Artículos

Corazón Borrado ya tiene Certificado de Calidad

Aplaudida por la entrega actoral de su protagonista, Lucas Hedges, Corazón Borrado (Boy Erased) se sostiene sobre los pilares de un casting bien integrado por su director y guionista, Joel Edgerton, aun cuando su mesurado tratamiento del tema de las terapias de conversión haya dejado a algunos con ganas de ir un poco más allá

Estrenada el 2 de noviembre del 2018 en los Estados Unidos y próxima a hacerlo en nuestro país, esta película guionizada, dirigida y actuada por el australiano Joel Edgerton ha ganado críticas no extraordinarias, pero sí generalmente favorables. Cumplidora y económica en sus argumentos, Corazón Borrado - 93% dirige la mirada de sus espectadores sin mayores pretensiones ni florituras que la denuncia de una realidad concreta: la intolerancia sexual.

Podría interesarte: Beautiful Boy: siempre serás mi hijo | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Basada en las memorias del mismo nombre del escritor estadounidense Garrard Conley , el filme cuenta la historia de Jared Eamons (interpretado por Lucas Hedges), un joven de 19 años que, al revelar en su hogar su orientación homosexual, se topará tanto con la sorpresa de su madre (encarnada por Nicole Kidman), como con el rechazo y el condicionado ofrecimiento de ayuda de su padre, un ortodoxo pastor bautista interpretado por Russell Crowe: asistir a una terapia de conversión a cambio de no ser relegado de la familia y amigos de su comunidad religiosa. No obstante aceptar la oferta, su visión de la vida cambiará, no sobre la base de los conflictos desatados con su terapeuta (Joel Edgerton), sino partiendo de su propia aceptación.

Con dos nominaciones al Globo de Oro en las categorías de Mejor Actor Dramático, para Lucas Hedges (actor que también protagoniza Regresa a Mí - 76%), y mejor canción original; y una más para Nicole Kidman en la categoría de mejor actriz secundaria en los Critics Choice Awards, lo más aplaudido en Corazón Borrado es sin duda la integración de su cast, así como la ejecución de sus actuaciones, destacando entre todas ellas la de Kidman, la de Joel Edgerton y muy especialmente la de su protagonista, Hedges. En tanto que Edgerton, en su rol de director, ha logrado conseguir comentarios mayoritariamente positivos, mediante un acercamiento al tema de las supuestas terapias de conversión cuya calificación parte de lo mesurado hasta lo estrictamente preciso y necesario.

En seguida ofrecemos un breve recuento de críticas suscitadas por este filme:

Lee también: El Ángel | Un drama criminal en clave pop

En opinión de Richard Roeper del Chicago Sun-Times:

El mayor mérito de Corazón Borrado es que nunca reduce las figuras paternas de Jared a simples personajes caricaturescos de ideas retrógradas y anticuadas.

Para James Berardinelli de ReelViews:

Aunque Corazón Borrado es la representación de toda una serie de injusticias, su mensaje final se centra en las esperanzas y el optimismo que puede acompañar a la aceptación de las diferencias.

Para Leah Pickett de Chicago Reader:

Kidman ofrece una actuación delicada y llena de matices como de costumbre, en tanto que Edgerton en el rol del terapeuta manipulador es inquietantemente preciso.

Johnny Oleksinski del New York Post destaca:

Una historia conmovedora, no muy contundente pero que toca el corazón en última instancia.

Stephanie Zacharek de TIME Magazine por su parte considera que:

Edgerton tiene mucho que decir con Corazón Borrado; es una película virtuosa. Pero Hedges es el palpitante corazón de la película.

En opinión de Adam Graham de Detroit News:

Corazón Borrado tiene su corazón muy bien puesto al denunciar los supuestos centros de conversión gay. No obstante ello, donde debería encender un fuego, apenas emana humo.

En la opinión de Peter Bradshaw de Guardian:

Esta película, seriamente pensada, del escritor y director Joel Edgerton transmite una actuación abierta y generosa de Lucas Hedgs.

Randy Cordova del Arizona Republic apunta:

Como director, la fortaleza de Edgerton es su economía. Sin llegar a lo florido ni lo melodramático, incluso cuando surge la oportunidad. En cambio, su enfoque es tranquilo y abarcador.

Rex Reed del Observer señala que:

La natural franqueza, su honestidad y el comprometido talento de Lucas Hedges, de sólo 22 años, infunden a Corazón Borrado de una pasión y decencia de la cual podría carecer sin su participación.

Peter Debruge de Variety opina lo siguiente:

Edgerton muestra una admirable sensación de moderación, incluso cuando toca todos los ritmos habituales.

En tanto que, para Mick LaSalle del San Francisco Chronicle:

Corazón Borrado es una película de bajo perfil, no especialmente dramática o ambiciosa, aunque sí dedicada a mostrar cómo piensan las personas y cómo, a veces, pueden llegar a cambiar. Dentro de su pequeño alcance se trata de un logro positivo.

También podría interesarte: Llámame por tu Nombre: Así sería el inicio de la secuela

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos