Artículos

Directores de cine con los cameos más inusuales

Desde prótesis hasta chillidos de animales moribundos, estos son los cameos de directores más inusuales en sus películas

Que un director realice un cameo en alguna de sus películas no es nada nuevo, muchos de ellos disfrutan aparecieron durante unos breves segundos en alguna de sus películas como lo hacía Alfred Hitchcock. Sin duda, los directores tienen la libertad de colocarse en cualquier lugar dentro de la ficción sin importar cuán extraño lo parezca. Y algunas son realmente extrañas.

Podría interesarte: Directores que admiran a Akira Kurosawa

Muchas veces, los directores se esfuerzan para colocarse en un lugar imperceptible, otras veces no es necesario que hagan una aparición física, sino que pueden utilizar su voz en una llama telefónica o en otras acciones como lo veremos en las películas que integran esta lista (vía WhatCulture).

Alfred Hitchcock en un anuncio para bajar de peso

Como ya la decíamos en la introducción, Alfred Hitchcock fue uno de los directores que más ha disfrutado del cameo, convirtiéndose en un verdadero maestro. Antes de que el público esperase la nueva aparición de Stan Lee en las películas de Marvel, los espectadores gozaban con cada nueva aparición de Hitchcock en sus propias películas. A veces, el director aparecía como una persona más que esperaba el tren o como un pasajero en un autobús, sin embargo, en Náufragos - 95%, su aparición fue bastante creativa. En la historia de unos sobrevivientes de un barco hundido, el director jugó con la idea de aparecer como un cadáver flotando a la deriva, pero finalmente se decidió por incluir su imagen en un anuncio para bajar de peso en la parte posterior de un periódico, la marca de este milagroso tratamiento es Reduco Obesity Slayer, marca que también apareció en la película La Soga, en un letrero neón con la silueta del director que se puede apreciar a través de la ventana del departamento en el que transcurre la acción.

Los “cameos” de Hitchcock en el remake de Psicosis

Al ser un maestro del cameo, Hitchcock no dejaría que algo tan simple como estar muerto lo detuviera para seguir teniendo apariciones en películas inspiradas en su trabajo. Tres años después de su muerte, se realizó una secuela de Psicosis - 96% en la que Norman Bates (Anthony Perkins) regresa a casa después de más de veinte años en una institución mental. La cinta fue dirigida por Richard Franklin, quien quería rendir un homenaje a su mentor. En una escena, Norman entra a la habitación de su madre y la silueta de Hitchcock es claramente visible entre las sombras. Franklin incluso fue más allá y copió tomas específicas de la original. Aunque Hitchcock estaba muerto, el deseo obsesivo por recrear Psicosis también significaba recrear el cameo original: en la primera, el director aparecía tras la ventana de la oficina usando un sombrero stetson, en la película de Gus Van Sant de 1998, aparece personificado por un actor y se le ve hablando con Van Sant.

George Lucas como un senador galáctico

Es para sorprender que a George Lucas le haya tomado tanto tiempo aparecer en alguna película de Star Wars ya que ha aparecido en muchas películas de sus amigos como ocurrió en la cinta Un Detective Suelto en Hollywood III - 10% de John Landis o Hook, El Regreso del Capitán Garfio - 30% de Steven Spielberg, sin embargo, en su saga no apareció hasta Star Wars: Episodio III - La Venganza de los Sith - 79%. Lucas aparece cubierto con maquillaje azul asistiendo a la ópera justo antes del gran monólogo de Palpatine. Resulta que el director no está interpretando a cualquier viejo asistente a la ópera, sino al senador galáctico Baron Notluwiski Papanoida y tiene su propia historia heroica. Cinco años después de que saliera la película, la hija de Lucas, Katie (que también aparece en la película como la hija de Papanoida), escribió un episodio completo para la serie The Clone Wars dedicado a hacer que su padre se convirtiera en un increíble agente, muy rudo y con armas de fuego que rescata a su personaje de las garras de Jabba junto a la heroína Ahsoka Tano. También, George Lucas proporcionó los sonidos de tos para el general Grievous.

El silbido de Sergio Leone

Por unos Dólares Más - 94%, el clásico de Sergio Leone del spaghetti western, abre de en la forma tradicional del director: una panorámica que se mantiene aproximadamente durante un minuto en el paisaje del desierto de Texas. En la distancia, la pequeña figura de un jinete a caballo se acerca lentamente, luego, escuchamos los silbidos y el sonido de armas, entonces, se escucha un disparo, el jinete cae muerto y empiezan los créditos. El director le dijo a Ennio Morricone que escribiera la mayor parte de la partitura antes de que estuviera filmada la película, Morricone, utilizó el silbido como un leitmotiv ominoso, por lo que Leone tuvo que asegurarse de que el silbido de apertura fuera exactamente como tenía pensado, es por eso que éstos provienen de él mismo.

Lee también: Directores a los que admira Quentin Tarantino

David F. Sandberg es un Hombre-cocodrilo

¡Shazam! - 88% de David F. Sandberg es probablemente la películas más divertida y alegre que se ha hecho hasta ahora de una propiedad de DC Cómics, es por eso que incluye algunos de los aspectos más extravagantes y cómicos de su material original. La escena que mostró las muchas puertas de la Roca de la Eternidad hizo muchas referencias al extraño mundo de los cómics por lo que no faltó la presencia de los Cocodrilos humanoides del planeta Punkus, y es aquí donde Sandberg hizo su aparición. El director se sometió a varias horas de maquillaje, dejándolo incapaz de ver y doblando constantemente su cuello para que la prótesis de cabeza de cocodrilo se sentara sobre su propia cabeza. “Me alegro de haberlo hecho, pero no quiero volver a hacerlo”, dijo el director con respecto a esta experiencia.

Spike Jonze como un niño alienígena

Spike Jonze es bastante ecléctico con sus apariciones frente a la cámara, incluso cuando escribe reflexivos romances de ciencia ficción sobre el potencial de la inteligencia artificial. En su película Ella - 95%, Jonze creó un concepto de videojuego de realidad casi plausible con el artista digital y cortometrajista David O’Reilly, y luego lo usó para lanzarle groserías a la estrella de la película, Joaquin Phoenix. Jonze y O’Reilly crearon un visual de estilo holograma con múltiples proyecciones y una perspectiva anidada en la que las manos y los dedos de Phoenix en los controladores guiaran a un alienígena a través de un exuberante paisaje.

Los dedos en la alcantarilla de Carol Reed

La apuesta noir de El Tercer Hombre - 100% contiene posiblemente la mejor actuación de un director de cine que actúa en la película de otro director. Quizás, tener que lidiar con un director tan egoísta y obstinado como Orson Welles fue un desafío para la directora Carol Reed. Esta película termina con una persecución a través de las alcantarillas de Viena, pero Welles no tenía interés de ubicarse en las alcantarillas de esta ciudad por lo que se construyó una réplica en los estudios Shepperton en Londres para que Welles la recorriera, sin embargo, dejó a Reed y al equipo que filmasen sin él, esto significó que en los momentos finales de la secuencia, en los que Lim se da cuenta de que está atrapado por una rejilla de alcantarilla sin salida ni posibilidad de retroceso. La verdadera Viena en la que se ven los dedos de Lime saliendo por las rendijas de una alcantarilla no son los de Welles. Fue la propia Reed quien tuvo que bajar a la alcantarilla para mover sus dedos.

Ridley Scott en Alien - El Octavo Pasajero

La primera visión que tenemos de lo que se convertirá en el xenomorfo de Alien - El Octavo Pasajero - 97% es durante su primera etapa en su complicado ciclo de vida, cuando Kane (John Hurt) descubre una cámara de huevos. Antes de que los huevos entren en el casco de Kane, vemos que algo extraño y monstruoso pasa dentro del huevo, esa apariencia se logró colocando intestinos de ovejas y cubriéndolos con el revestimiento del estómago de una vaca, sin embargo, eso necesitaba un elemento de movimiento para darle una calidad realmente inquietante, y fue entonces cuando el Ridley Scott, con admirable decisión, se arremangó y metió su brazo hasta el codo para hacer el movimiento. Así que, cuando vez que John Hurt se acerca al huevo alienígena y mira hacia adentro cuando lo abre, esas son las manos de Scott que hace que las sustancias de muevan.

James Cameron hace mucho de los gritos moribundos de un monstruo

La mayoría de las personas probablemente sabe que las manos que dibujan a Kate Winslet desnuda en Titanic - 88% no pertenecen a Leonardo DiCaprio, sino al propio director James Cameron, pero vale la pena señalar que los cameos del director en sus películas anteriores han sido más creativos. Cameron es conocido porque busca asegurar que cada uno de los aspectos de sus producciones coincidan con sus expectativas, y eso significa que si su equipo de diseño de sonido no entrega el ruido del monstruo moribundo que él imaginaba, entonces tendrá que hacer ese ruido él mismo.

El diseñador de sonido de Terminator 2: El Juicio Final - 92%, Gary Rydstrom, admitió que Cameron rechazó su propuesta de mezclar el ruido del hielo seco y los gritos de los monos para acompañar la muerte del T-1000, por lo que el director le proporcionó una grabación con su propio chillido. En Aliens - 98%, Cameron se sentó en la sala de su casa, cerca de Pinewood Studios, grabándose a sí mismo chillando y silbando, un conjunto de ruidos que ahora se pueden escuchar en la escena de muerte de Queen Alien.

También podría interesarte: Actores famosos que tuvieron cameos en el MCU (y no te diste cuenta)

Jordan Peele y su larga lista de roles de animales moribundos

James Cameron no es el único que puede hacer un buen chillido de criatura moribunda. Mucho antes de ser el aclamado director de clásicos de terror moderno como ¡Huye! - 99% y Nosotros - 95%, Jordan Peele fue un exitoso actor de comedia, por lo que uno pensaría que el director podría interpretar cualquier personaje dentro de sus propias películas, sin embargo, su especialidad es hacer el sonido de animales moribundos y así lo hizo en su debut, ¡Huye!, en la que hace el gemido de un venado que es atropellado por Chris (Daniel Kaluuya). Peele también prestó su voz al peluche de conejo en Toy Story 4 - 96% y en su última película, Nosotros, grabó el chillido de muerte del conejo que es sacrificado.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos