Artículos

Battle Angel: La Última Guerrera | Un romance distópico reimaginado

El encuentro de James Cameron y Robert Rodriguez ha dado una conjunción afortunada de visiones imaginativas para adaptar Battle Angel: La Última Guerrera que ha dejado un poco de lado la profundidad del manga para entregar un espectáculo cinematográfico alucinante

Fueron más de 20 años los que le tomó a James Cameron adaptar y realizar Battle Angel: La Última Guerrera - 55% y, aunque el experimentado cineasta no sea quien dirige esta épica distópica, su mano se deja sentir en todo momento. Fue Robert Rodriguez quien se colocó en la silla del director y el resultado ha sido una conjunción afortunada de visiones imaginativas para crear un mundo futurista deslumbrante que da vida a los personajes creados por Yukito Kishiro que gracias a la tecnología motion capture han diseñado a una Alita (Rosa Salazar) poderosa e increíble, perfilada desde ya como uno de los mejores personajes de acción femeninos que veremos este año en la gran pantalla.

Podría interesarte: Alita: Battle Angel | Reacciones del público a la película son mucho mejores que las de los críticos

Ubicada varios siglos en el futuro, la ciborg Alita se despierta sin recordar quién es y tampoco reconoce el mundo en el que vive. Rescatada del basurero de Iron City por Ido (Christoph Waltz), un médico compasivo, Alita tendrá que adaptase a su nueva vida y aprender a protegerse de los peligros en las calles de Iron City, mientras Ido está convencido de que, bajo ese caparazón de ciborg se oculta el corazón y alma de una mujer joven con un pasado extraordinario del cual intentará protegerla, pero su nuevo amigo, Hugo (Keean Johnson) se ofrecerá a ayudarla a desenterrar sus recuerdos. Pero cuando las fuerzas corruptas de la ciudad empiezan a perseguirla, Alita descubrirá una pista crucial sobre su vida anterior ya que posee habilidades de combate únicas que podría marcar una diferencia sobre el futuro de la ciudad.

Aunque la historia del manga tiene sus coincidencias con La Vigilante Del Futuro: Ghost In The Shell - 44%, Robert Rodriguez y James Cameron han hecho un espectáculo cinematográfico que deja de lado la densidad de sus conceptos para crear una aventura trepidante donde el enfrentamiento entre las fuerzas del bien y del mal delimitan la trama y marcan el ritmo del desarrollo de la historia.

Es cierto que Battle Angel: La Última Guerrera ha prescindido de la profundidad de los conceptos del manga, en definitiva, esta adaptación se occidentalizó y se puede percibir no sólo en la somera definición de la dinámica social de Iron City, sino también en las motivaciones que impulsan a los personajes a actuar de forma determinada, en este aspecto, son los personajes de Jennifer Connelly y de Mahershala Ali los que recienten este tratamiento, presentados en un primer momentos como personajes con objetivos ambiguos (principalmente el de Connelly quien parece debatida entre el bien y el mal debido a su pasado con Ido), terminan siendo personajes sin profundidad, totalmente maniqueos.

Lee también: Alita: Ángel de Combate ya tiene calificación de la crítica

No cabe duda que todo el interés se focalizó en Alita, desde su diseño hasta la fuerza dramática que persiste en un guión poco memorable. Y es que, la mayor virtud de la película radica en la parte formal y técnica.

Aunque para algunos reseñistas Battle Angel: La Última Guerrera - 55% no ha logrado innovar en el terreno cyberpunk, el impacto visual que provoca es sorprendente. Y es que, entendida como una ciencia ficción con aires de aventura, la película consigue crear un espectáculo cinemático muy entretenido y, si se mira de cerca, eso es lo que han hecho Rodriguez y Cameron, una aventura futurista de trasfondo turbio, cuya primera entrega tan solo ha plantado las semillas de un argumento futuro que se antoja emocionante, tenso y misterioso, aunque es verdad que hubiéramos preferido que todo eso lo fuera desde un inicio.

Vale la pena disfrutar de la cinta en pantalla grande para dejarse sorprender por el espectacular diseño de producción, así como por los impresionantes efectos especiales que dan un toque de raro realismo a esa Iron City, aunque nada se compara con la experiencia de ver a la hipnótica Alita desplegando sus habilidades de combate y esos sus enormes ojos que transmiten sentimientos en estado puro: desde la curiosidad genuina por un entorno desconocido hasta la consternación y coraje por los actos más viles. En este sentido, también las escenas de acción son las que han logrado trascender y en las que Robert Rodriguez ha dejado impreso su inconfundible sello.

Te recomendamos: Alita: Battle Angel | Creador del manga da su opinión sobre la adaptación live-action y comparte un póster

Si eres de los que buscan una adaptación fiel al manga, esta película te decepcionará terriblemente, pero si quieres ver una película que reimagina una historia sin maltratar mucho el material de origen, Battle Angel: La Última Guerrera - 55% te convencerá, es más, si te dejas seducir por su grandilocuencia, tal vez coincidiremos en que es una de las mejores películas comerciales de este inicio de año.

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos