Artículos

Samurái Jack: una obra maestra de la animación

Los fans de casi cualquier género podrán encontrar en Samurai Jack razones para disfrutar de sus episodios, con easter eggs de Star Wars, Alicia en el País de las Maravillas, Mi Vecino Totoro y muchas referencias a la cultura popular.

Artículos

Samurái Jack: una obra maestra de la animación

Los fans de casi cualquier género podrán encontrar en Samurai Jack razones para disfrutar de sus episodios, con easter eggs de Star Wars, Alicia en el País de las Maravillas, Mi Vecino Totoro y muchas referencias a la cultura popular.

POR Rafael J. Reynor -

Entre las series animadas de inicios de los 2000 que podían ser disfrutadas por los niños y los adultos, Samurai Jack - 100% ocupa un lugar especial, pues se trata de una de las aventuras más entretenidas y épicas de este nuevo siglo, además de ser un increíble híbrido de diversos géneros ensamblado con una estética minimalista que, sin embargo, dotaba de gran personalidad a sus personajes.

También te puede interesar: Tu Nombre y En Este Rincón Del Mundo: dos visiones humanas plasmadas en animación

Samurai Jack surgió de la mente de Genndy Tartakovsky, animador ruso responsable de El Laboratorio de Dexter y Star Wars: The Clone Wars, así como de la película Hotel Transilvania - 44% y su secuela. En Samurai Jack Tartakovsky quiso contar una historia para adultos que pudieran ver y disfrutar los niños también. La solución para que la violencia no fuera problema ni limitante fue convertir en robots a todos los enemigos que Jack partía en dos o más pedazos con su espada.

El tiempo suele ser el juez que pone en su lugar a algunos clásicos que en su tiempo no fueron valorados como se merecían, y en el caso de Samurai Jack se convirtió en una serie de culto de la que muchos esperaban ver algún día su final, pues fue cancelada su producción tras terminar la cuarta temporada en 2004.

Por fortuna para los fans, y a diferencia de otras series que se quedan inconclusas para siempre, Samurai Jack tuvo su final este 2017. Genndy Tartakovsky tenía pensado poner punto final a la historia de Jack en una película, pero ésta nunca se materializó y terminó convirtiéndose en una quinta temporada que puede verse como una película de 5 horas, a diferencia de las anteriores temporadas en las que cada capítulo era auto conclusivo.

También te recomendamos: Películas de anime amadas por la crítica

Samurai Jack es la historia del pequeño heredero del emperador de Japón, que ve morir a su familia y a su pueblo a manos del malvado demonio Aku (palabra japonesa para referirse al mal), el cual sólo puede ser vencido con una katana que le da su padre. Pero para enfrentarse contra el mal supremo no bastaría con un arma mágica, y por eso es llevado a entrenar por todo el mundo; aprende las técnicas de combate de una tribu africana, de egipcios, griegos, rusos, mongoles, vikingos y la arquería la aprende del mismo Robin Hood. Todo esto parece suficiente para acabar con Aku, pero cuando el héroe está a punto de asestar el golpe final, el villano usa sus últimas fuerzas para deshacerse de él enviándolo al futuro, un mundo distópico completamente diferente al que conoció el samurái.

Desde ahí comienza la aventura del samurái Jack para regresar al pasado, y en su viaje se encontrará con todo tipo de enemigos y aliados; algunos capítulos parecen extraídos de un western, donde se enfrenta a vaqueros robots y rufianes extraterrestres; en otros casos vemos a bárbaros medievales (que también pueden ser robots) conviviendo con guerreros tribales en escenarios cyberpunk, y en este universo convive la mitología nórdica, egipcia, griega, hindú y casi cualquier otra sin problemas.

Liberando esclavos y rompiendo maldiciones por donde pasa, Jack conoce a personajes memorables como “El Escocés”, quien pasa de ser su rival a convertirse en uno de sus amigos y aliados. En una ocasión ayuda a 300 guerreros espartanos (así, es 300) contra un ejército de minotauros robots que los ataca constantemente. En otra se enfrenta a un ejército de zombies y espectros en un cementerio maldito.

En Samurai Jack, Tartakovsky vertió su pasión por la acción, los samurais, la ciencia ficción, la fantasía, y dotó los fotogramas de cada capítulo con una calidad cinematográfica de la que no cualquier caricatura puede presumir. El espectador puede deleitarse con los numerosos escenarios excelentemente diseñados y de los que presentamos a continuación algunos ejemplos. Prácticamente cada fondo es una gran ilustración en sí misma.

Con unas cuantas líneas rectas y curvas los personajes son dibujados y adquieren vida sin problema alguno, y Tartakovsky demuestra en este caso que menos es más. La acción por montones es igual que el estilo de dibujo y se complementan perfectamente.

Ejemplos de la genialidad de esta caricatura se encuentran en un capítulo “La historia de X-49", una rareza de género noir, sobre un robot con sentimientos que es chantajeado por Aku, quien secuestra a su amada perra Lulu, y lo utiliza para matar al samurái. La forma de contar la historia, con la voz en off de X-49 y la ambientación musical con trompeta homenajea a las películas de detectives, y termina como muchas de éstas, sin final feliz.

Otros episodios deben ser catalogados como obras maestras, como el caso de “Las estaciones de la muerte”, cuatro cortometrajes sin relación entre sí que suceden en las cuatro estaciones del año y cada uno está magníficamente realizado y puede disfrutarse sin conocer el resto de la historia.

Pero ningún héroe es grande sin un villano, y el malvado Aku es el más malo de todos. Al principio sólo es presentado como un demonio despiadado, pero su origen es contado en “El nacimiento del mal”, un especial de dos capítulos que nos muestra a la maldad primigenia en el cosmos como una mancha negra monstruosa a la que se enfrentan los dioses Odín, Rama y Ra. Aunque el mal parece ser destruido por esa ecléctica trinidad, un fragmento se escapa girando por el espacio y alcanza a la Tierra; su impacto causa la extinción de los dinosaurios y el lugar del impacto será el sitio donde Aku tomará forma mucho tiempo después.

Los fans de casi cualquier género podrán encontrar en Samurai Jack razones para disfrutar de sus episodios, con easter eggs de Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza - 93%, Alicia en el País de las Maravillas - 79%, Mi Vecino Totoro - 93% y muchas referencias a la cultura popular. En un capítulo el protagonista se enfrenta a un ejército de insectos robots; en otro a un ninja robótico; y en otro se ve en medio de una batalla de robots descomunales (mechas). ¿Necesitas más razones para querer verla? Aquí les dejamos algunas:

-En el segundo capítulo, "El Samurai llamado Jack", aparece un perro similar a Perro Grande de la caricatura Dos perros tontos.

En el capítulo 8, "Jack contra Mad Jack", aparece un cazarrecompensas muy parecido a Chewbacca, de Star Wars.

Huntor, un personaje de "El Laboratorio de Dexter", aparece como otro cazarrecompensas también en el capítulo 8.

En el capítulo 23, "Jack contra Demongo, el recolector de almas", aparece Lobo, un personaje de DC Cómics.

El capítulo 24, "Jack está desnudo", es un homenaje a Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll .

En el capítulo 29, "El bueno, el malo y la hermosa", aparecen Tiro Loco McGraw y Pepe Trueno, dos personajes de Hanna-Barbera. El título del capítulo es una referencia a El Bueno, El Malo y El Feo - 97%, película dirigida por Sergio Leone.

La criatura del capítulo 33, "Jack y la criatura", está basada en Totoro, el conejo gigante de la película de Hayao Miyazaki, Mi Vecino Totoro - 93%.

En el capítulo 45, "Jack pierde la memoria", aparece un alien muy parecido a Greedo, de Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza - 93%.

El capítulo 47, "Jack y los seres voladores", tiene muchas similitudes con Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza.

En el sexto capítulo de la quinta temporada aparece un robot muy parecido a Popeye el marino y también sale Astro, el perro de Los Supersónicos.

Adrián Massanet de Espinof, comparó acertadamente a Samurai Jack con La Odisea de Homero, pues es la historia arquetípica del viaje de regreso a casa y, además, de acuerdo a Jorge Luis Borges, de las historias de aventuras. La quinta temporada que llegó 13 años después pudo omitir la censura a la violencia pues ya no era dirigida para niños ni transmitida por Cartoon Network, y por primera vez vemos sangre y muertes de personajes de carne y hueso. El final no dejó satisfechos a todos los fans, pues algunos lo sintieron demasiado apresurado y anticlimático, pero lo que acontece antes de llegar a ese momento vale cada maldito segundo, pues nos muestra a un Jack decepcionado y atormentado que ha pasado 50 años sin envejecer y que está al borde de la locura; pero la llegada de un nuevo personaje lo lleva por un nuevo camino: una épica historia de redención y sacrificio que pone un digno punto final a esta Odisea del siglo XXI.

No te vayas sin leer: Las mejores películas de anime de 2017

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos