Artículos

Björk en el cine: de cuentos de hadas a bailar en la oscuridad y la gloria de Cannes

La cantante y compositora islandesa tuvo un breve pero satisfactorio paso por el cine. En este artículo repasamos los datos más importantes sobre su vibrante trayectoria

No es algo fuera de lo común que un músico se pase al cine, pero cuando ocurre las cosas no tienden a salir bien. Sin embargo, el caso de Björk, como la música que hace, es inusual. Ella tiene una carrera extensa que arrancó en los años 70 y que luego se dividió entre su trabajo como miembro de grupos de música y su labor como solista, pero su filmografía es más bien algo escasa aunque fascinante y una perfecta compañía para su lado musical.

No te lo pierdas: The Juniper Tree, de Nietzchka Keene, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

La cantante islandesa, que está de visita en México ya que dará dos conciertos en la CDMX, ha trabajado en filmes de bajo presupuesto, completamente eclécticos y hasta en cuentos de hadas oscuros. Björk no teme experimentar y cuenta incluso con más talento en la actuación que otros cantantes a pesar de su corta experiencia. Esto se debe a la calidad de sus videos musicales que la llevan a recorrer un amplio rango de emociones y a convertirse siempre en un personaje diferente. Además ha trabajado con grandes directores conocidos por su trabajo en el cine, como Spike Jonze y Michel Gondry.

El salto al cine lo dio para la película The Juniper Tree de 1987. Fue realizada en Islandia y contó con actores islandeses pero se rodó en inglés con el objetivo de que llegue a un mayor público. El relato cuenta la historia de dos hermanas que escapan de su casa después de la muerte de su madre, quemada en la hoguera por acusaciones de que practicaba brujería. La historia se basa en el cuento The Juniper Tree de los Hermanos Grimm y sigue a las dos hermanas, Margit (interpretada por Björk Guðmundsdóttir), que vendría a ser la bruja buena y Katla (Bryndis Petra Bragadóttir) como la bruja mala que huyen a un lugar donde nadie las conoce. Katla conoce a un campesino viudo que tiene un hijo y lo hechiza para que se enamore de ella, pero Margit trata de ayudar al hijo de este. La película se estrenó tres años después debido a problemas de financiamiento pero competir por el Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance.



A sus 20 años Björk daba una excelente interpretación en el papel de una adolescente a quien le persiguen la tragedia y las extrañas visiones donde se le aparece su madre. Es un trabajo único en su clase y también cantó en algunas escenas pero el papel que le llegó una década después es por el que siempre será recordada en la industria.

Te recomendamos: Björk revela haber sido acosada por un director con quien trabajó

En Bailando en la Oscuridad - 68%, la compositora se pone en la piel de Selma, una mujer trabajadora que esconde un secreto: padece de una enfermedad hereditaria degenerativa que le hace perder la vista de forma progresiva y su hijo también la padece aunque su ritmo es acelerado y por ese motivo ha estado juntando dinero con la esperanza de poder operarlo. Con el tiempo su vida se vuelve miserable y empieza a sufrir alucinaciones donde ve a la gente en números musicales. Para el personaje de Björk, que se lleva toda la película, el baile y la música son su vía de escape de la realidad hacia un mundo donde el dolor no existe. Por eso baila en la oscuridad de su ceguera y su danza equilibra su condición económica y de salud con la depresión que la rodea.

Su interpretación es desgarradora y muy sincronizada con el personaje, lo que le valió el reconocimiento como su mejor trabajo. Recibió un baño de gloria a su paso por el Festival de Cine de Cannes donde el director Lars von Trier recibió la Palma de Oro y ella ganó el premio a Mejor Actriz pero luego de eso decidió abandonar la actuación, aunque no ha dejado el cine del todo. Ha colaborado como compositora en la banda sonora de El Perfecto Asesino - 72%, X-Files, Sucker Punch: Mundo Surreal - 24%, entre otros filmes incluyendo la canción "I’ve Seen it All" que formó parte de Bailando en la Oscuridad.

De von Trier dijo haber aprendido una gran lección (vía El País) y es que las diferencias entre ambos llegaron a comprometer el rodaje de la película:

Lars sabe mucho de cine. La experta en música era yo, así que pasamos un año analizando a Selma (la protagonista) para ponernos de acuerdo en la mujer que queríamos mostrar. A mí me gustan los musicales sin truco. Quiero decir, ser capaz de conjurar la magia de las películas más famosas del cine sin tener que recurrir a los millones y los efectos especiales de una industria que lo puede todo.

Y así como en su momento el director había revelado que primero la contrató para componer la música, ella, con su sinceridad que desarma, explicó por qué creyó que debería ser ella y nadie más la persona que tenga el papel:

No quería ser Selma. Me había convertido en su satélite para componer unas letras que son la parte luminosa de un diálogo sombrío y huía de ella. Cuando vi que la conocía mejor que Lars pensé que debía hacerle justicia.

Continúa leyendo: Actores que odiaron a los directores con los que trabajaron

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos