una de las obras cumbres del siglo XXI. Aquí los motivos de su grandeza

Artículos

Razones por las cuales Avatar: La Leyenda de Aang es mejor que el resto de series animadas

Hace 14 años, apareció en televisión una animación que se convertiría en una de las obras cumbres del siglo XXI. Aquí los motivos de su grandeza

POR Sofi Terracota -

Avatar: La Leyenda de Aang, originalmente conocida como Avatar: The Last Airbender, se estrenó silenciosamente en el año 2005 a través de la señal de Nickelodeon. Fue creada por Bryan Konietzko y Mike DiMartino, un par de animadores que se ganaron al mundo por concedernos una serie monumental que al día de hoy continúa maravillando a todas las generaciones. Pero, ¿qué pasa con el título pretencioso del artículo? ¿De verdad esta serie es capaz de superar todas las otras animaciones que han visto la luz del mundo? Vamos a averiguarlo.

No te pierdas: Avatar: La Leyenda de Aang, el rompecabezas de una gran historia

La Leyenda de Aang sacudió a los televidentes en una época provista de títulos arrolladores como The Wire o Los Soprano. La serie fue creada para un público infantil y juvenil, pero muy pronto los más grandes descubrieron algo más en ella, una narración bien definida que deja fuera del juego a muchas producciones multimillonarias. Con 61 episodios de 23 minutos aproximadamente, The Last Airbender logra construir una aventura para los espectadores de todas las edades que logra permanecer en la memoria y, sobre todo, en el corazón.

La industria de la animación nos ha entregado joyas inolvidables como Hora de Aventura, Dragon Ball, Gravity Falls, Rick y Morty, Batman: La Serie Animada y muchas más, pero es momento de admitir que Avatar: La Leyenda de Aang tiene un sitio demasiado especial en la historia del medio. Finalizó en 2008 y, a diferencia de otras, ha logrado envejecer bastante bien. ¿Cuáles son las razones que convierten a The Last Airbender en una obra suprema? A continuación las presentamos:

El planteamiento es fenomenal

Justo desde el principio, Avatar: La Leyenda de Aang explica el conflicto principal, dejando muy en claro quiénes son los buenos y los malos, sus objetivos y temores. La guerra iniciada por la Nación del Fuego en busca de la supremacía nos recuerda a los grandes enfrentamientos del mundo real, su historia queda bien definida tan solo en el sección introductoria colocada en cada episodio, una síntesis magistral narrada por Katara que invita al espectador a adentrarse en un mundo de grandes maravillas donde las aventuras no cesan.

— ¿Por qué no nos dijiste que eras el Avatar? — Porque... nunca he querido serlo.
— ¿Por qué no nos dijiste que eras el Avatar? — Porque... nunca he querido serlo.

Te invitamos a leer: Samurái Jack: una obra maestra de la animación

Su mundo es simple pero está bien construido

Desde el capítulo uno, Avatar: The Last Airbender nos va presentando elementos que al final ejercerán un gran peso sobre el argumento. Poco a poco va soltando los detalles que necesitamos saber para comprender al mundo como conjunto. Tal y como lo reflexionó el Gurú Pathik, todo en la serie está conectado, y como toda gran obra que se respete, hace muy bien su trabajo al momento de construir la bases de la aventura.

Lo anterior puede ser explicado con un ejemplo muy simple. Aang crece como un nómada aire y pasa sus primeros doce años entrenando, cuando la serie inicia ya es un maestro excepcional, sin embargo, para alcanzar su destino último como Avatar es necesaria la dominación de los cuatro elementos. Una vez que el equipo conoce a Toph, Aang inicia su entrenamiento para convertirse en un maestro tierra, pero lo hace con grandes dificultades debido a que se trata de su elemento opuesto. Toph instruye a Aang en el método: esperar y escuchar, ella es ciega y detecta las vibraciones del suelo. Nosotros, al igual Aang, vamos comprendiendo la Tierra-Control (earth bending), entendemos que la técnica nace a partir de los tejones-topo y que la esencia es la conexión con el elemento. Para cuando Aang enfrenta a Ozai en el capítulo final, lo vemos utilizar esta habilidad por primera vez: cierra los ojos, espera, escucha y ejecuta el bending, un momento emocionante que demuestra la maestría del Avatar sobre la tierra. Todo conectado. Ejemplos así son abundantes.

Aang espera y escucha.
Aang espera y escucha.

Los personajes crecen

Nada en Avatar: La Leyenda de Aang queda estático, todo fluye con una belleza extraordinaria. Los personajes de la serie se caracterizan por estar bien definidos y poseer curvas tratadas hasta el mínimo detalle. Incluso el personaje que luce como el más simple y destinado a convertirse en la burla de todos, Sokka, nos demuestra que en él existe una evolución desde el primer capítulo y hasta el final cuando se convierte en el líder digno de su padre que siempre quiso ser. Todos los protagonistas de la serie se desarrollan con excelencia.

Las secuencias de acción son brillantes

Con Avatar: The Last Airbender no pasarás ni un momento de aburrimiento. El dinamismo de los cuatro elementos en batalla da paso a los enfrentamientos más creativos y los momentos más épicos. Cada episodio cuenta con su buena dosis de acción, algo que en definitiva no es superado por La Leyenda de Korra, por numerosas animaciones y mucho menos por la lamentable adaptación de 2010. Pocas series nos deslumbran con luchas tan bien pulidas como aquellas protagonizadas por el Equipo Avatar. Por supuesto, las dos mejores son las observadas justo en el final.

Contiene uno de los mejores arcos de redención de la historia

No podíamos concluir este artículo sin hacer una mención especial al personaje más cuidado de toda la serie. El arco del príncipe Zuko fue abordado por los escritores con una destreza que muy pocas veces podemos encontrar. Inicia como una especie de villano, después pasa a ser un antihéroe y culmina como héroe; el desarrollo del heredero de la Nación de Fuego es una inspiración para todos los escritores que sueñan con construir un personaje excepcional, la redención es tan satisfactoria que resulta imposible no estar de acuerdo con que estamos ante la mejor figura de la caricatura.

También puede interesarte: Series animadas que Netflix podría adaptar a live-action después de Avatar: La Leyenda de Aang

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos