Artículos

La Lista de Schindler | A 25 años de la obra maestra de Steven Spielberg

Steven Spielberg dirigió en 1994 una de las obras más conmovedoras y humanas que nos ha dado el séptimo arte. Hoy revisamos La Lista de Schindler a 25 años de su estreno.

Artículos

La Lista de Schindler | A 25 años de la obra maestra de Steven Spielberg

Steven Spielberg dirigió en 1994 una de las obras más conmovedoras y humanas que nos ha dado el séptimo arte. Hoy revisamos La Lista de Schindler a 25 años de su estreno.

POR Mario Alberto Hernández Vega -

"Quien salva una vida, salva al mundo entero".

Hace 25 años el director Steven Spielberg asumió una responsabilidad que en un inicio le asustó demasiado, dirigir La Lista de Schindler - 96%. Al no sentirse preparado le ofreció la dirección al también realizador Roman Polanski quien había sobrevivido a un campo de concentración en Cracovia, sumado al antecedente de que su madre murió en Auschwitz. Polanski rechazó el ofrecimiento y Spielberg tomó las riendas del proyecto y entregó al mundo la que muchos consideran es su mejor filme, obteniendo el reconocimiento de la Academia al ganar siete premios Oscar incluyendo Mejor película y Mejor director, recaudando en taquilla más de 400 millones de dólares en todo el mundo.

Podría interesarte: La Lista de Schindler, de Steven Spielberg, ¿qué dijo la crítica de este clásico?

Basada en la novela El Arca De Schindler de Thomas Keneally publicada en 1982, y ambientada durante la Segunda Guerra mundial, en medio del gran poder nazi, nos narra la historia de Oskar Schindler (Liam Neeson), un empresario alemán con gran talento para las relaciones públicas, quien organiza un ambicioso plan para ganarse la simpatía de los nazis; dando como resultado la creación de una fábrica en Cracovia con mano de obra barata judía. Para ello adquiere la ayuda de Itzhak Stern (Ben Kingsley), un judío que se convertirá en su hombre de confianza y manejará todos sus negocios.

En 1944 ocurre el mayor genocidio en Plaszow, un suceso que Schindler observa con terror. Ese acontecimiento hará que el empresario alemán cree una lista con el nombre de todos sus empleados judíos: familias enteras, rabinos, niños, todos estarán bajo su protección. A la par de lidiar con su amigo Amon Goeth (Ralph Fiennes), un sádico oficial de las SS que fue responsable de muchos asesinatos.

Steven Spielberg es uno de los directores más brillantes, influyentes e imprescindibles que existen hasta la fecha. Es parte de la llamada generación de los setenta, donde realizadores como Francis Ford Coppola (El Padrino - 99%), Martin Scorsese (Taxi Driver - 98%), Brian De Palma (Carrie: Un Extraño Presentimiento - 92%), George Lucas (Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza - 93%), etcétera, le devolvieron el protagonismo al director, arrebatándole el poder a los estudios que en ese entonces ejercían control absoluto sobre las películas. De este modo apostaron por propuestas más arriesgadas, mostrando su visión de autor. Por ello es esencial visitar la obra maestra del director que más ha destacado de esa generación.

En 2017 la cadena televisiva HBO estrenó el documental Spielberg - 93% donde el director comparte sus influencias y motivaciones, además de contarnos historias poco conocidas sobre algunas de sus películas. En dicho documento narra el impacto que le provocó la cinta Lawrence de Arabia - 99% al descubrir que dicha tesis es la crisis de identidad del protagonista, la necesidad de responder a la pregunta ¿Quién soy? Una pregunta que después el propio Spielberg intentaría responder en cada una de sus películas. Para explicarlo se ve en retrospectiva: se define como un niño inseguro ya que no encaja en ningún lugar y al ser judío se sentía doblemente marginado. Algo que de adulto le generaría demasiada culpa, años más tarde ése fue uno de los factores por el que terminaría por aceptar dirigir La Lista De Schindler. Con esto nos demuestra que sus demonios se pueden exorcizar a través de una película, como también lo hiciera en 1975 al presentar la película Tiburón - 98% pues tenía pavor al animal que lleva por título dicha película.

Lee también: Consejos de Steven Spielberg para jóvenes cineastas

Estamos ante la obra más personal de Spielberg. Lo que en otras películas ha mostrado de manera un tanto grotesca y hasta gore -Rescatando al Soldado Ryan - 93%, aquí lo presenta de manera sutil y con respeto hacia un holocausto donde miles de judíos perdieron la vida.

Visualmente es bella, filmada en blanco y negro, algunas escenas con un tono documental para darle más realismo. Dando como resultado ese sentimiento de nostalgia a un suceso bélico que nos sigue como un fantasma hasta la actualidad.

Fue capaz de omitir diálogos para contar parte de la narrativa con imágenes. Ejemplo de ello la niña con abrigo rojo que camina confundida durante el genocidio en Palszow, que sobresale de los demás y llama la atención de un Oskar Schindler montado a caballo. Para después ver a esa misma niña hacia el final de la película tener un destino inevitable.

Nos muestra un análisis sobre los valores humanos, lo que en un inicio sería una jugada perfecta para crear negocios millonarios aplastando la dignidad de los judíos y su poca paga por sus servicios, se transformó en un hombre que sintió la necesidad de protegerlos. Y la forma en la que el amor y hasta el placer ponen a prueba tu existencia, como ocurre cuando Schindler sostiene una conversación muy personal con Amon Goeth, donde el empresario alemán le dice a su compañero que "El control es poder y muchas personas no saben controlarse. Tenemos el poder de matar, por eso nos temen. La justicia es completamente diferente al poder". Una charla que tiene repercusión en Amon y la relación que tiene con su sirvienta judía.

Y en medio del horror, las mujeres judías tienen la esperanza de que no serán asesinadas porque al ser su mano de obra, desean creer que son importantes para los nazis.

Te recomendamos: Rescatando al Soldado Ryan, de Steven Spielberg, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

El trabajo emocional que nos transmite Steven Spielberg con la película también radica en dos departamentos: en el fotógrafo Janusz Kamisnki, quien ha trabajado en otros proyectos del director como Munich - 78% o Lincoln - 90%; y el montaje por parte de Michael Kahn. Ambos ganaron el Oscar por esta cinta. La banda sonora, a cargo de John Williams, es envolvente y nos muestra un ritmo adecuado, acompaña fielmente a cada situación que se presenta a cuadro.

El filme tuvo un rodaje de casi tres meses en Cracovia, Polonia; cerca de donde tuvieron lugar los hechos.

Para interpretar al personaje del empresario Oskar Schindler, Steven Spielberg consideró a los actores Mel Gibson y Kevin Costner, pero terminó por elegir al actor británico Leam Neeson, papel por el cual obtuvo una nominación al Oscar por Mejor actor.

Se cumplirán 25 años del estreno de La Lista de Schindler - 96%, un trabajo que logra causar reflexión en el espectador y por ello ha sido recordada con el paso de los años.

También podría interesarte: Steven Spielberg ha recibido más agradecimientos que Dios en la historia de los Premios Óscar

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos